viernes, 2 de diciembre de 2022

El Trasfondo de 2 Juan

 

“El anciano a la señora elegida y a sus hijos, a quienes yo amo en la verdad; y no solo yo, sino también todos los que han conocido la verdad”.

2 Juan 1

INTRODUCCIÓN

                Hasta el momento hemos tenido la oportunidad de estudiar dos de cuatro de las obras que el Espíritu Santo inspiro al apóstol Juan a escribir y que hoy forman parte del canon bíblico, estos son el evangelio según Juan y 1 Juan. Ahora con la ayuda del Señor queremos continuar estudiando sus obras y en este sentido iniciaremos el estudio de su segunda carta la cual es la carta más corta que podemos encontrar en el Nuevo Testamento ya que solo posee 13 versículos. Esta carta, como las otras obras de Juan, tenían como propósito contrarrestar el avance de las doctrinas heréticas que contradecían la naturaleza de Jesús como Dios y Hombre perfecto. Iniciemos considerando el trasfondo de esta carta.


2-Juan
El Trasfondo de 2 Juan

 

CONTEXTO HISTÓRICO DE LAS CARTAS JOANINAS

               Como ya hemos visto en la introducción que hicimos cuando estudiamos 1 Juan, nos ubicamos en un periodo de la historia de la iglesia cristiana donde los apóstoles y aquellos que habían conocido a nuestro Señor ya habían muerto y el últimos de todos ellos, Juan, ya era un anciano. En este sentido, muchos ubican el tiempo de redacción de las tres cartas de Juan entre los años 85 d.C. y 95 d.C. A estos cristianos que no conocieron a los apóstoles o cristianos que conocieron a Cristo se les llama como los cristianos de la segunda generación y generalmente se ubican después del año 70 d.C., año en el cual el templo y Jerusalén fueron destruidos por los romanos y todos los judíos se vieron obligados a dispersarse por todo el mundo. Estos cristianos de la segunda generación también se caracterizaron por ser enseñados por los que fueron discípulos de los apóstoles, así, por ejemplo, tenemos a Policarpo de Esmirna, quien fue instruido por el mismo apóstol Juan, o Ignacio de Antioquia quien fue discipulado por el apóstol Pedro, o Clemente de Roma quien se cree que acompaño a Pablo cuando fundo la iglesia en Filipo (Filipenses 4:3). Así que aquí tenemos una situación donde todos los apóstoles, a excepción de Juan, habían sido martirizados, una nueva generación de cristianos se estaba dando paso y herejías concernientes a la doctrina de Cristo se estaban introduciendo, amenazando destruir el fundamento doctrinal que había sido establecido por los apóstoles. Es en este contexto histórico que Juan escribe.

 

LAS IGLESIAS JOANINAS

                 Definitivamente Juan escribió a los que muchos llaman las iglesias joaninas, pero: ¿quiénes eran estas iglesias? Muchos opinan que fueron iglesias que llegaron a conocer al apóstol Juan, por lo que estaban influenciadas por sus enseñanzas y cuidado espiritual, estas estaban ubicadas en el Asia Menor, que hoy es Turquía, iglesia a las cuales también escribe y menciona en su libro de Apocalipsis: “… Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea”, (Apocalipsis 1:11). En este sentido, muchos afirman que cuando Juan escribe su evangelio y cartas, lo hace desde la ciudad de Éfeso. Otros también han afirmado que las iglesias de Samaria tenían la influencia joanina y es a estas que Juan dirige sus cartas. Recordemos que la iglesia de Samaria fue fundada primeramente por el evangelista Felipe, pero luego fueron adoctrinadas por Pedro y Juan, por lo que no es difícil creer que tuviesen alguna influencia de parte del apóstol: “Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan”, (Hechos 8:14).

 

ESTILO LITERARIO

               El estilo literario de 2 Juan es epistolar, es decir, está escrita en forma de una epístola o carta. Hoy en día muy pocas cartas se escriben, pero en términos generales, la estructura de una carta es: Presentación del autor, saludos a los destinatarios, el cuerpo de la carta donde se desarrolla el tema y despedida, saludando muchas veces otros cristianos. De los 27 libros del Nuevo Testamento, 21 son consideradas cartas o epístolas, de allí, 4 son evangelios, un libro histórico y un libro profético-apocalíptico. Algunos hacen diferencia entre una epístola y una carta. Una carta es dirigida a una persona o grupo privado con el objetivo que se lea solo a aquellos a los que se envió y luego de eso la carta deja de circular, es decir, es de carácter privado, solo para ser leída por los destinatarios. Por otro lado, una epístola, aunque se envía a una persona o grupo en específico, pero es pensada para que luego circule y sea leída por más personas. No obstantes, otros afirman que no hay diferencia entre una carta y una epístola. Como sea, estas cartas posiblemente fueron enviadas a grupos o personas en específico, pero luego las mismas iglesias las conservaron y compartieron con otras congregaciones ya que su contenido era de gran bendición y así se leyeron en más iglesias: “Cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de los laodicenses, y que la de Laodicea la leáis también vosotros”, (Colosenses 4:16). Si consideramos las tres cartas de Juan, 2 Juan y 3 Juan se ajustan perfectamente al estilo epistolar, sin embargo, 1 Juan no cuenta con la estructura básica de una carta, ya que no posee saludo, ni el autor se presenta, ni dice quiénes son los destinatarios y ni siquiera posee un saludo o despedida final. Por esto algunos consideran a 1 Juan más un enunciado teológico que Juan creo para que fuese leído en las iglesias joaninas.

 

AUTOR, DESTINATARIOS Y PROPÓSITO DE 2 JUAN

                El autor y destinatario de 2 Juan se presenta en el primer versículo: El anciano a la señora elegida y a sus hijos, a quienes yo amo en la verdad; y no solo yo, sino también todos los que han conocido la verdad. En primer lugar, vemos que el autor se presenta como el anciano, y esta palabra se traduce del griego presbúteros (πρεσβύτερος), la cual es una palabra que se usaba en dos sentidos diferentes. El primero era para hacer referencia a un anciano, es decir, a una persona avanzada de edad que había llegado a su vejez. Por otro lado, la palabra anciano era un título que, en aquel entonces, y aun en los nuestros, se le atribuye a ciertos lideres o pastores que están a cargo de una congregación. En el Nuevo Testamento podemos ver como Pablo constituyo ancianos para que cuidasen las iglesias que había fundado: “Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído”, (Hechos 14:23). Sin embargo, es poco probable que el autor de esta carta use este término para resaltar algún cargo de autoridad que gozara entre la iglesia ya que las iglesias joaninas no reconocían puestos de autoridad entre ellos, ya que simplemente todos eran hermanos y nadie gozaba de algún título de liderazgo, como en las iglesias que Pablo fundo. Así que el autor se presenta como el anciano, es decir, un hermano en Cristo, ya con una edad muy avanzada que de alguna mamera era un indicativo de respeto y buen testimonio que, sin la necesidad de un título, inspiraba a reconocer el respaldo, autoridad que tenia de parte de Dios y su largo recorrido en el evangelio. Muchos consideran que el anciano era Juan, el apóstol, hermano de Jacobo. Otros afirman que se trataba de otro Juan, al cual llaman Juan el anciano, del cual Papías de Hierápolis, un padre de la iglesia primitiva habla de él en una de sus obras como un prominente cristiano de Éfeso.

            En cuanto a los destinatarios, la carta va dirigida a la señora elegida y a sus hijos, pero ¿quiénes son la señora elegida y sus hijos? Las palabras “señora elegida”, se traducen del griego eklekte kuria (ἐκλεκτῇ κυρίᾳ), y la versión Reina Valera lo traduce muy bien. Tomando literalmente estas palabras, esto significa que Juan escribió a una señora cristiana que vivía ya sea en una de las ciudades de Asia Menor, posiblemente Éfeso o incluso algunos opinan que pudiese tratarse de una mujer cristiana que era miembro de las iglesias de Samaria. Es allá y sus hijos a los que Juan escribe. Otros por el contrario afirman que Juan está hablando en lenguaje figurado y, por tanto, cuando habla de la señora elegida se refiere a la iglesia y sus hijos son los miembros de dicha iglesia, de allí que algunas versiones como la Nueva Versión Internacional de la Biblia traduce este versículo de la siguiente manera: “El anciano, a la iglesia elegida y a sus miembros, a quienes amo en la verdad y no solo yo, sino todos los que han conocido la verdad”, (2 Juan 1). En nuestro caso específico vamos a considerar la primera opinión, es decir, interpretaremos literalmente el versículo y consideraremos que Juan le escribe a una mujer cristiana y a sus hijos para poder realizar el estudio de esta carta, sin embargo, muchos se inclinan también por la segunda opción.

            En cuanto al propósito por el cual Juan escribe su segunda carta, las razones son las mismas que ya consideramos cuando estudiamos su evangelio y 1 Juan. Recordemos que en esta época existían muchas herejías que contradecían la doctrina de Cristo, o sea, negaban entre muchas cosas su encarnación, pero como veremos, Juan no se cansa de contrarrestar las falsas enseñanzas de los apostatas. También en esta carta el apóstol Juan les advierte del peligro de asociarse o tener relaciones con los falsos maestros.

 

BOSQUEJO DE 2 JUAN


I.               SALUDO A LA SEÑORA ELEGIDA Y SU REGOCIJO PORQUE ANDAN EN LA VERDAD (2 Juan 1-4).

II.             EL MANDAMIENTO DE AMARNOS (2 Juan 5-6)

III.            EL ERROR DE LAS HEREJÍAS.

a.      Los engañadores que han salido por el mundo (2 Juan 7)

b.     Hay que apartarse de ellos (2 Juan 8).

c.      Se aparta de la doctrina de Cristo (2 Juan 9).

d.     El peligro de recibirlos en casa (2 Juan 10-11)

IV.           PALABRAS FINALES (2 Juan 12-13).

 

2 comentarios:

  1. Dios lo bendiga mi hermano querido le pregunto : cuantos ancianos, obispos o pastores se establecieron en cada congregación del primer siglo ? Parece según algunos versículos del libro de los hechos y algunas epístolas que se tenían que colocaban mas de uno en cada iglesia y me parece bien porque se hacia el trabajo del pastorado mejor supervisado debido a su influencia entre.los hermanos y se podia tener reconocimiento entre ellos debido a su labor y así los pastores se cuidaban entre ellos. Saludos muchas gracias

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios lo bendiga
      Gracias por estudiar la palabra de Dios
      Efectivamente, cuando Pablo fundo Iglesias, también se ve en Hechos que estableció ancianos y obispos lo cuales , según se entienden, quedaba a cargo en la iglesia en ausencia de el.
      No especifica el número de ellos q establecía. En Hechos, cuando se despide de los ancianos de Efeso en Mileto, se ve que eran varios y los deja a cargo de la iglesia dándoles instrucciones de como cuidar la congregación, sin embargo, a veces, dejaba alguien como el principal líder, y estos a su vez tenían otros ancianos q les apoyaban, así lo vemos con Tito q lo dejo a cargo de Creta. También en Tito 1 y 1Timoteo 3 se dan los requisitos de estos

      Borrar