La historia de los orígenes de Abraham (Génesis 11:27-32)

 

“Estas son las generaciones de Taré: Taré engendró a Abram, a Nacor y a Harán; y Harán engendró a Lot. Y murió Harán antes que su padre Taré en la tierra de su nacimiento, en Ur de los caldeos. Y tomaron Abram y Nacor para sí mujeres; el nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Nacor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca. Mas Sarai era estéril, y no tenía hijo. Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí. Y fueron los días de Taré doscientos cinco años; y murió Taré en Harán”.

 

Génesis 11:27-32

INTRODUCCIÓN

                 Con estos versículos no solo termina el capítulo 11 del libro de Génesis, sino da paso a la segunda sección del mismo libro que inicia desde el capítulo 12 y se enfoca en Abraham y sus descendientes. El capítulo 11 nos presenta la descendencia de Taré: “Taré vivió setenta años, y engendró a Abram, a Nacor y a Harán”, (Génesis 11:26). A diferencia de las otras genealogías, los acontecimientos referentes a los eventos que aquí se narran y la historia de estos personajes es situada por la mayoría de teólogos en el año 2000 a.C., de tal forma que a partir de este momento Dios iniciaría un nuevo plan que apuntaría a 2000 años en el futuro con el nacimiento de un descendiente que aparece en esta genealogía, Abraham.

 

Taré-descendientes
Los descendientes de Taré

LOS HIJOS DE TARÉ

“Estas son las generaciones de Taré: Taré engendró a Abram, a Nacor y a Harán; y Harán engendró a Lot. Y murió Harán antes que su padre Taré en la tierra de su nacimiento, en Ur de los caldeos”.

Génesis 11:27-28

                  Aquí se nos presentan a los tres hijos de Taré: Taré engendró a Abram, a Nacor y a Harán y Harán engendró a Lot. Y murió Harán antes que su padre Taré en la tierra de su nacimiento, en Ur de los caldeos. Taré tuvo tres hijos, Abram, quien llegaría a llamarse Abraham, Nacor y Harán. Ahora, Harán engendró a Lot, el sobrino de Abraham, y luego de esto murió antes que su padre Taré. Esta es la primera vez que el libro de Génesis menciona que uno de los hijos muere antes que su padre, a acepción de Abel que murió asesinado por Caín. Aquí se nos dice que Taré vivía en Ur de los caldeos y en cuanto su ubicación no hay un consenso definitivo sino opiniones diferentes. Por ejemplo, algunos opinan que Ur de los caldeos estaba ubicada en Mesopotamia, considerando lo que le libro de los Hechos dice: “Y él dijo: Varones hermanos y padres, oíd: El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que morase en Harán”, (Hechos 7:2). Si fuese así, esta Ur de los caldeos estaba ubicada a unos 233 km al sudeste del sitio de la antigua Babilonia. Otros han identificado otra Ur en Sumeria, la cual se hallaba a orillas del Éufrates, a unos 260 km del golfo Pérsico. Lo que sí se sabe por los descubrimientos arqueológicos de la zona donde se cree que estuvo ubicada Ur es que fue un centro importante de la civilización antigua, de hecho, entre las excavaciones hechas han encontrado allí una escuela con su colección de tabletas de arcilla, con la primera escritura cuneiforme que llegarían a influenciar los alfabetos arameos, hebreos y griegos. Esta escritura tenía propósitos comerciales en su principio ya que registraba transacciones de bienes y una finalidad principalmente contable. Por tanto, podemos entender que Ur llego a ser un centro comercial muy importante en sus tiempos. Además de esto, en Ur se habían establecido escuelas con el propósito de enseñar a leer, escribir y diversas formas de aritmética. También Ur era un centro religioso politeísta, es decir, adoraban a muchos dioses, entre estos uno de los mas importante llego a ser Nanna (llamado Sin en otras regiones), el dios luna y relacionados a este se han encontrado templos y zigurat que testifican de su culto en este lugar. Esto significa que Taré y toda su familia fue idolatra y tuvieron que haber adorado a esta deidad pagana, por ello Josué declara que sus antepasados habían adorado dioses falsos: “Y dijo Josué a todo el pueblo: Así dice Jehová, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del río, esto es, Taré, padre de Abraham y de Nacor; y servían a dioses extraños”, (Josué 24:2). Fue en este lugar donde Taré y sus hijos se criaron. Ahora bien, si revisamos otras versiones de la Biblia como la Nueva Versión Internacional, encontraremos una diferencia notable en los nombres de estos personajes: “Ésta es la historia de Téraj, el padre de Abram, Najor y Jarán. Jarán fue el padre de Lot”, (Génesis 11:17, NVI). a qué se debe esta diferencia. Bueno, la razón de que esta versión, así como otras lo traducen de esta forma se debe a que escriben sus nombres, así como se pronuncian en el hebreo. Por ejemplo, la Traducción de la Universidad de Jerusalén lo traduce muy similar a la NVI: “Estos, son los descendientes de Téraj: Téraj engendró a Abram, a Najor y a Harán. Harán engendró a Lot”, (Génesis 11:27, SBVUJ).

                En cuanto a cuál fue el primogénito de Taré, las personas tienden a creer que fue Abraham, porque es el primero que aparece, pero aparece por ser el más conocido de todos y la persona a la cual Dios llamo para hacer de él una gran nación. Posiblemente Harán fue el primer hijo en nacer ya que este fue el padre de Milca, la cual llego a ser esposa de su hermano Nacor, y para este momento, Milca debió tener la edad suficiente para casarse con Nacor, ya que su padre Harán fue el primero en nacer. Al final, el relato nos dice que Harán murió en la tierra de Ur de los caldeos.

 

LAS RELACIONES FAMILIARES DE LA DESCENDENCIA DE TARÉ

“Y tomaron Abram y Nacor para sí mujeres; el nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Nacor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca. Mas Sarai era estéril, y no tenía hijo”.

Génesis 11:29-30

                  Estos dos versículos nos dicen mucho de como era la vida familiar en estos tiempos. Podemos ver que para este momento la vida de las personas era en especies de clanes, de tal forma que ellos se organizaban y permanecían unidos por sus lazos de parentesco, donde existía un patriarca principal de donde descendían todos. En este sentido, los matrimonios se realizaban entre la misma parentela, lo cual nos puede parecer incestuoso, pero en este tiempo, la humanidad estaba iniciando su vida en la tierra y aun Dios no había prohibido esto porque la ley aun no había sido dada a Moisés. En este sentido, Harán, el primogénito tuvo dos hijas, Milca e Isca, y luego de esto murió. Luego Nacor, posiblemente el segundo hijo de Taré, tomo para si a Milca como su mujer, luego de Isca, la otra hija de Harán, no se nos dice nada. Algunos han llegado a decir que Isca es la misma Saraí, sin embargo, no todos están de acuerdo con esta afirmación ya que en otras Abraham reconoce que Saraí era su hermana, muy posiblemente solo de parte de su padre, más no de su madre (Génesis 12:11-20). Ahora, vemos aquí un problema posiblemente de familia ya que Saraí era estéril. A parte de ella, también Rebeca, la esposa de Isaac y de la línea de Nacor fue estéril, así como lo fue Raquel, una de las mujeres de Jacob la cual provenía del mismo linaje. A pesar de todo esto, Dios manifestó su poder dándoles la capacidad de dar a luz hijos.

 

TARÉ ABANDONA UR Y SE DIRIGE A HARÁN

“Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí. Y fueron los días de Taré doscientos cinco años; y murió Taré en Harán”.

Génesis 11:31-32


viajes-Taré
Viajes de Taré y su familia de Ur de los caldeos a Harán

                 Por alguna razón Taré se decide por abandonar Ur de los caldeos y toma a Abram su hijo, a su esposa Saraí y su sobrino Lot: “Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí. Con esto que pasa aquí algunos han llegado a opinar que a lo mejor Dios llamó en primer lugar a Taré para ir a la tierra de Canaán, pero al no obedecer al 100% el llamado, a su muerte, decide llamar a Abram, sin embargo, no todos creemos así. En cuanto al llamamiento de Abram, no sabemos cómo ocurrió, lo cierto es que toda esta familia era idólatra, pero en determinado momento Dios se le revela a Abram y lo llama para ir a Canaán. Quizás este llamamiento ocurrió cuando él todavía estaba en Ur de los caldeos y al compartir su experiencia con el resto de su familia, Taré, su padre decidido seguirlo y fue así como todos ellos salieron a excepción de Nacor y su familia, ellos se quedaron en Ur de los caldeos. Como sea, Taré tomo a parte de su familia, pero no se fue a Canaán, sino que se quedó en Harán, una ciudad situada en la Mesopotamia del norte y otro de los centros de la civilización antigua cuya vida era muy parecida a la de Ur y que mantenía una estrecha comunicación de comercio con esta. Posiblemente, Taré no podía vivir sin abandonar todas las costumbres religiosas y cotidianas de Ur y por ello se quedo a vivir en esta tierra. Al final, fue en esta ciudad que Taré murió: Y fueron los días de Taré doscientos cinco años; y murió Taré en Harán. De esta forma, Taré muere y Abram se convierte en el líder principal de toda la parentela y a partir del siguiente capítulo inicia la segunda parte de este libro que narra la historia del pueblo de Israel el cual no solo finaliza en este libro de Génesis, sino se extenderá en todo el Antiguo Testamento.


Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario