Un sacrificio completo (Juan 19:30)


“Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu”.
Juan 19:30

INTRODUCCIÓN


            Por años durante la dispensación de la ley, Israel ofreció un sin número de sacrificios que tenían como propósito redimir sus pecados, pero el problema con estos era que no lograban por lo que era necesario hacer constates sacrificios día a día por cada persona. Hoy en día podemos ver que hay muchas religiones que piden muchas cosas para ganar la vida eterna, pero lo único cierto es que solo hay un solo sacrificio el cual se hizo de una vez y para siempre que puede salvarnos. Este sacrificio es el de Cristo en la cruz del Calvario y es completo en todos sus aspectos y por ello Jesús exclamo: Consumado es. Veamos entonces las razones por las cuales decimos que el sacrificio de Cristo es completo.

sacrificio-completo
Un sacrificio completo


                               I.            EL SACRIFICIO DE CRISTO ES COMPLETO PORQUE NOS PERDONA DE UNA VEZ Y PARA SIEMPRE.


“Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado”.
Hebreos 9:24-26

            Si hay algo en lo cual el sacrificio es eficaz es en perdonar todos nuestros pecados. En la antigüedad los judíos solían hacer muchos sacrificios de animales con el fin de que Dios les perdonara sus pecados, pero ni con toda la multitud de pecados lo lograban: “Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados; porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados”, (Hebreos 10:3-4). Así hoy muchas religiones hablan del valor de las obras y sacrificios humanos para ganar el favor de Dios y perdonar los pecados, pero lo cierto es que nada de eso lo logra. Sin embargo, el sacrificio de Cristo es completo porque es el único que quita los pecados de los hombres: “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”, (Juan 1:29).

                            II.            EL SACRIFICIO DE CRISTO ES COMPLETO PORQUE NOS SALVA DEL INFIERNO.


“De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida”.
Juan 5:24
            En segundo lugar decimos que el sacrifico de Cristo es completo porque es el único que nos salva del infierno y nos hace entrar al cielo. Jesús lo afirma doblemente al decirnos que no pasaremos a condenación sino a vida eterna y tan solo creemos en Él. El hombre religioso ha buscado diferentes formas de querer escapar del infierno y entrar al cielo, pero lo cierto es que solo el sacrificio de Cristo lo logra.

                         III.            EL SACRIFICIO DE CRISTO ES COMPLETO PORQUE ES EL ÚNICO CAMINO AL PADRE.


“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.
Juan 14:6

            Finalmente, decimos que el sacrificio de Cristo es completo, porque solamente a través de Él podemos llegar al Padre. Muchos han buscado medios para acercarse a Dios Padre, ya sea a través de sus méritos religiosos o por intercesores, pero lo cierto es que solo Jesús es el único que nos puede acercar a Dios: “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”, (1 Timoteo 2:5). En general, todo lo que el hombre busque, sea el camino al cielo, sea la verdad absoluta de Dios, sea la verdadera vida, todo esto y más lo encuentra en Jesucristo, y todo esto nuestro Señor lo conquisto a través de su muerte en la cruz del Calvario.

CONCLUSIÓN.


            Cuando Cristo murió en la cruz del Calvario el exclamo con voz fuerte: ¡Consumado es! Con esto nuestro Señor quiso afirmar que ya todo estaba terminado, su obra salvífica, nuestra redención se había completado, y de allí que decimos que el sacrificio de Cristo es completo porque:

1.      Nos perdona de nuestros pecados de una vez y para siempre.
2.      Nos salva de la condenación eterna.
3.      Nos abre el camino a Dios Padre.




Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario