El nacimiento más importante de la humanidad (Mateo 2:10-11)



“Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra”.
Mateo 2:10-11

INTRODUCCIÓN


            El nacimiento de Jesús es el acontecimiento más importante de toda la humanidad. Muchos han tratado de descubrir la fecha de nacimiento de Jesús, pero esto se ha hecho muy difícil. Lo cierto es que no pudo haber sido en diciembre debido a las frías noches nevadas que se dan en Israel para ese periodo. No obstante, Dios no está tan interesado en revelarnos la fecha exacta de su nacimiento, sino que sepamos que Jesús nació un día en la tierra y vino por una misión muy importante. Esta misión se deja ver los presentes que los magos le dan a Jesús y nos hacen ver las razones por la cuales su nacimiento es importante para todos nosotros.

nacimiento-Jesús
El nacimiento más importante de la humanidad

            Aquí vemos a los magos llegar a una casa donde el niño Jesús estaba con sus padres, muy contrario a lo que la tradición católica enseña donde afirma que llegaron al pesebre recién nacido. Tampoco la Escritura nos dice que eran tres los magos, y menos que eran reyes, todo eso es parte de una tradición que no tiene fundamento bíblico. Lo cierto es que le ofrecieron tres tipos de presentes: oro, incienso y mirra. Veamos cómo estos presentes eran un simbolismo de su santo oficio y nos muestran las razones por las cuales su nacimiento es importante.

I.                   ESE DÍA NACIÓ EL  REY DIVINO.


En primer lugar el nacimiento de Jesús es el más importante de toda la humanidad porque ese día nació el único y verdadero rey divino. Entre los presentes que los magos le dieron a Jesús estaba el oro, el cual es el más precioso de todos los elementos del planeta Tierra y era el presente para los reyes. Muchos reyes y gobernantes han nacido, pero Jesús es el mayor de todos porque Él gobernara esta tierra con justicia y rectitud. “Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos;  sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío”, (Isaías 11:11-14). A lo largo de la historia han nacido muchos reyes y gobernantes, algunos buenos, otros malos, y hoy en día existen en la mayoría de los países del mundo gobiernos injustos, donde se favorecen a unos pocos; pero hace más de 2000 años nació un niño el cual gobernará sobre este mundo con justicia y verdad, entonces gozaremos de un reino de verdadera equidad, porque nuestro rey no será cualquier hombre de esta tierra, sino Dios.

II.                ESE DÍA NACIÓ NUESTRO SUMO SACERDOTE.


En segundo lugar, el nacimiento de Jesús es el más importante de toda la humanidad porque ese día nació nuestro Sumo Sacerdote. Entre los presentes que le ofrecieron estaba el incienso, el cual era una fragancia utilizada en el templo y al mismo tiempo era un símbolo de su oficio sacerdotal. En Israel todos los años el sumo sacerdote entraba una vez al año al Lugar Santísimo a hacer expiación por los pecados de toda la nación, de igual forma los sacerdotes en Israel fungían como un puente para comunicar a los hombres con Dios. Sin embargo, estos hombres eran imperfectos, necesitados como los hombres a los cuales representaban, pero aquel día nació el verdadero Sumo Sacerdote, el puente entre Dios y los hombres, el camino al cielo, el sacrificio perfecto que perdona todos nuestros pecados.

“Por tanto, Jesús es hecho fiador de un mejor pacto. Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable; por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos. Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre”.
Hebreos 7:22-28

III.             ESE DÍA NACIÓ NUESTRO REDENTOR.


Finalmente, el nacimiento de Jesús es importante para toda la humanidad porque ese día nació nuestro redentor. El otro presente que le ofrecieron los magos a Jesús fue la mirra, un regalo para los que van a morir. La muerte y resurrección de Cristo constituye la victoria final sobre la muerte y el pecado de tal forma que ahora todo aquel que cree en Él tiene la vida eterna.

“Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz”.
Colosenses 2:13-15

CONCLUSIÓN.


Aunque no sabemos la fecha exacta en la cual nació Jesús, lo más importante es saber que su nacimiento represento el evento más importante en la vida de los seres humanos, y los presentes que los magos le llevaron, oro, incienso y mirra, son un simbolismo del por qué lo es.

1.      Porque ese día nació el que gobernaría con justicia este mundo, nuestro Rey y Dios (El oro representa su divinidad y realeza).
2.      Porque ese día nació nuestro Sumo Sacerdote, aquel que nos guiaría a la verdadera comunión con el Padre (El incienso representa su sacerdocio).
3.      Porque ese día nació nuestro Redentor, aquel que perdona todos nuestros pecados (La mirra representa su muerte).



Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario