Señales antes del fin y principio de dolores (Mateo 24:4-8)

 

“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores”.

Mateo 24:4-8

INTRODUCCIÓN

                   En el versículo 3 de este capítulo los discípulos le hicieron una pregunta al Señor la cual será respondida por Él: Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?”, (Mateo 24:3). La duda que los discípulos tenían era en cuanto a cuándo ocurriría la destrucción del Templo que ya anuncio en los versículos 1 y 2, así como qué señales habrán de su segunda venida y el fin del siglo. Con respecto a la destrucción del Templo, solo dejo claro la profecía que ocurrió en el año 70 d.C. y esto lo vimos en los primeros dos versículos de este capítulo. En cuanto a las señales de su segunda venida y del fin del mundo el Señor se prepara para darlas a conocer a sus discípulos.


señales-antes-fin
Señales antes del fin

SEÑALES ANTES DEL FIN

“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares”.

Mateo 24:4-7

              En estos versículos nuestro Señor Jesucristo nos habla de las señales antes del fin del mundo. Cuando aquí hablamos del fin del mundo nos referimos al periodo de la Gran Tribulación y que Daniel profetizo llamándole la Semana 70: “Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador”, (Daniel 9:27). De acuerdo con este versículo, el inicio de la semana 70 se caracterizará por la ratificación de un pacto entre los judíos y un gobernante quien no es más que el anticristo: Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda … Este pacto se consumirá entre los primeros 3 años y medio, pero al final de éstos los sacrificios y ofrendas del templo cesarán y los judíos entraran en un periodo de gran persecución: Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador. Este periodo de gran persecución es llamado por Jesús en este capítulo de Mateo como un periodo de gran tribulación (Mateo 24:21) y el desolador que vendrá sobre el pueblo de Israel es el anticristo que de acuerdo con Apocalipsis con su aparición iniciara el periodo de la Gran Tribulación: “Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer”, (Apocalipsis 6:1-2). Además de esto, este periodo que se anuncia en Daniel y en Mateo como de gran persecución para los judíos y de gran tribulación es anunciado en otras partes de la Biblia recibiendo varios nombres:

    1. El día de Jehová o el día del Señor (Isaías 13:6; Joel 1:15; 2:1, 11, 31; 3:14; Malaquías 4:5; 1 Tesalonicenses 5:2; 2 Tesalonicenses 2:2).
    2. Día de angustia o tribulación (Sofonías 1:15).
    3. La gran tribulación (Mateo 24:21).
    4. La semana 70 de Daniel. (Daniel 9:27).
    5. Tiempo o día de angustia (Daniel 12:1; Sofonías 1:15).
    6. Tiempo de angustia para Jacob (Jeremías 30:7).

Como vemos, este periodo terrible en gran manera viene siendo anunciado desde la antigüedad y si consideramos lo que las Escrituras nos dicen al respecto podemos encontrar dos razones por las cuales se dará. En primer lugar, este periodo de la Gran Tribulación se dará con el propósito de que Dios trate con su pueblo Israel para que ellos crean en su Hijo amado. Actualmente la mayoría de los judíos no reconocen a Jesús como su Mesías, sin embargo, viene un tiempo de prueba cuyo objetivo es acercarlos a Él para salvación: “¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado. En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, yo quebraré su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas, y extranjeros no lo volverán más a poner en servidumbre, sino que servirán a Jehová su Dios y a David su rey, a quien yo les levantaré”, (Jeremías 30:7-9). En segundo lugar, este periodo de Gran Tribulación viene a este mundo con el propósito de juzgar y castigar la iniquidad de los impíos. Este día será tan terrible que nadie podrá escapar de sus juicios: “Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente. Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres. Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol. Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra”, (Sofonías 1:14-18). Ahora bien, la pregunta de los discípulos es referente a qué señales habrá antes del fin del mundo, o sea, de la Gran Tribulación, y esa pregunta es respondida por nuestro Señor en estos versículos, veamos entonces las señales que se nos enseñan aquí.


La señal de la los falsos cristos y falsos profetas.

“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán”.

Mateo 24:4-5

Una de las primeras señales que Jesús anuncio acerca de que tan cerca estaba el fin del mundo, es decir, el inicio de la Gran Tribulación fue a la aparición de falsos cristos: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. La palabra Cristo proviene del griego Jristós (Χριστός), y literalmente significa “ungido”, y aquí la palabra es utilizada para referirse a aquellos hombres que afirman ser los ungidos que Dios ha levantado, ya sea, en lugar de Jesús o para terminar la tarea de Jesús que estos afirman quedo inconclusa. Increíblemente la historia está llena de sujetos que en determinado momento afirmaron ser la reencarnación del Mesías y ganaron miles de adeptos cumpliéndose las palabras de Jesús al decir: y a muchos engañarán. Podemos mencionar a unos falsos cristos que han surgido entre el siglo 19 y el 21:

 

1.       John Nichols Thom (1799-1838). Se rebeló contra el gobierno, él decía ser el “salvador del mundo” y la reencarnación de Jesús en 1834. Fue asesinado por los soldados británicos en la batalla de Bossenden Wood el 31 de mayo de 1838 en la ciudad de Kent, Inglaterra.

2.            Arnold Potter (1804-1872). Se revelo contra la iglesia mormona afirmando que el espíritu de Jesús había entrado en su cuerpo y se convirtió en el hijo “potter cristo” del Dios vivo.

3.            William W. Davies (1833-1906). Líder de la secta Reino del Cielo, localizada en Walla, Washington (1867-1881). Él enseño que era el arcángel Miguel, pero había vivido como Adán, Abraham y David. Cuando su hijo Arthur nació el 11 de febrero de 1868, Davies afirmo que el niño era la reencarnación de Jesucristo.

4.            Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908). Este hombre nativo de la India afirmo que era el esperado Mahdi, como la segunda reencarnación de Jesús. Fundo el movimiento Ahmadiyya en 1889 alegando ser comisionado por Dios para reformar el mundo.

5.            Lou Palingboer (1898-1968). Fundador y líder de una secta holandesa, dijo ser “el cuerpo de Cristo resucitado”.

6.            Krishna Venta (1911-1958): Fundador de la secta Fuente de la sabiduría, el conocimiento, la fe y el amor en California a finales de 1940. En 1948, declaró que él era el Cristo, el nuevo mesías y que vino a la Tierra desde el planeta Neophrates.

7.            Sun Myung Moom (1920-2012). Más conocido como el renovador Moon, fundador de la Iglesia de la Unificación. Afirmo ser el Mesías y la Segunda Venida de Jesús.

8.            Jim Jones (1931-1978). Fundador del Templo del Pueblo. Inicialmente, un líder evangélico, continúo diciendo ser la reencarnación de Jesús. Akenatón, Buda y el Padre divino. Alegando ser perseguido por los Estados Unidos, llevó a sus seguidores a Jonestown, Guyaba, donde organizo un suicidio colectivo el 26 de marzo 1997, cuando paso cerca de la Tierra el cometa Hale. Ellos creían que iban a reunirse en el cielo en una nave espacial.

9.            David Koresh (1959-1993). Inculcó en los miembros de su secta que él era el mismo Jesús que había venido a liberarlos de este mundo de opresión. Indujo a sus seguidores a la muerte convenciéndolos a atrincherarse con armas en contra de la policía en su rancho de Waicom en Texas, Estados Unidos.

10.        José Luis de Jesús Miranda (Nacido en 1946). Puertorriqueño y fundador de Creciendo en Gracia quien afirma que es el Cristo resucitado que se apodero de su cuerpo en 1973 autoproclamándose “Jesucristo Hombre”. Anuncio que se sometería a una gran transformación en el 2012, convirtiéndose en inmortal. Su muerte por cáncer no es confirmada por la secta que cuenta con 710 centros de servicio en 25 países.

11.        Inri Cristo (Nacido en 1948) Un astrologo brasileño que afirma que desde 1969 es el segundo Jesús reencarnado. Vive en Brasilia, considerada por él y sus discípulos como la “Nueva Jerusalén”.

12.        Sergey Torop (1961). Un ex policía de tráfico en Rusia, que dice haber renacido como Visionario, Jesucristo, pero señala que no es Dios, peri si la palabra de Dios. Ha fundado la Iglesia el Ultimo Testamento. En el 90 se trasladó al sur de Siberia, donde vive con sus discípulos en el Tiberkul Ecópolis, una comunidad espiritual. Se dice que tiene varias esposas y 10, 000 seguidores en todo el mundo.

13.        Oscar Ranuri Ortega-Hernandez (1990). En noviembre del 2011, disparo nueve tiros con un AK-47 en contra de la Casa Blanca en Washington. Pretendiendo ser Jesucristo, dijo que fue a mata el presidente Barack Obama, quien sería el Anticristo.

14.       Alan John Miller (1962). Más conocido como A. J. Miller. Australia, ex testigo de Jehová y líder de la Verdad Divina. Afirma ser Jesucristo reencarnado y quiere difundir mensaje que él llama la “verdad divina” a través de una serie de seminarios y diferentes medios de comunicación, especialmente en internet. Vive con María Suzanne Luck, que es según él el regreso de María Magdalena a la Tierra.



falsos-cristos
Falsos cristos


Como vemos el surgimiento de estos hombres afirmando ser el Cristo ha venido creciendo y hoy en día no es la excepción de tal forma que continuaran apareciendo hasta que aparezca la máxima expresión del mal, que afirmara ser el Mesías que Israel tanto esta esperando, así como afirmara ser la esperanza para este mundo perdido, este hombre es el anticristo. Este anticristo es llamado por Pablo el hombre de pecado en 2 Tesalonicenses: “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios”, (2 Tesalonicenses 2:3-4). En estos versículos se nos enseña un detalle más en cuanto al anticristo, y es que este no vendrá sin que antes venga la apostasía, y por apostasía podemos entender el hecho de que muchos que conocieron el verdadero evangelio de Dios se alejaron creyendo en doctrinas heréticas y siguiendo falsos maestros y profetas. La palabra apostasía se traduce del griego apostasía (ἀποστασία), y literalmente significa “colocarse afuera de”, y hoy en día es increíble como esta apostasía ha estado creciendo manifestándose falsos apóstoles y profetas que aseguran ser los nuevos ungidos de Dios y están introduciendo doctrinas heréticas que engañan a muchas personas conduciéndolas al infierno.

Esta señal que Jesús anuncia en estos versículos coincide con el orden de cómo iniciará el periodo de la Gran Tribulación que encontramos en Apocalipsis 6. De acuerdo a las visiones que el apóstol Juan recibió, la Gran Tribulación inicia con el rompimiento de los 7 sellos del rollo, y el primer sello da paso al jinete del caballo blanco que representa al anticristo: “Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer”, (Apocalipsis 6:1-2).


La señal del aumento de guerras, terremotos, hambre y pestes.

“Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares”.

Mateo 24:6-7

Otra de las señales que Jesús les dijo a sus discípulos que anunciarían el fin del mundo es el aumento de guerras, terremotos y pestes. Jesús dijo: Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Es increíble ver como las guerras han venido creciendo a lo largo de la historia humana. Aquellos periodos de historia pasada siempre estuvieron llenos de guerras por la conquista del mundo antiguo, así surgieron naciones que en su momento sembraron el terror y subyugaron a otras naciones a servidumbre, naciones como Egipto, Asiria, Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma. A lo de estos periodos la lista de personas muertas en estas guerras por conquistar el mundo es incontable. De igual forma la historia moderna y contemporánea registran grandes guerras que han surgido en este mundo, como, por ejemplo, la Guerra de los Cien Años , la cual fue un conflicto armado entre Francia e Inglaterra que duro 116 años (1337-1453), la Revolución Francesa la cual trajo como consecuencia el derrocamiento de la monarquía en Francia y termino con el golpe de estado a Napoleón Bonaparte (1789-1799), la Guerra de Vietnam donde se contabiliza que murieron entre 3.8 a 5.7 millones de personas (1965-1975), la Primera Guerra Mundial que dejo entre 9 a 10 millones de muertos (1914-1918), la Revolución Rusa de 1917 la cual trajo el derrocamiento del imperio zarista y el establecimiento del primer gobierno socialista,  la Segunda Guerra Mundial donde se estima que los fallecidos fueron entre 40 a 60 millones (1939-1945), la Guerra del Golfo Pérsico donde Irak peleo contra una coalición de 31 naciones lideradas por Estados Unidos (1990-1991), la Guerra de Irak donde algunos países liderados por Estados Unidos con el fin de acabar con el gobierno de Saddam Husseim (2003-2011), y así sucesivamente se han dado guerras grandes que han dejado miles de muertes sin contar las guerras de guerrillas en los países de Centro América. Hoy en día siguen los conflictos bélicos alrededor del mundo, especialmente en el Medio Oriente donde la tensión entre los países musulmanes e Israel continua latente y amenaza con iniciar la tercera guerra mundial, de esta forma se ha cumplido esta señal: Y oiréis de guerras y rumores de guerras. Todas estas guerras terribles son un anuncio de que el fin del mundo se acerca ya que de acuerdo a la Biblia una guerra terrible viene en contra de Israel y será justo en el tiempo del fin, antes del regreso de nuestro Señor Jesucristo y como consecuencia es lógico que también traigan el hambre y la mortandad por pestes, a parte de los terremotos que ocurrirán en diferentes partes del mundo: y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.


guerras
Guerras y rumores de guerras

De alguna forma estos versículos de Mateo 24 que estamos estudiando guardan un paralelo con la ruptura de los sellos que se muestran en Apocalipsis 6: “Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”, (Apocalipsis 6:3-8). De acuerdo a la visión de Juan, el jinete del caballo rojo simboliza las guerras, luego el jinete del caballo negro simboliza la escasez que es una consecuencia de la guerra y finalmente, el cuarto sello, abre paso al jinete del caballo amarillo que representa la muerte y de acuerdo a estos versículos, se le ha dado potestad de quitar la vida a la cuarta parte de la tierra con espada, hambre, mortandad y las fieras de la tierra. Por tanto, todo esto que vivimos hoy en día, la aparición de falsos cristos, la apostasía, las guerras y rumores de guerras, el hambre y pestes son un preludio del fin del mundo.


PRINCIPIO DE DOLORES

“Y todo esto será principio de dolores”.

Mateo 24:8

                 Ahora bien, nuestro Señor Jesucristo es claro al decir que el hecho de que todas estas cosas pasen no significa que ya estamos en el fin del mundo, pero si nos anuncia que este viene ya que es principio de dolores. En el griego original el término “principio de dolores” se traducen de las palabras arjé odín (ἀρχή ὠδίν), y hace referencia a los dolores de parto que le anuncian a una mujer que el nacimiento del bebé está cercano. Así hoy en día, este mundo se duele en medio de tanta maldad, el crecimiento de la apostasía es mayor cada día, el mundo entero vive tenso ante tantas guerras y la amenaza de nuevas guerras, las pestes azotan el mundo junto con el hambre en las zonas más pobres del planeta, los terremotos así como otros fenómenos naturales como las tormentas y tifones que inundan muchas partes del mundo, los sunamis, tornados, sequias y muchas cosas mas hacen que este mundo se duela anunciando que el fin del mundo se aproxima: “Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora”, (Romanos 8:22). Por tanto, nosotros los cristianos debemos observar las señales antes del fin del mundo esperando que el Señor Jesús venga por cada uno de nosotros.

 

Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario