Un llamado a no olvidar-Parte II (Apocalipsis 2:4-5)

“Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido”.
Apocalipsis 2:4-5

INTRODUCCIÓN


            Uno de los peligros que los servidores de Dios corremos es que con el paso de los años nuestro amor por el Señor decrezca y terminemos haciendo las cosas por costumbre. En su mensaje a la Iglesia de Éfeso el Señor elogia el arduo trabajo que hacían, sin embargo, tenía un reproche para ellos: Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Como ellos nosotros también podemos caer en este terrible error y después de muchos años de servicio podemos llegar a hacer las cosas por costumbre, y sin darnos cuenta perder aquel amor por Jesús y pasión por su obra. Sin embargo, aquí se nos dice lo que debemos hacer si esto ocurre: Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras.

inicios-iglesia
Los inicios de la iglesia

I.                   UN MANDAMIENTO A RECORDAR NUESTRO ORIGEN.


Recuerda…

El Señor nos manda a recordar primeramente de donde nos ha sacado y que todo lo que tenemos es por su misericordia, sin embargo, también ayuda el recordar el fervor y pasión de aquellos cristianos que estuvieron antes de nosotros y recordar su glorioso origen. Recordamos aquella iglesia que nació allá en Hechos 2, con aproximadamente 120 discípulos los cuales se encontraban orando en el aposento alto y de repente el Espíritu Santo vino sobre ellos en el día de Pentecostés y todos comenzaron a hablar lenguas: “Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen”, (Hechos 2:1-3). Así de glorioso fue el inicio de la iglesia de Cristo.

            Esta iglesia creció rápidamente a tal punto que Pedro en su primera predicación obtuvo como 3000 conversiones (Hechos 2:41).  En su segundo discurso se convirtieron alrededor de 5000 varones (Hechos 4:4). A partir de aquí la iglesia comienza a crecer poderosamente en Jerusalén enseñando en las casas y el Templo: “Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo”, (Hechos 5:42), aumentando así el número de discípulos: “Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe”, (Hechos 6:7). Posteriormente, la iglesia se expande a Samaria por la predicación de Felipe (Hechos 8:4-25), y luego con la conversión de Pablo, se inician sus viajes misioneros alrededor del mundo alcanzando a los gentiles para Cristo. Junto con todo este gran avivamiento vinieron las persecuciones de parte de los líderes de los judíos, sin embargo, esto no impido de la obra de Dios creciera. Esta época conocida como la iglesia apostólica es donde se escriben los evangelios y cartas que hoy tenemos en nuestra Biblia y se establecen principalmente por Pablo los fundamentos y organización de la iglesia. Tiempo después, las persecuciones que el diablo levantaría contra la iglesia estarían a manos de los emperadores romanos.  Fue con Nerón que la iglesia sufre una gran persecución que acaba con la vida de los apóstoles del Señor a excepción de Juan el cual es hecho prisionero en la isla de Patmos de donde escribe el libro de apocalipsis.
            A la muerte de los apóstoles, la iglesia es dirigida por los padres de la iglesia primitiva y crece en medio de 10 terribles persecuciones a manos de diez despiadados emperadores romanos:

1.      Domiciano: (Juan fue desterrado a Patmos durante su reinado).
2.      Trajano: sufrió martirio bajo su reinado, Ignacio obispo de Antioquía el discípulo de Pedro. La tradición dice que cuando se dirigía a su muerte a través de la región de Asia, él fortalecía y confirmaba los ánimos de las iglesias por donde pasaba. Sus palabras celebres fueron: "Ahora comienzo a ser un discípulo. Nada me importa de las cosas visibles o invisibles, para poder sólo ganar a Cristo. ¡Que el fuego y la cruz, que manadas de bestias salvajes, que la rotura de los huesos y el desgarramiento de todo el cuerpo, y que toda la malicia del diablo vengan sobre mí!; ¡sea así, si sólo puedo ganar a Cristo Jesús!" Fue entregado a las fieras las cuales lo devoraron.
3.      Adriano: Muchos fueron crucificados por este emperador en el monte Ararat, coronados de espinas. También sufrió martirio con toda su familia un valiente comandante romano convertido al cristianismo que se negó ante el emperador adorar a sus dioses, su nombre fue Eustaquio.
4.      Marco Aurelio: Sufrieron martirio Policarpo de Esmirna el cual al momento que se le pidió maldecir a Jesús para escapar de la hoguera exclamo “Ochenta y seis años lo he servido y Él no me ha hecho sino bien, ¿cómo puedo maldecirlo, a mi Señor y Salvador?, prended por favor la hoguera”. También sufrió martirio el célebre filósofo y erudito Justino Mártir, el cual es autor de una elegante epístola a los gentiles y dos apologías donde defendía al cristianismo de las costumbres paganas de su tiempo.
5.      Severo: Decapito a Ireneo, obispo de Lyon y celebre oponente de las herejías.
6.      Maximino: Durante esta persecución muchísimos cristianos fueron ejecutados sin juicio y enterrados indiscriminadamente a montones.
7.      Decio: Llego a tener un gran odio por el cristianismo, especialmente cuando veía como los templos paganos quedaban solos y el cristianismo crecía. Se dedicó a martirizar hasta la muerte a muchos cristianos. Arresto a Orígenes, catequista y presbítero de Antioquia de 74 años arrojándolo en una mazmorra inmunda donde fue torturado terriblemente. Finalmente Decio murió y Orígenes fue puesto en libertad.
8.      Valeriano: Torturo y mato a sin número de cristianos sin respetar el sexo y la edad.
9.      Aureliano: Dirigió la novena persecución con igual crueldad que sus antecesores.
10.  Diocleciano: Ordeno el exterminio de toda una legión de soldados  romana (la legión Tebana) que se habían convertido al cristianismo y que se negaron a jurar lealtad al emperador para exterminar al cristianismo. Estuvo dispuesto a quemar toda literatura cristiana y a borrar de la tierra el cristianismo.

A pesar de la dura persecución el diablo no logro destruir a la iglesia, al contrario, crecía y se santificaba aún más, de allí que Tertuliano dijera: “La sangre de los mártires es la semilla de la iglesia”. Esta persecución duro tres siglos y en el tercer siglo Satanás decide cambiar su estrategia de perseguir a los cristianos a entrar entre ellos para mundanalizarlos.

Este periodo abarca desde la supuesta conversión de Constantino al cristianismo y el anuncio del cristianismo como religión oficial del imperio. La historia cuenta que durante una batalla Constantino vio en el cielo una cruz con las palabras "con esta señal vencerás", desde entonces adopto el cristianismo como su región oficial. En el 313 d.C. en Milán promulgo la libertad para confesar el cristianismo y este creció considerablemente como región en el imperio. El lujo y la pompa entro en la iglesia y el espíritu ceremonial se volvió cada vez más fuerte. La mayoría de los ministros del evangelio comenzaron a corromperse ante tanta riqueza y reconocimiento. Durante todo este tiempo Constantino jamás renuncio al término de "sumo pontífice del paganismo" y no se bautizó sino hasta cuando su salud empeoro poco antes de su muerte. Entre los acontecimientos más relevantes de este periodo tenemos:

1.      El concilio de Nicea  en el 325 d.C. donde se condenó la doctrina de Arrio que negaba la Trinidad.
2.      Juliano el apostata, el cual después de la muerte de Constantino le sucedió en el trono y apostato del cristianismo volviéndose a los ídolos, trato de fundar iglesia paganas; sin embargo fracaso y a su muerte el cristianismo volvió a predominar.
3.      Florecieron muchos escritores cristianos en Oriente: Eusebio (autor de Historia Eclesiástica y la Vida de Constantino), El trió Capadocia; Basilio el grande, su hermano Gregorio de Nisa y Gregorio el nacianceno, poderosos y elocuentes en las Escrituras. Crisóstomo (boca de oro) destinado a la carrera de abogado, después de la primera educación fue puesto al cuidado de Libanio, el gran retorico y elocuente defensor del paganismo. Con el tiempo Crisóstomo se convirtió en obispo y gran orador como muy pocos han existido en la historia.
4.      Principales escritores cristianos occidentales: Agustín de Hipona, fue un erudito filósofo y vicioso que vivía perdidamente, pero su madre Mónica oraba por su conversión, un día hastiado de su vida clamo a Dios que tuviera piedad de su vida diciendo: "¿Hasta cuándo, Señor, hasta cuándo estarás airado conmigo?” Mientras hablaba de este modo —continúa diciendo— y lloraba amargamente, con mi corazón profundamente abatido, oí salir de la casa más próxima, una voz como de niño o niña, que decía y repetía cantando frecuentemente: "Toma y lee, toma y lee". Contuve entonces el torrente de mis lágrimas, y me levanté sin poder pensar otra cosa sino que Dios me mandaba abrir el libro sagrado y leer el primer pasaje que encontrase. Agustín corrió donde tenía las Escrituras y abriéndolas al azar, sus ojos dieron con este pasaje: "Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia; sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne." Rom. 13:13-14. Dice Godet, que el primero de estos versículos describe la vida de Agustín antes de su conversión, y el segundo la que llevó después. Agustín llego a convertirse en obispo de Hipona y fue el autor de Confesiones, Contra los Maniqueos, Verdadera religión, la Ciudad de Dios y Retractaciones. Otro escritor occidental fue Jerónimo erudito con estudios gramaticales y lingüísticos que conocía el latín, griego y hebreo. Realizo la traducción de la Biblia al latín (la Vulgata Latina).
5.      Con la corrupción de la iglesia muchos cristianos decidieron aislarse de las ciudades naciendo así los monasterios.
6.      A finales de este periodo surgen doctrinas heréticas como la Mariología, invocación de los santos, la eucaristía, el purgatorio y la construcción de Templos e imágenes.

                Posteriormente en el periodo comprendido entre el 538-1500 la iglesia del Señor sufrió un terrible ataque y se caracterizó por:
1.      La decadencia espiritual y el auge del papado romano, hubo una gran controversia sobre las imágenes, las cuales al inicio su función era meramente educativas para los ignorantes que no sabían leer y escribir, pero se convirtió en centro de adoración.
2.      En el sexto siglo surgió Mahoma el cual se convirtió en un gran profeta para los musulmanes y los dirigió en armas en contra de los infieles (los cristianos).
3.      Carlomagno rey de Francia en el 768 fue un celoso religioso fiel al Papa que dirigió cruzadas en contra de las naciones musulmanas que negaban el cristianismo, obligando a sus prisioneros a bautizarse a pena de muerte.
4.      En medio de este periodo de decadencia espiritual surgen un grupo de fieles conocidos como los paulinos los cuales vivían de acuerdo a las instrucciones del Nuevo Testamento, especialmente con énfasis a las cartas paulina; y posteriormente el movimiento de los valdenses (Pedro Valdo, el más célebre) en el 1152.
5.      La corrupción del papado. Este periodo va finalizando con la vida de John Wycliff, la estrella matutina de la reforma y el martirio de Juan Huss a manos del concilio papal el cual fue quemado por contradecir sus tradiciones que iban en contra de las Sagradas Escrituras.

Para esta época la Iglesia Católica Apostólica y Romana cobro un gran poder, incluso sobre los reyes, pero el Señor levanto a grandes hombres conocidos como reformadores que se volvieron a las Escrituras y le mostraron a la gente el verdadero camino de salvación.
1.      Martin Lutero y sus 95 tesis en contra del papado y la venta de indulgencias. Tradujo la Biblia al alemán.
2.      Guillermo Tyndele, traductor de la Biblia al Ingles el cual sufrió martirio en Inglaterra.
3.      Juan Calvino, gran teólogo Francés que escribió comentarios sobre varios libros de la Biblia y acerca de la doctrina de la salvación.
4.      Casiodoro de Reina, nacido en Sevilla, España, tradujo la Biblia al español, obra que se conoce como la Biblia del Oso.
5.      John Bunyan de Elstow, cerca de Bedford, Inglaterra, sufrió cárceles por predicar el evangelio y es el autor del famoso libro "El progreso del peregrino".

Para mediados de 1700 e  inicios de 1800 surgen  hombres como John Wesley, gran predicador que trajo un gran avivamiento a Inglaterra y con Jonathan Edwards de Estados Unidos, poderoso predicador mejor conocido por su último mensaje: "pecadores en manos de un Dios airado". Y así comienza a darse un gran avivamiento que estuvo acompañado de grandes predicadores y misioneros alrededor del mundo:

1.      David Brainerd, misionero a los indios de Norteamérica, el cual a pesar de su corta vida (murió de tuberculosis a los 29 años) su vida ha servido de inspiración a muchos cristianos. Es mejor conocido por su diario de oración, por usar un traductor indio que a pesar que estaba ebrio, logro que después de su predicación muchos nativos creyeran al evangelio. Se cuenta que un día que Brainerd regresaba a su casa a altas horas de la noche, un grupo de nativos trato de emboscarlo y matarlo, pero cuando venía por la vereda que solía recorrer ellos vieron que le acompañaban dos enormes hombres resplandeciendo por lo que se asustaron y salieron corriendo. Desde entonces los nativos no lo molestaron ya que decían que los espíritus protegían a este hombre.
2.      Charles H. Spurgeon, gran predicador de Inglaterra conocido como "el príncipe de los predicadores". Lleno el Hall Center en Inglaterra y muchos amaban escuchar sus sermones que hasta el día de hoy se siguen estudiando como grandes ejemplos de bosquejos.
3.      David Livingstone, misionero en el África. Llego a conocer todas las villas, caminos, peligros y desiertos de África, lo cual sirvió a los futuros misioneros para entrar con el evangelio. Cuando un grupo de misioneros lo busco ya que no había salido a recibirlos encontraron su cadáver en su humilde choza de rodillas. Aquel hombre había muerto orando. Cuando los ingleses quisieron llevarse su cuerpo para enterrarlo los africanos decidieron sacarle el corazón y enterrarlo en África. De allí que se dice que el cuerdo de David Livingstone se encuentra enterrado en Inglaterra pero su corazón está en África.
4.      William Carey, humilde misionero en  la India. Conocido como el padre de las misiones modernas, influyo poderosamente con el mensaje del evangelio en India terminando así con muchas terribles y crueles costumbres religiosas.
5.      Hudson Tylor, misionero inglés y el gran evangelista del interior de la China. Cuando todas las misiones inglesas fallaron, decidió aprender chino, dejarse crecer el pelo para hacerse una cola, se puso un quimono y se hizo como uno de ellos para habitar en el interior de la China y asi ganar a muchos para Cristo.
6.      D. H. Moody, evangelista de New York. Hombre sencillo, con problemas de léxico, pero a su muerte gano miles de almas  y dejó un poderoso legado evangelistico.

Así la iglesia tuvo su humilde pero poderoso nacimiento, y muchos hombres y mujeres valerosos influyeron para llevar el evangelio a todas partes del mundo y glorificar el nombre de Cristo.

II.                LA ACTUAL SITUACIÓN DE LA IGLESIA Y NUESTRA RESPONSABILIDAD.


“… arrepiéntete, y haz las primeras obras”.

Considerando todo esto debemos llenarnos de orgullo al conocer el origen de nuestra fe gloriosa, pero también nos arroja un gran desafío para comprometernos en santidad y proclamar el mensaje del evangelio. Lamentablemente vivimos días donde la iglesia ha entrado en una decadencia espiritual, donde sus pastores ya no hablan del pecado, el infierno, el rapto  y la santidad, sino que predican de la prosperidad, ser exitosos y motivación.  Sus mensajes están fundamentados en la psicología y metafísica. Muchas iglesias ya no se interesan en ganar almas, en guardarse sin mancha en este mudo.  Por tanto, debemos levantarnos en medio de este tiempo de apostasía y proclamar aún más el mensaje del evangelio y el pronto regreso de Jesús, haciendo las primeras obras y manteniéndonos firmes en la fe.

CONCLUSIÓN


Por tanto, demos hoy levantarnos para continuar con esta gloriosa tarea guardándonos sin mancha de este mundo y proclamando el mensaje del evangelio. Pero si hemos caído en este error de la apostasía, o si nuestra pasión y amor original han menguado, el Señor nos dice: Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras, ya que de lo contrario nuestra frialdad puede arrástranos a nuestra ruina espiritual: pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.



Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario