¿Es posible conocer a Dios?



“¿Descubrirás tú los secretos de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso?”.
Job 11:7

INTRODUCCIÓN


                   Hace más de 3,000 años un hombre llamado Job hacia una pregunta en cuanto al conocimiento que un hombre puede alcanzar referente a conocer a Dios: “¿Descubrirás tú los secretos de Dios? Hoy en día nosotros podríamos formularnos algunas preguntas similares: ¿Existe Dios? ¿Es posible conocer a Dios? ¿Quién es Dios? Definitivamente Dios existe y puede llegar a ser conocido, es más su anhelo es que le conozcamos. La Biblia inicia en Génesis afirmándonos de que Dios es el creador de los cielos y la tierra: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”, (Génesis 1:1), en ningún momento la Biblia pretende demostrar su existencia, simplemente da por hecho su existencia. La misma consciencia del hombre le atestigua la existencia de un ser superior, y al respecto Lewis Sperry Chafer nos comenta: “La creencia de que existe un ser divino mucho más grande que el hombre, ha sido común en todas las culturas y civilizaciones. Esto se debe, en parte, al hecho de que el hombre razona que tiene que existir una explicación para nuestro mundo y para la experiencia humana y que solo un ser superior al hombre serviría para poder explicarlo”. No debemos olvidar que el hombre fue creado por Dios para mantener una comunión con Él, pero fue por causa del pecado que esta comunión se perdió, sin embargo, de alguna manera su instinto religioso le testifica que existe un ser divino que es superior a él de allí que existan tantas religiones en el mundo ya que su conciencia le dice que existe una divinidad a la cual tiene que honrar. De igual forma, la misma creación, sus detalles, nos sugieren la idea de un Creador inteligente y Myer Pearlman nos añade a este comentario lo siguiente: “Vivimos en un universo cuya inmensidad presupone un poderoso Hacedor, y cuya belleza, designio y orden señala la presencia de un sabio Legislador”. Vasta solo ver la naturaleza y todo ser creado, las constelaciones, las leyes físicas y químicas que rigen el universo, y al mismo hombre para deducir que existe un Creador inteligente, por ello Pablo decía: “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa”, (Romanos 1:20). En esta oportunidad iniciaremos el estudio de la Doctrina de Dios la cual considera ¿quién es Él?, la posibilidad de conocerlo, su naturaleza y atributos, los argumentos que demuestran su existencia, sus nombres y la Trinidad divina, entre otros temas. Comencemos entonces considerando la posibilidad de conocerlo.

doctrina-Dios
La doctrina de Dios


¿QUIÉN ES DIOS?


                 Definir quién es Dios no es tan sencillo ya que al hacerlo nos encontramos buscando todas aquellas palabras que definan  a un ser absoluto, soberano, eterno y todopoderoso. A lo largo de la historia cristiana se ha tratado de definir quien es Dios, y en la Confesión Menor de Westminster lo definen de la siguiente manera a través de preguntarse: “¿Quién es Dios?”, y responden: “Dios es un espíritu, infinito, eterno, e inmutable en su ser, sabiduría, poder, santidad, bondad, justicia, y verdad”. Tal y como lo hace la confesión de fe de Westminster podemos definir la persona de Dios a través de sus atributos ya que Él es un ser que es espíritu, infinito, eterno y que nunca cambia, en Él no hay sombra de variación, y no cabe duda de que es un ser de gran sabiduría, poder, santidad, bondad, justicia y verdad. El Credo Niceno comienza dándonos una declaración acerca de quién es Dios: “Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible”.  Definitivamente solo hay un solo Dios y es Todopoderoso y el creador de todo lo que existe. Por tanto, nosotros podemos definir a Dios de la siguiente manera: “Dios es espíritu, un ser eterno y santo, creador del universo, es un ser omnipotente, omnisciente y omnipresente, un ser de gran sabiduría, amor, justicia, verdad y misericordia el cual tiene dominio sobre toda su creación”.

                IDEAS ERRADAS EN CUANTO A DIOS.


               A lo largo de la historia muchas creencias erradas han surgido en cuanto a la existencia de Dios, incluso hoy en día muchas sectas y religiones sostienen puntos de vista que no están en armonía con lo que las Sagradas Escrituras enseñan. En esta oportunidad queremos considerar algunas ideas y posiciones que están equivocadas en cuanto a la existencia de nuestro Señor.

Ateísmo.


El ateísmo es el rechazo a la idea de la existencia de Dios. La palabra ateo tiene su origen en una palabra griega compuesta, donde “a” significa “sin”, y “Theos”, significa “Dios”. La idea de que Dios no existe fue acuñada por algunos hombres de ciencia, filósofos y psicólogos que desarrollaron estas teorías con miras a sustituir la fe por la ciencia. Personas como Jean Paul Sartre, Carlos Marx, Sigmund Freud, Friedrich Nietzsche, Charles Darwin, entre otros, fueron personas que apoyaron el ateísmo, y muchos llegaron a pensar que la ciencia llegaría en el futuro a demostrar que la Biblia no es la palabra de Dios, y que Dios no existe; pero lejos de eso, la ciencia llego a confirmar la veracidad de las Escrituras y por ende la existencia de Dios. La Biblia nos enseña lo necio que es no creer en Dios: “Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; no hay quien haga el bien”, (Salmo 14:1). Negar la existencia de Dios es una total necedad y proviene de un corazón que se ha corrompido delante de Dios, sus argumentos son sus teorías y postulados científicos; pero al considerarlos seriamente nos damos cuenta que todos ellos carecen de razón. Por ejemplo, la teoría de la evolución de Charles Darwin, en la cual muchos ateos afirman sus creencias, ni siquiera es una ciencia, es tan solo una teoría que no ha llegado a demostrarse. También la teoría del Bing Bang que afirma que el universo fue creado a partir de una especie de explosión cósmica, carece de argumentos racionales como para creer en ella, de tal forma que alguien dijo que creer en la teoría del Bing Bang es semejante a creer que el diccionario es producto de la explosión de una imprenta. ¿Cómo creer que un universo sujeto a leyes físicas y químicas tan precisas es producto del azar y no de un ser inteligente? A lo largo del tiempo el hombre se ha equivocado creyendo en estas cosas antes que, en Dios, de hecho, aun la misma ciencia se ha equivocado en sus declaraciones. Por ejemplo, hubo un tiempo donde se afirmaba en Química: “la materia no se crea ni se destruye, simplemente se transforma”. Con este enunciado, muchos se mofaban afirmando que la teología de la creación del universo por parte de Dios quedaba totalmente desmentida; pero lo cierto es que ellos fueron los burlados, porque años después, con la creación de la bomba atómica donde se demostró que era capaz de destruir a los átomos esta teoría quedo desmentida. Y así vemos como el hombre profesando ser sabio se ha hecho necio negando la existencia de Dios.

Deísmo.


El deísmo es la creencia personal de que Dios existe y que es el creador del mundo, pero después de crearlo, lo dejo para que se gobernara por sí mismo a través de sus leyes físicas y químicas, de tal forma que en la actualidad Dios no tiene influencia en las cosas que pasan en este mundo. Norman Geisler dice: “Los deístas tienen una visión de Dios muy parecida a la cristiana, salvo que piensan que jamás obra milagros. Concuerdan en que hizo el mundo, pero creen que lo deja trabajar en base a los principios naturales. El supervisa la historia humana, pero no interviene. Pueden comparar a Dios con un relojero que hace un reloj, le da cuerda, y después lo deja que funcione solo”. Sin embargo, esto es una mentira ya que la Biblia nos afirma que Dios tiene control y dominio sobre toda su creación de tal forma que ni siquiera un pájaro cae a tierra sin que sea su voluntad: “¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre”, (Mateo 10:29). Dios tiene control de los detalles más pequeños de nuestra vida, tanto que aun ha contado los cabellos de nuestra cabeza: “Pues aún vuestros cabellos están todos contados”, (Mateo 10:30). La misma Biblia nos enseña que ha fijado los límites de nuestra habitación: “Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación”, (Hechos 17:26), y en este sentido, Dios tiene control de todas las cosas creadas, incluyendo nuestra propia vida y Él es soberano en toda ella: “Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”, (Efesios 4:6).

Politeísmo.


                El politeísmo es la adoración a varios dioses. Myer Pearlman nos dice: “El politeísmo fue característica de las antiguas religiones, y se practica todavía en muchos países paganos. Se basa en la idea de que el universo es gobernado, no por una fuerza, sino por varias, de manera que hay un dios del agua, dios del fuego, dios de las montañas, dios de la guerra, y así sucesivamente”. La Biblia nos enseña que el politeísmo proviene de un corazón pervertido que se ha negado adorar al Creador y por ello ha terminado adorando a la creación: “Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que, al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén”, (Romanos 1:23-25). Sin embargo, la Biblia es enfática al declarar que solo hay un solo Dios, y solo a Él se le debe adorar: “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”, (Deuteronomio 6:4-5).

Agnosticismo.


El agnosticismo es una palabra compuesta que viene de la palabra “a” que significa “sin”, y de la palabra “gnosis” que significa conocimiento, y en este sentido Agnosticismo significa “sin conocer”, o “desconocido”. El agnosticismo es una filosofía que afirma que es imposible llegar a conocer a Dios por medio de la mente humana. Mientras que el escepticismo duda que Dios existe, el agnosticismo no lo niega, pero cree que es imposible que un ser humano pueda llegar a conocer a un ser tan sublime e infinito, sin embargo, aunque bien es cierto que es imposible que una mente finita comprenda totalmente a un ser infinito y por ello Pablo decía: “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado? Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén”, (Romanos 11:33-36), pero también es cierto que con la ayuda del Espíritu Santo el hombre puede llegar a conocer mucho de Dios: “Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová”, (Ezequiel 9:23-24).

Panteísmo.


                El panteísmo es una creencia de las religiones orientales que afirman que la totalidad de todo el universo es el único Dios. La palabra panteísmo proviene de dos palabras griegas compuestas, “pan”, que es todo, y “theos”, que es dios. En este sentido ellos creen que todo es Dios, los árboles, las plantas, la mesa de madera, las sillas donde nos sentamos, el sol, las estrellas, el agua, los animales, nosotros mismos, todo es dios. Norman Geisler dice: “Las religiones antiguas son el asiento del pensamiento panteístico desde hace mucho tiempo, filosofías que esta entrando en occidente por medio del movimiento de la Nueva Era, bajo la forma de yoga, meditación, dietas macrobióticas y canalización. El enfoque central del panteísmo es que todo es Dios y Dios es todo”. No obstante, la Biblia es clara al hacer diferencia entre Dios y su creación: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”, (Génesis 1:1), por lo que este pensamiento es un total error.

LA REVELACIÓN DE DIOS A LOS HOMBRES.


Lo cierto es que Dios desea darse a conocer al hombre, este ser infinito que es omnipresente, omnipotente y omnisciente desea que el hombre le conozca. Él creo al ser humano a su imagen y semejanza para que estuviera comunión con su persona, pero por causa del pecado el hombre se perdió y se alejó totalmente de Él, aun así, el Señor ha provisto medios a través de los cuales se ha dado a conocer a los hombres:

1.       Por medio de la conciencia: “Bendeciré a Jehová que me aconseja; aun en las noches me enseña mi conciencia”, (Salmo 16:7). La conciencia es aquella parte de nuestro ser que nos hace consientes del bien y el mal, y en este sentido, nos da testimonio de la existencia de Dios.
2.       La naturaleza: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos”, (Salmo 19:1). La misma naturaleza, toda su creación, tan perfecta y llena de detalles, son un testimonio que nos habla de un Creador inteligente.
3.       La palabra de Dios: “Harás congregar al pueblo, varones y mujeres y niños, y tus extranjeros que estuvieren en tus ciudades, para que oigan y aprendan, y teman a Jehová vuestro Dios, y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley”, (Deuteronomio 31:12). Por medio de su palabra escrita Dios se revela a los seres humanos.

4.       Por medio de su Hijo: “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo”, (Hebreos 1:1-2). Hoy en día, Dios se ha dado a conocer por medio de su Hijo Jesucristo.



Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario