Los dos cimientos (Mateo 7:24-27)

“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina”.
Mateo 7:24-27

Introducción


              Llegamos al final del Sermón del Monte y concluye con una parábola conocida con el nombre de los dos cimientos. Hasta el momento nuestro Señor Jesucristo ha hecho una exposición clara y precisa de la ley y los profetas. Ha declarado una serie de leyes morales y espirituales bajo las cuales los hijos del reino tienen que vivir. Ahora nuestro Señor terminara recalcando la importancia de llevar a la práctica todos estos principios bíblicos, así como las consecuencias de la obediencia.

los-dos-cimientos
La casa edificada sobre la roca

Los dos cimientos


“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina”.
Mateo 7:24-27



              Jesús deja claro la importancia de no solo escuchar sus palabras sino de llevarlas a la práctica. Sin embargo, también agrega la importancia de la obediencia completa. Para esto ilustra una parábola donde nos habla de dos personas. La primera la llama el hombre prudente, el cual edifico su casa sobre la roca. Descendieron la lluvia y los ríos, golpearon la casa, pero ésta no cayó. La palabra que se traduce en este texto como prudente es frónimos (φρόνιμος), la cual describe a una persona sabia y sensata. Jesús aclara que el hombre prudente es aquel que primeramente oye, es decir, procura poner atención a la palabra de Dios dándole la mayor de la importancia. El escuchar la palabra de Dios es clave para el creyente, de hecho Pablo dice que esto ayuda a fortalecer nuestra fe: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”, (Romanos 10:17). Sin embargo, el hombre prudente no solo presta gran atención a la palabra de Dios, sino que también la lleva a la práctica: “Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace”, (Santiago 1:25). La consecuencia de poner en práctica la palabra de Dios trae sobre él una bienaventuranza de acuerdo a Santiago. Esto concuerda con las palabra de Jesús al decir que aquel que decide construir su casa sobre la roca, ésta permanecerá aun en medio de las más grandes tempestades.

                  Sin embargo, también habla del hombre insensato, el cual es aquel que oye la palabra de Dios, pero no la pone en práctica. A este lo compara a un hombre que edifico su casa sobre la arena, de tal forma que cuando descendió la lluvia, los ríos y golpeo la casa los vientos, ésta se derribó y su ruina fue muy grande. En esta parábola vemos a dos hombres que tienen algo en común. Los dos escucharon la palabra de Dios. Ambos decidieron edificar una casa. La diferencia fue el lugar donde la edificaron. El hombre prudente busco levantar su casa sobre la roca, posiblemente trabajo más que el otro ya que tuvo que esforzarse más en colocar los cimientos a diferencia de aquel que lo hizo sobre la arena. Al final la que se construyo sobre la roca fue la que soporto más los contratiempos del tiempo.

los-dos-cimientos
La casa construida sobre la arena

                La Biblia afirma: “Dios trastornará a los impíos, y no serán más; pero la casa de los justos permanecerá firme”, (Proverbios 12:7). El hombre sabio es aquel que conociendo la palabra de Dios la pone en práctica, ese es el cimiento más seguro en la vida. Sin embargo, el hombre que escucha el consejo de Dios, y  no lo toma en cuenta para seguir su propia prudencia está destinado a fracasar y a este Jesús llama insensatos.

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.  Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”.
Proverbios 3:5-6
                Jesús concluye su gran discurso con esta maravillosa parábola. La clave del éxito en la vida para un ciudadano del reino es el escuchar y obedecer su palabra ya que esto asegurara el futuro de los mismos.

Share on Google Plus

About Walter Cuadra

26 Comments:

  1. Fascinante información. Ideal para compartir con nuestros niños y hermanos incentivando la palabra de nuestro señor. Muy recomendada estas parábolas de jesus para la familia. Saludos.

    ResponderBorrar
  2. Gracias por q este resumen ayuda mucho para seguir aprendiendo sobre nuestro señor bendiciones

    ResponderBorrar
  3. Gracias por su colaboración .De. Este . tema biblicb. Muy buenos . bendiciones amén

    ResponderBorrar
  4. Excelente,muchas bendiciones . Gracias

    ResponderBorrar
  5. Me encanto sencillo y claro. Los versiculos q lo acompañan el mensajen

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muy bella la palabra la llevo en mi corazón la pondré por obra mateo 7:24-27 me encanta estudiar la palabra de Dios ella me ha transformado es real su palabra amo a mi Jesucristo.

      Borrar
  6. Muy buena explicación del tema de los dos cimientos

    ResponderBorrar
  7. Muy buen punto de vista Dios te siga usando para sembrar su palabra , bendiciones.

    ResponderBorrar
  8. Seamos como ese jombre prudente. Bendiciones

    ResponderBorrar
  9. Gracias y que logremos entender lo importante que es escuchar y poner en práctica la Palabra de Dios, para lograr victorias en nuestra vida.


    ResponderBorrar
  10. Muy bueno claro y facil de entender gracias por sus ayuda bendiciones que la gracia de cristo sea sobre ustedes en abundancia

    ResponderBorrar
  11. Excelente seamos como el hombre prudente

    ResponderBorrar
  12. Muy buena explicacion sencilla y clara de entender. Bendiciones

    ResponderBorrar
  13. Gracias muy bueno y se entiende mucho mas bendiciones

    ResponderBorrar
  14. Gracias por su explicación del mensaje.muchas bendiciones

    ResponderBorrar
  15. Amen muy buena enseñanza fácil de entender.
    Que el Señor lo siga usando. bendiciones

    ResponderBorrar
  16. Excelente,bendiciones👏🏽👏🏽👏🏽👏🏽

    ResponderBorrar
  17. Me gustó mucho. Parece fácil el tema pero a veces lo queremos explicar a otras personas, aquí lo explica breve, sencillo y exacto.

    ResponderBorrar
  18. Muy buena la enseñanza .Dios siga bendiciendo alos que comparten el mensaje

    ResponderBorrar
  19. Muy buena la enseñanza .Dios siga bendiciendo alos que comparten el mensaje

    ResponderBorrar