El mayor enemigo del hombre (Apocalipsis 12:10-12)


“Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos,  el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo”.
Apocalipsis 12:10-12

INTRODUCCIÓN


            Se ha dicho que hay dos terribles errores que podemos cometer en cuanto a la existencia del diablo. Uno es tener un interés enfermizo por él que nos conduzca a la brujería y espiritismo. El otro es ignorar su existencia a tal punto que no estemos conscientes de su maligna influencia en nuestra vida. El hombre debe estar consiente que el diablo es su peor enemigo y debe conocer su maligna obra y cómo derrotarlo.

el-mayor-enemigo-del-hombre
El mayor enemigo del hombre

I.       ¿POR QUÉ EL DIABLO ES EL PEOR ENEMIGO DEL HOMBRE?


En el libro de Apocalipsis aparece una escena en el cielo donde aparecen los redimidos del poder del diablo los cuales se encuentran en gran gozo, pero al mismo tiempo se hace lamentación por los habitantes de la tierra que no son salvos que están bajo su maligna influencia, especialmente porque sabe que le queda poco tiempo: ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo”. Si hay un enemigo que la humanidad tiene ese es el diablo. Veamos de acuerdo a la Biblia por qué el diablo es el mayor enemigo que el ser humano tiene.

1.      Porque desea destruir al ser humano.


“Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión”.
Apocalipsis 9:11

            En primer lugar Satanás es el peor enemigo del hombre porque desea destruirlo. Uno de sus nombres es Abadón (en hebreo) o Apolión (en griego) y ambos significan el destructor. La intención del maligno es destruir toda la creación de Dios, incluyendo al hombre. Basta ver su maligna influencia en nuestra sociedad para destruir al hombre a través de las guerras, la delincuencia, las drogas, los hogares desintegrados, miles de vidas destruidas por causa del pecado son el resultado de la acción de Satanás en este mundo. Todas estas cosas malas pasan por su maligna influencia ya que el mundo está temporalmente bajo su control: “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno”, (1 Juan 5:19). También es el ser que opera en los hombres para hacerlos cometer toda clase de maldad: “... conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia”, (Efesios 2:2). Su fin único es destruir a los hombres.

2.      Porque se opone constantemente a que el hombre se salve.


“Y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron…  Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones”.
Marcos 4:4,15

            Uno de los nombres de nuestro mayor enemigo es Satanás, el cual procede del hebreo que significa el oponente, y realmente es eso, ya que se opone constantemente a que el hombre se acerque a Dios. En la parábola del sembrador vemos como obra, ya que endureciendo el corazón de los hombres le arrebata el mensaje del evangelio para que estos no crean y se pierdan.

            Otra forma de cómo el diablo evita que el hombre alcance la salvación es tentándolos por medio del pecado: “Pero me temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, los pensamientos de ustedes sean desviados de un compromiso puro y sincero con Cristo”,  (2 Corintios 11:3). También engaña a los hombres a través de espíritus de mentiras que los hacen caer en doctrinas de demonios que los conducen al infierno: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”, (1 Timoteo 4:1).

            En general, Satanás tratara de oponerse a que el hombre se acerque a Dios, a través de su maligna influencia, ya sea a través de mantenerlo en la inmundicia del pecado, o lo engañara en falsas religiones para que al morir solo le espere la condenación eterna.

3.      Porque lo acusa delante de Dios para que sea condenado en el infierno.


“...porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche”.
Apocalipsis 12:10

            Finalmente, después de intentar destruir al hombre y engañarlo para que se pierda, lo acusa delante de Dios con el fin de que el Omnipotente decida por una vez y por todas ejecutar su juicio final contra ellos.  La palabra diablo deriva del griego que significa calumniador o acusador, y eso lo sabe hacer muy bien, ya que si bien es cierto él solo puede destruir vidas y a lo sumo el cuerpo, no puede decretar quien será condenado al infierno: “Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”, (Mateo 10:28). Por tanto, lo único que le queda es acusarlos delante de Dios para que sean condenados al infierno.

II.    ¿CÓMO VENCER A ESTE ENEMIGO?


“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos…”

El libro de Apocalipsis nos dice cómo podemos vencer a este enemigo ancestral. Por medio de la sangre de Cristo, y el poder de la palabra de Dios. Los redimidos del poder del diablo que aparecen en estos versículo lo vencieron por medio de la sangre de Cristo, la cual tiene el poder de limpiar al hombre de todo pecado: “en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”, (Colosenses 1:14). Cuando alguien recibe de parte de Jesús el perdón de sus pecados, este queda libre de su dominio y no puede tocarlo a menos que sea la voluntad de Dios (así como lo vemos en Job 1 cuando el diablo le pide permiso para atacarlo): “Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca”, (1 Juan 5:18).

En segundo lugar, el diablo puede ser derrotado a través del poder de la palabra de Dios. Cuando Jesús fue tentado en el desierto uso la palabra de Dios para defenderse “El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”,  (Mateo 4:4). En la armadura del cristiano de Efesios la espada del Espíritu es la palabra de Dios con la cual podemos defendernos y contraatacar al diablo: “… y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios”, (Efesios 6:17).

CONCLUSIÓN.



Por tanto, el diablo es el mayor enemigo del hombre porque desea destruir su vida y alma en el infierno y todos sus esfuerzos están orientados a ello. Sin embargo, podemos derrotarlo a través de la sangre de Cristo que nos limpia de nuestros pecados y nos rescata de su imperio, así como el uso de la palabra de Dios que es la única arma ofensiva que tenemos para contraatacar.

Share on Google Plus

About Walter Cuadra

2 Comments:

  1. Cómo es que el diablo nos acusa frente a Dios, acaso sube a hablar con ÉL?
    Saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios lo bendiga.
      De acuerdo a lo que se ve en la Biblia el diablo puede aun presentarse delante de Dios, en este texto de Apocalipsis se le llama el que acusa a los hermanos de dia y de noche.
      En Job capitulo 2 lo vemos entrar con otros angeles y acusa a Job de servirle a Dios solo por interes.
      En Zacarias 3, vemos que el diablo esta frente al Angel de Jehova y esta alli para acusar al sumo sacerdote Josue.

      Borrar