Decisiones que conducen al fracaso total (Génesis 13:8-15)



“Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda.  Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera. Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre”.
Génesis 13:8-15

INTRODUCCIÓN


            Hoy día muchas personas se esfuerzan por tomar las mejores decisiones en su vida, especialmente porque quieren ser exitosos y tener una vida feliz. Lamentablemente muchos toman malas decisiones las cuales afectan enormemente su futuro. En este texto encontramos a dos hombres que tomaros decisiones y tuvieron resultados diferentes, veamos a la luz de la Biblia lo que tenemos que hacer para no tomar decisiones que nos conduzcan al fracaso total.

Abraham-Lot
Abraham y Lot se separan


                                I.            DOS HOMBRES QUE TOMARON DECISIONES PARA EL FUTURO.


En primer lugar, aquí vemos a dos hombres que tuvieron que tomar decisiones respecto a su futuro, estos eran Abraham y Lot. Cuando Dios llamo a Abraham a dejar a su tierra y parentela lo hizo porque quería bendecirlo y hacerlo padre de una gran nación: “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán”, (Génesis 12:1-4). Cuando Abraham partió de Ur de los caldeos se llevó consigo a Lot y con el tiempo Dios bendijo a Abraham y Lot con muchos rebaños de tal forma que los pastores de ambos se disputaban entre sí: “Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar. Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra”, (Génesis 13:6-7). Es en ese momento que Abraham le propone a su sobrino Lot a tomar caminos diferentes: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. Es aquí que Lot toma una decisión que influirá en su futuro.

                             II.            LOT TOMO UNA DECISIÓN QUE LO LLEVO A SU RUINA TOTAL.


“Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera”.

Aquí Lot comete un error, y es que no considero a Dios al momento de tomar su decisión. Para este momento Lot estaba bendecido ya que por haber estado cerca de su tío Abraham había recibido la merced de Dios y como consecuencia sus bienes habían crecido en sobre manera. El problema es que no comprendía que toda su abundancia provenía de la providencia de Dios, y por eso, cuando Abraham le dio a escoger, escogió la llanura del Jordán que en aquel entonces era fértil como la tierra de Egipto por lo que decidió colocar sus tiendas allí hasta que poco a poco fue extendiéndose hacia el oriente hasta habitar en Sodoma, una ciudad mala y pecadora. Aquí vemos a un hombre que al tener muchos bienes se confió y creyó que podía tomar sus decisiones sin considerar a Dios en su vida, solo le importo su ambición  y fue así que esta lo condujo a Sodoma, una ciudad rica y prospera; pero dañada por el pecado, entre los cuales no solo estaba la homosexualidad: “He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso”, (Ezequiel 16:49). Muchas personas hoy en día solo buscan su prosperidad y por ello toman decisiones a tal punto que se hacen amigos de este mundo participando de sus pecados y olvidándose de Dios. El problema con este tipo de vida es que nos lleva a la destrucción, y lamentablemente Lot lo sufrió, ya que la Biblia nos enseña lo terrible que fue su vida debido a esta decisión:

1.       La conciencia de Lot sufrió al vivir en medio de los pecadores: “y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente, y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos)”, (2 Pedro 2:6-8).
2.       Lot perdió todos sus bienes cuando fue tomado como prisionero debido a las guerras que Sodoma y Gomorra tenían con otras naciones: “Tomaron también a Lot, hijo del hermano de Abram, que moraba en Sodoma, y sus bienes, y se fueron”, (Génesis 14:12).
3.       Lot perdió su casa y lo último que le quedaba cuando huyo de Sodoma la cual iba a ser destruida por fuego: “Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad”, (Génesis 19:15).
4.       Lot perdió a su mujer cuando esta volvió a mirar atrás para ver la destrucción de Sodoma y Gomorra y así fue hecha una estatua de sal: “Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal”, (Génesis 19:26).
5.       Finalmente, Lot procreo de manera incestuosa una descendencia a través de sus propias hijas las cuales se convirtieron en naciones enemigas de Dios: “Entonces la mayor dijo a la menor: Nuestro padre es viejo, y no queda varón en la tierra que entre a nosotras conforme a la costumbre de toda la tierra. Ven, demos a beber vino a nuestro padre, y durmamos con él, y conservaremos de nuestro padre descendencia. Y dieron a beber vino a su padre aquella noche, y entró la mayor, y durmió con su padre; mas él no sintió cuándo se acostó ella, ni cuándo se levantó. El día siguiente, dijo la mayor a la menor: He aquí, yo dormí la noche pasada con mi padre; démosle a beber vino también esta noche, y entra y duerme con él, para que conservemos de nuestro padre descendencia. Y dieron a beber vino a su padre también aquella noche, y se levantó la menor, y durmió con él; pero él no echó de ver cuándo se acostó ella, ni cuándo se levantó. Y las dos hijas de Lot concibieron de su padre. Y dio a luz la mayor un hijo, y llamó su nombre Moab, el cual es padre de los moabitas hasta hoy. La menor también dio a luz un hijo, y llamó su nombre Ben-ammi, el cual es padre de los amonitas hasta hoy”, (Génesis 19:31-38). Esta fue la descendencia que Lot engendro.

Así termino Lot, después de haber salido bendecido con muchos bienes y siervos, termino en una cueva, sin esposa, sin nada y procreado de manera incestuosa dos hijos, todo porque no considero a Dios en sus decisiones.

                          III.            ABRAHAM TOMO UNA DECISIÓN BASADO EN SU FE QUE LE TRAJO GRANDES BENDICIONES.


“Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre”.

Finalmente, tenemos a Abraham el cual aprendió a confiar en Dios y tomo sus decisiones basado en su fe y no en sus propias opiniones. Cuando se dio el problema entre los pastores Abraham pudo haber tomado la decisión de a donde partir considerando que era más viejo que Lot, y era su tío. No obstante, dejo que su sobrino escogiera, porque él sabía que sin importar a donde partiera lo más importante en su vida era aprender a confiar en Dios y en su providencia divina. Jamás se mezcló con las naciones extranjeras, a diferencia de Lot que habito con los moradores de Sodoma, y por todo ello Dios lo bendijo tanto que hoy en día es padre de Israel, una gran nación.

CONCLUSIÓN.


            En la vida todos los seres humanos tomamos decisiones, y nos esforzamos porque estas sean acertadas, especialmente cuando queremos tener una vida de la cual nos podamos sentir complacidos. Lamentablemente, muchas personas toman decisiones que llegan a afectar su vida y los conducen al fracaso. En este texto vemos dos hombres, uno es Lot el cual al no considerar a Dios en sus caminos y termino habitando entre pecadores perdiendo todo lo que tenía y siendo padre de dos hijos producto de un incesto. El otro es Abraham, el cual aprendió a confiar en Dios y tomar sus decisiones basado en las instrucciones que el Señor le dio, por ello fue bendecido y hoy en día sigue siendo el padre de una gran nación, Israel.




Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario