Una vida de gran provecho (1 Timoteo 4:15)

 

“Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos”.

1 Timoteo 4:15

INTRODUCCIÓN

“Esperen grandes cosas de Dios; emprendan grandes cosas para Dios”. Estas palabras celebres fueron pronunciadas por un humilde zapatero de Inglaterra, un hombre senillo, pero sumamente talentoso en la disciplina de aprender lenguas llamado William Carey. En su corazón existía un enorme anhelo de ir a la India y compartir el mensaje del evangelio y ciertamente lo logro. Aunque con muchas penurias y pagando un gran precio, a su muerte, William Carey había logrado penetrar en la cultura India, algunas costumbres paganas como la quema de mujeres con su marido fallecido, fueron abolidas por su influencia, fue reconocido como un defensor de la cultura Hindú, por sus escritos, cuando casi no existía literatura escrita de las costumbres e historia de la India, a parte de eso, tradujo la Biblia en los dialectos bengalí, sánscrito y marathi, y se convirtió en el padre de las misiones modernas. Al final, William Carey fue un hombre con una vida de gran provecho.


una-vida-de-provecho
Timoteo siendo instruido por su madre

Hoy en día creo que la mayoría de nosotros anhela tener una vida de gran provecho, especialmente los jóvenes que tienen toda una vida por delante y Pablo siempre exhortaba a su discípulo Timoteo a ocuparse de su vida de tal forma que su aprovechamiento fuese manifiesto a todos. Pero ¿qué significa tener una vida de aprovechamiento? Una vida de gran provecho es aquellas que sabe aprovechar los dones y talentos que han adquirido para desarrollarlos dentro de la voluntad de Dios y así construir una vida satisfactoria. Timoteo fue una persona que desde su niñez conoció al Señor y al cual Pablo discípulo, éste logro triunfar en la vida a tal punto que se convirtió en el obispo de Éfeso y experimento una vida de verdadero provecho. Estudiemos entonces algunos aspectos que ayudaron a Timoteo para tener una vida de gran provecho.

 

I.                    HACER DE CRISTO EL CENTRO DE SU VIDA.

“Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza, a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor”.

1 Timoteo 1:1-2

Algo que se deja notar en este versículo es la forma de cómo el apóstol se dirige a Timoteo: Timoteo, verdadero hijo en la fe. Si bien es cierto, el calificativo de verdadero hijo en la fe hace alusión a la relación que Pablo y Timoteo tenían como maestro-discípulo, pera más allá de esto, podemos ver como este título de verdadero hijo en la fe hace referencia al reconocimiento que Timoteo tenían en la comunidad de ser un verdadero cristiano. El primer paso para tener una vida de provecho es tener a Cristo en el corazón y llegar a ser conocidos en nuestras comunidades como verdaderos cristianos. Hoy en día muchas personas, entre ella los jóvenes, se avergüenzan de decir que son cristianos, posiblemente por el rechazo o burlas que recibirán de sus compañeros, pero la verdad es que nadie debe avergonzarse de ello, ya que el evangelio no es una simple religión, sino, poder de Dios para salvar las almas: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego”, (Romanos 1:16).

 

II.                 CONSIDERAR LA BIBLIA COMO LA FUENTE DE GUÍA Y AUTORIDAD.

“Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”.

2 Timoteo 3:15-16

De acuerdo con las Escritura, Timoteo fue instruido en la palabra de Dios desde su misma niñez: Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras. Realmente fueron su madre y abuela las que lo influenciaron en el camino de Dios: “Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también”, (2 Timoteo 1:5). Ahora, de acuerdo con Pablo la Biblia es sumamente importante debido a que:

 

1.       En ella obtenemos la sabiduría para alcanzar la salvación de nuestras almas: as cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

2.       La Biblia es importante, porque es un libro inspirado por Dios y como tal, en él podemos encontrar la sabiduría y dirección acertada que necesitamos en la vida: Toda la Escritura es inspirada por Dios. Hoy en día existen muchas filosofías y religiones humanas que pretender guiar al hombre en su diario caminar, pero la Biblia, que es la palabra de Dios, es la mejor lumbrera que podemos tener.

3.       La Biblia es útil para instruir a todo hombre en cualquier asunto de la vida y guiarlo por el camino correcto: útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.

 

Por tanto, si queremos que nuestra vida sea de provecho, debemos considerar el consejo de la palabra de Dios para atesorarla en nuestro corazón y vivir por ella.

 

III.              SEA UN EJEMPLO EN TODO LO QUE HAGA.

“Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”.

1 Timoteo 4:12

Si queremos ser exitosos en nuestra vida y que esta sea de verdadero provecho, debemos ser ejemplo en todo lo que hacemos: Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. Un elemento importante en la vida es ser ejemplo en todo lo que hacemos y así construir un buen testimonio delante de Dios y de los hombres: “Después llegó a Derbe y a Listra; y he aquí, había allí cierto discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego; y daban buen testimonio de él los hermanos que estaban en Listra y en Iconio”, (Hechos 16:1-2). El buen testimonio es clave, no solo en la iglesia, sino en las organizaciones seculares y el mundo en general. Hoy en día se vive una crisis de integridad en el liderazgo, tenemos lideres que no predican con el ejemplo, que mienten y llevan vidas desordenadas, pero nosotros debemos vivir siendo ejemplo en todo lo que hacemos, fundamentados en Cristo y los principios del evangelio de tal manera que nuestra vida sea aprovechada al máximo.

 

IV.              DESARROLLE LOS DONES Y TALENTOS QUE DIOS LE HA DADO HASTA ENCONTRAR SU VERDADERA VOCACIÓN.

 

“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

2 Timoteo 1:6-7

Finalmente, desarrollemos los dones y talentos que Dios nos ha dado hasta encontrar nuestra verdadera vocación. Pablo le decía a Timoteo que era importante que no descuidara el don de Dios que había recibido: Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Definitivamente Dios nos ha dado diferentes dones y talento que necesitamos explorar en la vida, necesitamos identificarnos con alguna área de la vida donde sintamos que encajamos y hacemos bien, esto con el fin de descubrir aquellas cosas que realmente nos apasionan y en lo que somos buenos. La iglesia es un buen lugar donde podemos desarrollar nuestros talentos, ya sea en el área de la música, la oratoria, el servicio a los necesitados en hospitales, evangelismo, medios de comunicación, etc. Cuando identificamos nuestros dones y talentos y buscamos desarrollarlos con excelencia, Dios nos iluminara en la forma correcta de aplicarlos, hasta llegar en conocer dentro de su voluntad, nuestra verdadera vocación, y cuando esto sea así, nos sentiremos satisfechos de tener una vida de verdadero provecho.

CONCLUSIÓN

Todos deseamos tener una vida de verdadero aprovechamiento, es decir, una vida en la que nos sintamos satisfechos y felices de haber cosechado grandes logros, ahora, Timoteo es un buen ejemplo de ello ya que desde su niñez supo aprovechar su vida. Para llegar tener una vida de provecho debemos:

1.       Hacer de Cristo el centro de nuestra vida.

2.       Considerar la Biblia como la fuente de guía y autoridad.

3.       Ser un ejemplo en todo lo que se hace.

4.       Desarrolle los dones y talentos que dios le ha dado hasta encontrar su verdadera vocación.



Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario