Razones por las cuales rechazar la falsa doctrina (2 Juan 7-11)



“Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo. Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras”.
2 Juan 7-11

INTRODUCCIÓN


La palabra doctrina aparece en la Biblia más de 50 veces y es utilizada para designar aquellas enseñanzas e instrucciones relacionadas con la revelación bíblica. En la Biblia encontramos infinidad de versículos donde se nos exhorta a estudiar y poner en práctica sus enseñanzas, así como aquellos que nos advierten a cuidar la sana doctrina y huir de aquellos que enseñan falsas doctrinas: “Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y va la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales”, (1 Timoteo 6:3). En estos versículos que hoy leímos de 2 Juan vemos una exhortación muy parecida además de algunas razones por las cuales debemos rechazar la falsa doctrina.

razones-por-las-cuales-rechazar-falsa-doctrina
Razones por las cuales rechazar la falsa doctrina

                        I.         ¿RAZONES POR LAS CUALES DEBEMOS RECHAZAR LA FALSA DOCTRINA?


Como leímos en 1 Timoteo 6:3, debemos apartarnos de la falsa doctrina, pero ¿por qué hacerlo? Bueno, podemos ir a la misma Biblia y específicamente a estos versículos de 2 Juan y encontrar al menos tres razones de peso. Veamos.

1.     Porque enseñan mentiras acerca de Cristo.


“Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne”.

En este versículo leemos que muchos engañadores han salido por el mundo confesando que Cristo no ha venido en la carne. Aquí podemos resaltar dos cosas, la primera es que les llama engañadores, es decir, Juan nos dice que han surgido muchos mentirosos que enseñan cosas que no están de acuerdo con la sana doctrina. Lo segundo que vemos es que estos engañadores hablan mentiras acerca de Cristo. Hoy hay muchas cosas que se dicen acerca de nuestro Señor, muchas mentiras que menoscaban su carácter divino y redentor, por ejemplo, algunos enseñan que nos es Dios, sino el primer ser creado, otros que nunca fue un ser de carne y hueso sino un espíritu, otros que es un ser que llego a alcanzar la divinidad por sus meditaciones y entrega a Dios y que nosotros también podemos llegar a ser como El, otros lo consideran solo un gran profeta, otros dicen que fracaso en su misión y por ello Dios ha levantado otro mesías, y así muchas mentiras se dicen en cuanto a su persona, por ello debemos rechazar la falsa doctrina.

           2.     Porque su enseñanza está en contra de Dios.


“Quien esto hace es el engañador y el anticristo”.

Otra razón por la cual debemos rechazar la falsa doctrina es porque no solo enseñan mentiras sino porque esta esta en contra de todo lo que Dios declara en su palabra. Juan nos dice que aquel que enseña falsa doctrina es engañador y el anticristo, y en este contexto la palabra anticristo significa “en contra de Cristo”, por tanto, todo lo que estas personas hablan esta en contra de la doctrina del Señor, en contra de sus mandamientos, enseñanzas que conducen a la impiedad y trastornan la fe de muchos, tal y como lo dice Pablo al hablar de los apostatas: “Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos”, (2 Timoteo 2:16-17).

           3.     Porque sus enseñanzas nos conducen al infierno.


“Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo”.

Finalmente, debemos rechazar la falsa doctrina porque sus enseñanzas conducen al infierno, Todos sabemos que para alcanzar la vida eterna debemos creer en Cristo, pero las falsa doctrinas nos alejan de El y nos conducen a la perdición: Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si nos dejamos engañar por estas falsas doctrinas perderemos el galardón que Dios tiene preparado para nosotros y condenarnos eternamente.


                      II.         NO DEBEMOS RECIBIR LA FALSA DOCTRINA.


“Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras”.

Considerando todo lo anterior, Juan nos dice que lo mejor es no recibir a aquellos que traen estas falsas doctrinas, es más, ni siquiera permitirles entrar en nuestra casa porque si no estaremos participando de sus malas obras: Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.

CONCLUSIÓN.


            El apóstol Juan en su segunda carta nos exhorta a ser celosos con la sana doctrina y a no recibir a aquellos que vienen con falsas enseñanzas y si observamos detenidamente estos versículos podemos encontrar al menos tres razones por las cuales rechazar la sana doctrina:


1.     Porque las falsas doctrinas nos enseñan mentiras acerca de la persona de Cristo.
2.     Porque las falsas doctrinas son enseñadas por hombres que están en contra de Dios y su palabra (anticristos).
3.     Porque las falsas doctrinas nos conducen al infierno.


Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario