El poder transformador del evangelio (Hechos 19:23-27)



“Hubo por aquel tiempo un disturbio no pequeño acerca del Camino.  Porque un platero llamado Demetrio, que hacía de plata templecillos de Diana, daba no poca ganancia a los artífices;  a los cuales, reunidos con los obreros del mismo oficio, dijo: Varones, sabéis que de este oficio obtenemos nuestra riqueza;  pero veis y oís que este Pablo, no solamente en Éfeso, sino en casi toda Asia, ha apartado a muchas gentes con persuasión, diciendo que no son dioses los que se hacen con las manos. Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero”.
Hechos 19:23-27

INTRODUCCIÓN


            Actualmente vivimos en un mundo de mucha maldad, lleno de violencia, muerte y pobreza, un mundo donde el hombre buscar superar traumas y heridas a través de la ciencia, la medicina, la psicología; un mundo donde muchos luchan por escapar de sus adicciones a través de grupos de ayuda y otros que buscan la seguridad de sus vidas en las armas o sistemas de seguridad. Este mundo ha engañado a miles de personas atrapándolos en las garras de las falsas religiones donde los hombre creyendo que agradan a Dios van rumbo al infierno. Todo esto y mucho más es obra de Satanás, pero la buena noticia es que el mensaje del evangelio tiene poder para sacar al hombre de esta vida de ignorancia y sufrimiento, trastornando completamente el sistema mundano del diablo. En estos versículos uno puede ver como el mensaje predicado por Pablo termino con las supersticiones idolátricas de los efesios.

poder-evangelio
Disturbio provocado en Éfeso por los vendedores de templecillos

I.                   EL IMPACTO QUE EL EVANGELIO TIENE EN LAS CULTURAS PAGANAS.


Estos versículos nos muestran el impacto que el evangelio tiene sobre las culturas paganas. Por años Éfeso llego a considerarse la capital de Asia menor, y el culto a la diosa Diana era un fuerte costumbre a tal punto que allí existía un enorme templo, considerado como una de las siete maravillas del mundo. Esta influencia idolátrica había provocado una gran afluencia de personas de diferentes partes del mundo visitaban el templo y sus sacerdotisas paganas, también los mercaderes se enriquecían con la venta de templecillos de Diana y en general, muchas personas vivían condenadas en estas tradiciones religiosas que las conducían al infierno.

Sin embargo,  un día llego Pablo y pronto el mensaje del evangelio hizo el impacto poderoso en toda la ciudad lo cual se deja ver en las palabra de Demetrio: pero veis y oís que este Pablo, no solamente en Éfeso, sino en casi toda Asia, ha apartado a muchas gentes con persuasión, diciendo que no son dioses los que se hacen con las manos. Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero. Esto es lo que verdaderamente el evangelio hace en las personas, les abre sus ojos, los saca de su ignorancia, lo libera de supersticiones religiosas, las acerca al verdadero Dios y trastorna el reino de las tinieblas, así como trastorno el negocio de los vendedores de templecillos de planta y los alejo de la idolatría de esa diosa pagana.

            La misma Biblia nos habla del poder transformador que el evangelio tiene para derribar cualquier fortaleza maligna del diablo y llevar cautivo los pensamientos a la obediencia a Cristo: “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”, (2 Corintios 10:4-5).

II.                OTRAS CULTURAS Y NACIONES CAMBIADAS POR EL EVANGELIO.


            Si revisamos la historia nos podemos dar cuenta que el evangelio ha tenido un impacto tremendo en muchas sociedades salvándolas de las consecuencias de su pecado. Por ejemplo, en el año 1500 la sociedad vivía hundida en un mundo de superstición, gobernada por las tradiciones de la iglesia católica y los deseos del papa, pero cuando Martin Lutero decidió publicar sus 95 tesis el impacto fue tan grande que no solo Alemania, sino otras naciones se revelaron en contra los designios caprichosos de la iglesia católica y su papa.

            Podemos recordar el gran avivamiento que vino a Inglaterra y que salvo a la nación de entrar en una crisis, ya que por aquella época hombres como John Wesley trajeron un despertad en la palabra que transformo el corazón perverso de los hombres de aquella nación, también tenemos la contribución de Roberts Raikers que reunía a los niños en casas para enseñarles a leer la palabra de Dios y a George Müller quien rescato a los huérfanos de las calles evitando así que estos se convirtieran en delincuentes. De esta forma el evangelio por medio de estos hombres y otros más cambio la historia de Inglaterra.

            Finalmente, podemos mencionar la obra evangelizadora de William Carey el cual transformo por medio de los principios de la Escritura muchas tradiciones paganas como la quema de viudas viva al lado de su esposo difunto o el ofrecimiento de niños al río Ganges como ofrenda de fertilidad. Después de 40 años tradujo la Biblia y partes de ellas a 44 idiomas y dialectos, fundo muchos colegios y una universidad en la India transformando esta sociedad por medio del evangelio.

III.             LA EXHORTACIÓN DE DIOS A PROCLAMAR SU PALABRA.


Por tanto, el llamado es para cada uno de nosotros a predicar este glorioso mensaje el cual es capaz de transformar el corazón de los seres humanos y frenar la maldad de este mundo que se manifiesta en violencia, fraudes, muertes, extorsiones, hogares destruidos por la infidelidad conyugal, abortos, delincuencias, etc. Para Dios esta labor es sumamente importante que aun desde el Antiguo Testamento les encomendara tal tarea:

“Harás congregar al pueblo, varones y mujeres y niños, y tus extranjeros que estuvieren en tus ciudades, para que oigan y aprendan, y teman a Jehová vuestro Dios, y cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley”.
Deuteronomio 31:12

De igual manera la iglesia del Señor tiene esta misma encomienda:

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”.
Mateo 28:19-20

CONCLUSIÓN.



El diablo conoce el poder que tiene la palabra de Dios para transformar el corazón de los hombres y por ello se opondrá a dicha tarea, sin embargo, como Pablo nosotros somos responsables de trastornar el mundo de las tinieblas anunciando este glorioso mensaje a aquellos que viven en las tinieblas.

Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario