Características de una vida ejemplar (1 Samuel 3:19-21)

“Y Samuel creció, y Jehová estaba con él, y no dejó caer a tierra ninguna de sus palabras. Y todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, conoció que Samuel era fiel profeta de Jehová. Y Jehová volvió a aparecer en Silo; porque Jehová se manifestó a Samuel en Silo por la palabra de Jehová”.
1 Samuel 3:19-21

INTRODUCCIÓN


            Si existen personas cuyas vidas deberían ser un verdadero ejemplo y modelo a imitar somos nosotros los cristianos porque tenemos el Espíritu Santo dentro de nosotros y el Señor nos ha confiado su palabra. En la Biblia encontramos a un hombre que vivió de tal forma que su vida fue tan ejemplar que incluso en nuestro tiempo sigue siendo un modelo a seguir. Veamos estos principios que sobresalieron en la vida de Samuel.

Samuel-en-el-templo
Samuel un referente de una vida ejemplar

                               I.            NUNCA APARTARNOS DE DIOS.


“Y Samuel creció, y Jehová estaba con él…”

En primer lugar una vida ejemplar se caracteriza porque nunca se aparta de Dios en todo el tiempo de su caminar. La Biblia nos enseña como Samuel desde pequeño llego al templo y se dedicó a servirle al Señor aun en medio del mal ejemplo de los sacerdotes Ofni y Finees, hijos de Eli: “Era, pues, muy grande delante de Jehová el pecado de los jóvenes; porque los hombres menospreciaban las ofrendas de Jehová. Y el joven Samuel ministraba en la presencia de Jehová, vestido de un efod de lino”, (1 Samuel 2:17-18). Vivir para Dios en estos tiempos es muy difícil, especialmente porque la fidelidad de unos se determina por el testimonio de otros olvidando que el Señor demanda nuestra completa entrega. Muchas personas comienzan en los caminos de Dios pero se retiran o menguan su nivel de consagración conforme el tiempo pasa debido a las diferentes pruebas y afanes de este mundo: “Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza”, (Mateo 13:20-21), pero eso no debe ser así. Si hay algo que caracterizo a Samuel es que desde niño hasta su vejez nunca se apartó de la presencia del Señor.

                            II.            PERSEVERAR EN SU PALABRA.


“… y no dejó caer a tierra ninguna de sus palabras”.

En segundo lugar, una vida ejemplar se caracteriza por obedecer completamente la palabra de Dios. Todos los problemas de la humanidad terminarían si obedecieran su palabra, pero por causa de la maldad del hombre las cosas se vuelven más difíciles. Después del Sermón del Monte, nuestro Señor finalizo todas sus enseñanzas recalcando la importancia de no solo oír, sino también poner en práctica todas sus palabras.

“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina”.
Mateo 7:24-27

                         III.            SER FIELES A NUESTRO MINISTERIO.


“Y todo Israel, desde Dan hasta Beerseba, conoció que Samuel era fiel profeta de Jehová”.

            En tercer lugar la vida ejemplar de Samuel se caracterizó por ser  siempre fiel al ministerio que Dios le dio. Muchas personas no terminan el ministerio que Dios les entrego y si hay algo que cuesta mantener es nuestro ministerio debido a las constantes pruebas y dificultades que se presentan. Por esto mismo el apóstol Pablo exhortaba a los corintios a mantenerse firme y constante creciendo en la obra del Señor siempre: “Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”, (1 Corintios 15:58).

                          IV.            TESTIFICAR A OTROS EL PODER DE DIOS.


“Y Jehová volvió a aparecer en Silo; porque Jehová se manifestó a Samuel en Silo por la palabra de Jehová”.

            Finalmente la vida ejemplar de Samuel se caracterizó por ser portavoz del poder y la palabra de Dios. Si Israel llego a conocer algo de Dios fue gracias a Samuel en quien la palabra de Dios se manifestaba. De igual forma, cada uno de nosotros debe esforzarse por testificarles a  los demás el amor y poder de Dios: “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”, (Romanos 10:14-15).

CONCLUSIÓN.


Como resultado de haber llevado una vida bajo estos principios, Samuel llego a constituirse en una persona ejemplar a tal punto que nadie en el pueblo se atrevió de acusarlo de alguna falta:

“Dijo Samuel a todo Israel: He aquí, yo he oído vuestra voz en todo cuanto me habéis dicho, y os he puesto rey. Ahora, pues, he aquí vuestro rey va delante de vosotros. Yo soy ya viejo y lleno de canas; pero mis hijos están con vosotros, y yo he andado delante de vosotros desde mi juventud hasta este día. Aquí estoy; atestiguad contra mí delante de Jehová y delante de su ungido, si he tomado el buey de alguno, si he tomado el asno de alguno, si he calumniado a alguien, si he agraviado a alguno, o si de alguien he tomado cohecho para cegar mis ojos con él; y os lo restituiré. Entonces dijeron: Nunca nos has calumniado ni agraviado, ni has tomado algo de mano de ningún hombre. Y él les dijo: Jehová es testigo contra vosotros, y su ungido también es testigo en este día, que no habéis hallado cosa alguna en mi mano. Y ellos respondieron: Así es”.
1 Samuel 12:1-5


            Si edificamos nuestra vida bajo estos principios llegaremos a ser hombres y mujeres de conducta ejemplar como lo fue Samuel.
Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario