Jesús y el divorcio (Mateo 5:31-32)

“También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio”.
Mateo 5:31-32

Introducción


               Basándose en el mandamiento anterior: No adulterarás, comenta otro dicho que los antiguos habían enseñado durante generaciones, y es la carta de divorcio para una mujer que ha sido repudiada. El tema del divorcio ha sido muy controversial a lo largo de los tiempos, y en la era actual no es la excepción. Dios instituyo el matrimonio allá en Génesis 2:24, donde después de formar a la mujer de la costilla de Adán dijo: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”. De igual forma las Escrituras hablan acerca de lo honroso que es el matrimonio sin mancha delante de Dios.

“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios”.
Hebreos 13:4

                Lamentablemente un gran porcentaje de matrimonios fracasan y ven en el divorcio la única salida de escape. Pero, ¿aprueba realmente Dios el divorcio? Veamos lo que las Sagradas Escrituras dicen.

divorcio
Jesús y el divorcio

El divorcio en los tiempos de Jesús


“También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio”.
Mateo 5:31-32

             Cuando Jesús cito: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio, se refería al texto de Deuteronomio 24:1  que dice: “Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa”. Con este mandamiento Moisés quería regular una práctica que ya existía en su tiempo, los divorcios por cualquier motivo, y con eso proteger el matrimonio más que antes. Sin embargo, con el tiempo los rabinos trataron de interpretar la parte de darle carta de divorcio por encontrar algo “indecente”, y así surgieron las siguientes escuelas de interpretación en base a los que ellos interpretaban por “indecente”:

*       Aklba: Decía que bastaba que el esposo viera a una mujer más hermosa para que tuviera razones para divorciarse. Este rabino vivió antes de Cristo.
*       Hillel: Llamado el viejo o sabio, vivió del 70 a.C-10 d.C. Fundo una escuela liberal de interpretación de las Escrituras y enseñaba que cualquier cosa que el marido descubriera en su mujer que no le pareciera como por ejemplo no poder cocinar, volverse demasiado vieja o considerarla incapaz para los quehaceres del hogar podía ser una causa de divorcio.
*       Shamai: Vivió del 50 a.C. al 30 d.C. y estuvo involucrado en la edición de la Mishná. Contrario al pensamiento de Hillel, éste se apegó a las enseñanzas de Jesús referentes al divorcio y afirmaba que se podía divorciar únicamente por causa de adulterio.


                Es importante también comprender la tradición judía en cuanto al trato matrimonial. Para los judíos existían tres niveles de compromiso. En primer lugar estaba el compromiso. Este se hacía a menudo cuando la pareja no eran más que niños. Lo hacían corrientemente los padres y se hacía a menudo sin que los que formaban la pareja se hubieran visto nunca. El matrimonio se consideraba que era un paso demasiado serio para dejarlo a los dictados del corazón humano. Luego estaba el desposorio. Este era lo que podríamos llamar la ratificación del compromiso que ya había contraído la pareja. Hasta este momento, el compromiso que se había establecido por medio de los padres o encargados, se podía romper si una de las dos partes no quería continuar con él. Pero una vez que se llegaba al desposorio era absolutamente vinculante. El desposorio duraba un año. Durante ese año la pareja se consideraban marido y mujer, aunque todavía no tenían esa relación. El desposorio no se podía dar por concluido de ninguna manera más que por el divorcio. Finalmente la tercera etapa era el matrimonio propiamente dicho, que tenía lugar al final del año de desposorio. Por tanto, desde el desposorio mismo el vínculo no se podía romper a no ser por el divorcio. Ahora bien, este divorcio se daba si a la mujer se le encontraba culpable de “algo indecente”. Por tal motivo Jesús les aclara que la única cosa indecente por la cual el hombre podía darle carta de divorcio es la fornicación. La palabra fornicación proviene del griego porneía (πορνεία), el cual es entendido como un acto sexual entre solteros, pero también se aplica a cualquier acto sexual ilícito como adulterio, relaciones homosexuales o lésbicas, sexo con muertos o con animales, etc. Jesús advierte que el divorcio por otro motivo que no sea adulterio, crea una situación pecaminosa para la mujer si ella vuelve a casarse: comete adulterio. Pese a esta enseñanza la voluntad de Dios es que el matrimonio sea para siempre, como lo dice Jesús en Marcos 10:9 “Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre”, lamentablemente la dureza del corazón del hombre sigue provocando la finalización del contrato matrimonial que un día realizó la pareja delante de Dios y las leyes terrenales, cada año son cientos los divorcios que se dan y el pueblo cristiano no es la excepción. Aunque en este versículo aparece una concepción para divorciarse, la Biblia deja claro la posición predominante de Dios en cuanto al matrimonio y el divorcio. En Malaquías entre los pecados de los cuales acusa al pueblo estaba el haber roto el trato matrimonial con la mujer de su juventud:

“Y esta otra vez haréis cubrir el altar de Jehová de lágrimas, de llanto, y de clamor; así que no miraré más a la ofrenda, para aceptarla con gusto de vuestra mano. Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto. ¿No hizo él uno, habiendo en él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud”.
Malaquías 2:13-15

                El apóstol Pablo exhorta a los creyentes que por causa de las fornicaciones cada uno tenga su propia mujer y que deben luchar por mantenerse unidos en el santo estado del matrimonio; y si se separan, que se queden sin casar:

“Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando. Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer. Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios. Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer?
1 Corintios 7:8-16


                Todo matrimonio debe luchar por cultivar el amor entre la pareja y no llegar al divorcio, esta es la voluntad de Dios y nunca deberíamos ver el divorcio como la mejor opción. En Oseas se nos ofrece un buen ejemplo de como a pesar de la infidelidad conyugal, el perdón y reconcilio pueden salvar el matrimonio, y aunque el tema principal gira alrededor de como Dios está dispuesto a perdonar a su pueblo Israel el cual ha cometido adulterio espiritual con otros ídolos, también puede aplicase a nuestra vidas, y así como Dios ha perdonado nuestra infidelidad, cada matrimonio debería estar dispuesto a perdonar y buscar el reconcilio.

Share on Google Plus

About Walter Cuadra

63 Comments:

  1. Hola bendiciones, me ha encantado este estudio.
    Me ha aclarado muchas dudas que tenía.
    Pero tengo una pregunta...

    En la cita que mencionó a pablo, dice en una parte del texto:
    Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso.

    Aquí, y solo aquí se puede casarse con otra persona?
    o sea, tener otro matrimonio por la unica razón que el marido o esposa sea incrédula y haya decido separarse.
    Espero pueda responderme.
    por lo demás me pareció muy buen estudio.


    Ing. Lemuel Fco. Mtz. F.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios lo bendiga, gracias por estudiar la palabra de Dios.

      En el caso de este texto, si la pareja incrédula no consiente en vivir con el creyente, Pablo dice que se separen, pero pero deben quedarse sin casar, ya que no podrían disolverse el matrimonio por ninguna causa que no sea fornicación (como Jesús ensena en Mateo 5:31-32), o por la muerte de uno de los cónyuges (Romanos 7:1-3), solo por estas dos causas podría divorciarse y casarse de nuevo.

      Si lamentablemente no se lograra consentir la unión de la pareja después que uno se convierte, tendría que separarse y quedarse sin casar porque de lo contrario cometería fornicación si se casa con otra persona.

      Borrar
    2. Estoy en desacuerdo. Cuando dice que NO ESTA SUJETO A SERVIDUMBRE claramente explica que queda libre siempre y cuando quien decida separarse sea el incrédulo. La parte de QUEDESE SIN CASAR ya ha quedado atrás y pablo se refiere aqui a otro tipo d caso: cuando uno d ellos es incrédulo. Ahora bien si el incrédulo es fornicario o infiel entonces el creyente está en la potestad d decidir si quedarse o no con esta pareja ya que cayó en fornicación.

      Borrar
    3. Bendiciones mis amados me gusto mucho el estudio voy a dejar mi opinion
      el SEÑOR hablaba por causa de fornicacion es por q en esa cultura el matrimonio tenia varios rituales uno las 10 visgenes los amigos del novio cuando ya estaban en el lecho de la pareja tenian q mostrar la prueba de virginidad si la chica no era virgen la repudiaban por causa de fornicación ahora después de estar casados pablo es claro puedes divorciarte pero no puedes volverte a casar allí seras probado si eres capas de perdonar como lo hizo OSEAS con gomer y perdonar como DIOS nos perdono
      merecíamos o no una infidelidad JESUS tampoco merece q le seamos infieles pero muchas veces fallamos y el nos sigue perdonando somos su esposa debemos estar preparados para que no nos repudie

      Borrar
  2. Muchas gracias por estos aportes me han ensanchado la mente porque estoy en problemas en mi hogar y ahora tengo otra perspectiva del matrimonio a la luz de la palabra

    ResponderBorrar
  3. Woow.que bendición este estudio .Dios les bendiga ,Desde Venezuela estado cojeded.

    ResponderBorrar
  4. Si se convive con una mujer y ella comete adulterio, como seria en este caso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Estimado estudiante, si lamentablemente un cónyuge comete adulterio, el propósito principal de Dios es que el matrimonio se salve a través del verdadero arrepentimiento. El divorcio es la ultima opción que se debe cometer.
      Pidamosle a Dios para que los matrimonios se mantengan sin el pecado de la infidelidad ya que lo que Dios unio que no lo separe el hombre.

      Borrar
  5. Hermosa enseñanza. Dios los bendiga y los siga utilizando para abrirle los ojos a su pueblo

    ResponderBorrar
  6. Bendiciones . Q tal . Agradesco a Dios por este estudio .
    Por q aun la iglesia no tiene bien claro a la luz de la palabra algunos temas . Y uno de ellos es el divorcio.

    Estuve leyendo los textos y en mateo 5 31 - 32 habla q si se puede casar ya sea la mujer o el hombre cuando uno de ellos cometen adulterio . Si en caso no haya reconcilacion o perdon .
    Aparte d q uno de ellos fallesca segun romanos.

    Asi entiendo . Pero necesito su acalaraxion del tema .
    Bendiciones

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios lo bendiga, de acuerdo a este texto, hay una sola condición para divorciarse, y es por causa de fornicación, sin embargo, es curioso que solo Mateo lo define, porque su texto paralelo de Marcos no.
      Lo que si de deja ver en la Biblia es el deseo de Dios de que lo que Él unió no lo separe el hombre. Definitivamente el deseo de Dios es que no ocurra el divorcio, pero a veces, la reconciliación es imposible y lamentablemente no queda mas que el divorcio, pero no olvidemos, el énfasis del evangelio y de Jesucristo es que el matrimonio sea para siempre.
      Por ello Jesús vuelve a decir en el capitulo 19:
      “Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa? El, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre”.
      Mateo 19:3-6

      Pero si lamentablemente no queda otra opción que el divorcio, vuelve a enseñar:

      “Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla? Él les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; más al principio no fue así. Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera”.
      Mateo 19:7-9

      El problema es la dureza del corazón del ser humano y eso lamentablemente destruye el matrimonio, pero Jesús fue claro que la única razón por la que se pueden divorciar es por causa de fornicación.

      Borrar
  7. Entiendo que el viudo puede volverse a casar.!
    ¿Pero si repudio a mi esposa por fornicación y decido divorciarme y no perdonarla puedo volverme a casar?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Creo que los que estamos aquí es porque tenemos fe en dios, y queremos asemejarnos a el, verdad?, Entonces porque no perdonarias a tu esposa? Si realmente tiene un arrepentimiento humilde, puedes perdonar así como dios nos perdono a nosotros en Jesús su hijo único. bendiciones

      Borrar
  8. conosco ministerios que que le prohiben a los hermanos a divorciarce a pesar de que uno de los conyugues esta en fornicación

    ResponderBorrar
  9. Hermanos bendiciones hay que notar aquí que Jesús le habla al pueblo de Israel y ellos daban carta de divorcio como autoridad eclesial ña pregunta es si el matrimonio es civil y no eclesial aplica la misma ley. Porque recuerden q Moisés manda dar carta de divorcio porque ellos lo habían casado era una nación, ahora nosotros nos casamos pero primero civil y luego eclesial tomando como base mat 5 31-32 a cual matrimonio se refiere

    ResponderBorrar
  10. Hola yo tengo una pregunta solo fornicación ...o tambien cuando ay golpes maltrato...debería seguir con el

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cuando la integridad física y moral este siendo dañada y el cónyuge no muestra un arrepentimiento que lo conduzca al cambio genuino, la dignidad humana esta por encima de una relación donde los votos de amor han sido rotos.
      en tal caso podríamos seguir el consejo de Pablo de separarse y quedarse sin casar: "Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios!", (1 Corintios 7:12-15).

      Borrar
  11. Si la mujer creyente cometió adulterio y se une con quien adúltero, pero muestra arrepentimiento y quiere seguir a Dios pero lemdicen que ella ya está condenada. que procede ?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios le bendiga.
      De acuerdo a la Biblia, todo aquel que experimente un verdadero arrepentimiento que provoque en la persona una autentica conversión, tiene vida eterna, ya que Jesús perdona todo pecado.
      Alguien que verdaderamente se arrepiente, como el caso del hijo prodigo de la parábola de Lucas, y vuelve a Dios, este es recibido y no rechazado, de igual forma, alguien que se arrepiente deja su vida de pecado.

      Borrar
  12. Tengo una pregunta, si la esposa joven no cristiana recien casada con su joven esposo cristiano lo deja y no quiere más vivir con El aunque el esposo esté buscando una y otra vez la reconciliación, que se debe hacer aquí?

    ResponderBorrar
  13. Interesante; pero en mi caso llevo mas de 10 años divorciada (No por causa mia sino la de él adulterio vivio en unión libre por un tiempo no le funciono y volvio a entablar otra relación y se caso por lo civil.
    En mi caso continuo sola congregandome y al servicio de nuestro Dios. Si me casará No estaría cometiendo adulterio? Gracias.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. De acuerdo al pasaje de Mateo, si el cónyuge la abandono y con el tiempo se ha unido a otra persona adulterando, y si ya tiene el divorcio por causa de fornicación, el divorcio la deja libre de cualquier compromiso y no podria verse como adulterio si en determinado momento se vuelve a casar con otra persona.

      Borrar
    2. Pero en Lucas 16:18 Dice:Todo el que repudia a su mujer, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada del marido, adultera. Por lo tanto; si una mujer divorciada se casa con otro hombre, adultera. Independiente de los años que lleve divorciada.

      Borrar
  14. Hola, mi prometido me fue infiel antes de casarnos pero no lo supe sino hasta unos días después de habernos casado, aplica para mi el divorcio?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola, mi esposo me fue infiel antes de casarnos (cuando era mi prometido) pero no lo supe sino hasta unos días después de habernos casado, aplica para mi el divorcio?

      Borrar
    2. Dios la bendiga, el deseo de Dios es que lo que unió El nadie lo separe, ya que el matrimonio es para siempre, lamentablemente el adulterio rompe esa confianza, pero debemos buscar en Dios la restauración del matrimonio y para ello ambos cónyuges deben estar dispuesto a buscarlo, de lo contrario no funcionara el matrimonio.
      Pídale dirección a Dios para actuar de acuerdo a su voluntad.

      Borrar
  15. Bendiciones mi hija se casó los dos son creyentes pero al cabo de 3 años el decide terminar no por infidelidad si no por que dice que se le acabo el amor y endureció su corazón y no quiere restaurar su matrimonio que puede hacer ella en su caso

    ResponderBorrar
  16. Que Dios bendiga su vida.
    Le recomendamos buscar consejería pastoral ya que se tendría que evaluar en detalle el caso y de preferencia con ambos cónyuges para ver la situación y buscar con la ayuda de Dios la restauración del matrimonio.

    ResponderBorrar
  17. Tengo una pregunta estoy desesperada.vivo con un hombre casado el se caso por la iglesia católica...yo soy evangélica..cuando lo conosi tenia 8 años separado de su esposa.se separaron por causa de que el le falloa eya metiendose con otra mujer..pasado 6 años de eso me conose ami y tenemos 5 años en hogar . ahora el quiere casarse con migo y yo con el para servir y honrrar a Dios ..y su esposa aun vive y tiene su nueva pareja y de acuerdo a darle divorcio..mi pregunta es aprovaria Dios mi matrimonio con el???

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios la bendiga.
      La separación y divorcio ocurrió por causa de fornicación, según Jesús (como Jesús enseña en Mateo 5:31-32) pueden proceder a divorciarse.
      Si ya se encuentra divorciado podrían casarse.
      Le recomendamos que ponga su matrimonio en manos de Dios y que ambos estén dispuesto a cuidarlo, viviendo en santidad, y seguramente, Dios los bendecirá.

      Borrar
  18. Hola, que buena enseñanza. Me ha ilustrado mucho. Muchísimas gracias.
    Tengo una pregunta:
    Me casé y esta persona me prometió que nos íbamos a vivir por un tiempo en la casa de sus padres. Pero pasó el tiempo y él no tenía el interés por buscar lo propio, no había maltrato físico pero sí psicológico y emocional.
    Yo decidí salir de esa casa. Pero él nunca me ha buscado. Después de ver que en realidad yo no era de su interés como mujer, preferí creer que él nunca me amó.
    Busqué ayuda en la iglesia donde nos congregabamos y serviamos. Pero terminaron diciendo que la culpable había sido yo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No estoy buscando volver a casarme. Pero mi anhelo es poder seguir sirviendo. Estaría bien que lo haga aún en una condición como esta?

      Borrar
    2. Dios la bendiga, gracias por estudiar la palabra de Dios. Lamentablemente a veces ocurren situaciones como la suya donde el cónyuge no pone de su parte y eso provoca la separación.
      Cambien a veces la gente tiende a juzgar equivocadamente, pero le exhortamos a confiar en Dios y poner su causa en manos de Dios y Él sera la que la honrara por su fidelidad. Siga adelante sirviendole al Señor siempre.

      Borrar
  19. Buenos días quisiera preguntar cuando se lleva más de 10 años con una persona y se conceden hijos pero aún no somos casados.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Que Dios bendiga su vida.
      En la Biblia Dios aprueba las relaciones sexuales dentro del matrimonio y honroso es el matrimonio sin mancia, por ello le recomendamos casarse y Dios bendecirá en gran manera su matrimonio.

      Borrar
  20. Hola Dios le bendiga buenos días una pregunta una hermana fue abandonada por su esposo desde hace 16 años el la abandonó y el hasta 2 hijos tiene con la otra la hermana se puede volver a casar?? Nuestro pastor dice que no

    ResponderBorrar
  21. Buen dia soy casada pero Mi esposo me fue infiel y tiene más de 9 meses viviendo con su nueva pareja, yo sigo orando por la restauracion de mi matrimonio y confiando en Dios que se haga su voluntad pero leí una respuesta suya q si los dos estabamos de acuerdo en esa misma restauración? Sera q esta bien q yo sola quiera seguir orando por esa restauración? Y si de no darse dicha restauración podria divorciarme?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios la bendiga.
      Lamento mucho lo que le ha pasado y la felicito por buscar en oracion la restauracion de su matrimonio.
      Le recomiendo siga orando a Dios y busque consejeria pastoral profecional para que evaluando su caso a detalle ellos tambien puedan darle un consejo acertado, ya que en estos casos dificiles es importante evaluar y conocer bien el caso a profundidad.
      Por lo demas, ore a Dios pidiendo sabiduria y direccion para tomar la mejor desicion ya que el Espiritu Santo le guiara en el proximo paso.

      Borrar
  22. Dios le bendiga Gracias por este estudio que ha sido de mucha bendición pero yo tengo una carga en mi corazón muy grande donde mi hijo ha sido criado en el evangelio siempre muy fiel se guardó para casarse con su única novia que fue su esposa pero cometió adulterio por razones que según él dice que su esposa casi no quería estar con él Él le comentó su verdad pero su esposa ya no quiso reconciliarse con él Él Busco consejería pastoral se metió con Dios hay uno pero ella no quiso ya regresar al matrimonio ni ella quiso ir a tomar consejería de nada Ni si quiera ir con el pastor de la iglesia él se podría volver a casar Se lo agradezco mucho que me respondiera traigo un dolor en mi corazón

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios lo bendiga, siento mucho su dolor y la situación que esta pasando la cual es muy difícil.
      Muchos matrimonios experimentan adulterio cuando un cónyuge se niega a satisfacer la parte sexual, por eso Pablo aconseja a las parejas en 1 Corintios a no negarse por mucho tiempo a su pareja ya que esto puede abrir la puerta del adulterio.
      Nuestro consejo para su hijo es que busque su restauración a través de un verdadero arrepentimiento, posiblemente el dolor y heridas permanecerán como parte de las consecuencias de sus acciones pasadas, pero debe priorizar buscar a Dios con todo su corazón y toda aquella actividad que le ayude a fortalecer su vida espiritual (ir a la iglesia, oración personal, lectura de la Biblia, participar en un ministerio de la iglesia, etc). Su primer paso debe ser este y con fe debe pedirle a Dios la restauración de su matrimonio y esperar pacientemente la respuesta de Dios y no apresurarse a tomar cualquier otra decisión.


      Borrar
  23. El divorcio no existe, y es una mentira de los hombres perversos que no honran al Señor. El hombre o la mujer que cometa pecado grave en su matrimonio debe pedirle perdon de corazon a Dios y a su pareja y no caer mas en pecado mas el divorcio es una mentira del Diablo

    ResponderBorrar
  24. Hola,le consulto , lo que está en las escrituras de algún modo es para aquellos que se le abrió el entendimiento, lo lo que sería para los cristianos que conocen al SEÑOR,por ello mi pregunta es, en un matrimonio donde uno es el creyente y el otro no lo es de parte del incrédulo hay adulterio, el creyente ¿ puede hacer valer lo que el SEÑOR dijo sobre la causa que justificaría el divorcio? Esto seria por fornicacion.
    mi duda es si el que adulterio que no conocí a a Dios por lo tanto estaba en sus pecados,¿es válido que del lado creyente tome esto para justificar su divorcio ? Y por otro lado el que adulterio se convirtió y se arrepintió de lo que hizo ya conociendo lo que DIOS piensa , que pasa? En este caso? .Saludos y bendiciones

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Jesús dijo que a no ser por causa de fornicación el hombre no podía divorciarse, pero como ya lo vimos el deseo de Dios es que no lleguemos a ese nivel, sino que el matrimonio sea restaurado.


      Borrar
  25. buenas.. una pregunta, si yo me caso sólo x la civil y no x la iglecia y sin anillos por falta de recursos, esta bien ante los ojos de Dios???? gracias.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. La Biblia no enseña que la iglesia tenga la potestad para unir en matrimonio a una persona, la única forma de unirse en matrimonio es a través de las leyes del país donde un abogado realiza el acto civil y este queda inscrito en el registro civil.
      Por tanto, para unirse en el estado de matrimonio es necesario hacerlo por lo civil, de acuerdo a las leyes de un país y auspiciadas por un abogado, este es el matrimonio que Dios aprueba.

      Lo que se hace en algunas iglesias es la presentación del matrimonio, como testimonio a la congregación que han unido sus vidas en matrimonio.

      Borrar
    2. Tus estudios son muy buenos y tus respuestas a tantas preguntas me han parecido muy acertadas, pero en esta respuesta si difiero de ti. Aunque la biblia no dice que la iglesia tenga la autoridad para unir en matrimonio lo primero es que el matrimonio fue establecido por Dios, así que no concidere una institución más santa para realizar esa unión que la, iglesia que es el cuerpo de Cristo. Lo otro es que ya que se consideraría superior el matrimonio civil y respetamos las leyes sería mucho más fácil romper el matrimonio ya que el matrimonio civil es mucho más "liberal" y se puede divorciar casi por cualquier razón, por eso hay tantos divorcios en el mundo. Ya cuando se hace el compromiso ante Dios las cosas cambian. Pará, mi el matrimonio civil es un documento que se firma para asuntos legales y similares pero espiritualmente(al menos para mí) no tiene ningún valor. Es sólo que no le siento el peso y la seriedad que tiene un matrimonio "por la iglesia".

      Borrar
    3. Definitivamente, todo matrimonio se debe comprometer delante de Dios, independientemente donde se haga y las leyes de un país, estoy de acuerdo que el matrimonio se hace delante de Dios y no debe romperse ese vinculo, porque lo que Dios unió q no lo separe el hombre.
      Quiera Dios que nos ayude a todos a vivir nuestros matrimonio delante de su presencia y nunca el divorcio sea una opción, porque nunca sera el deseo de Dios.
      Gracias por comentar.

      Borrar
  26. Que pasa con las personas que por falta de papeles y dinero deciden casarse por el civil solo por mutuo acuerdo para obtener ciertos papeles y ya que obtienen una nacionalidad o visa, deciden separarse para hacer su vida, esta mal ante los ojos de Dios? Y esta mal que esas personas vuelvan a casarse ya de una manera para hacer una familia?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios le bendiga.
      De acuerdo a la Biblia, La razón principal por la cual una pareja debería casarse es por amor, ya que cualquier otro motivo puede hacer fracasar el matrimonio, ya que cuando vengan las dificultades y diferencias, solo el verdadero amor y la ayuda que Dios provee puede ayudarles a salvar su matrimonio.
      El propósito del matrimonio es:
      Ayuda idónea: ambos se complementan en la vida.
      El procrear hijos.
      El tener relaciones sexuales y no caer en fornicación.

      De allí no existe otro propósito.

      Lo cierto es que una vez alguien se case adquiere un compromiso delante de Dios, aun aunque lo haga por lo civil, ya que por las leyes de ese país que han sido puestas por Dios, la pareja esta unida en matrimonio y lo que Dios unió que nadie lo separe.

      Por tanto, el deseo de Dios es que ningún matrimonio se rompan y con la ayuda de Dios ambos busquen la forma de lograr permanecer unidos.

      El problema sera si nunca existió el amor.

      Pero no olvide, para Dios no hay nada imposible, y amar no es cuestión de responder a algo que otros han hecho por mi, sino una decisión, como el amor de Dios, ya que El decide amarnos aun sabiendo lo que somos, ese es el amor de Dios y el amor que debemos dar a los demás.

      Borrar
  27. Buenas noches... en 10 años de casados mi esposo ha sido infiel 2 veces, deberia seguir perdonando, estoy segura que el no tiene arrepentimiento mas mi corazon esta desgarrado, ya no existe la confianza, tengo temor a que lo vuelva a hacer, esta llenando mi.corazon de celos, inseguridad, rabia, siento que destruye mi vida... puedo divorciarme?? Puedo con el tiempo volver a unirme, aunq no estoy en el interes de hacerlo pero es bueno sabelo...
    Espero su respuesta, muchas gracias de antemano

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios la bendiga.
      Lamentamos lo que le ha pasado.
      Si su cónyuge a experimentado un verdadero arrepentimiento puede hablar con el acerca de sus sentimientos de celos e inseguridad, para que juntos busquen una solución a evitar esos sentimientos. Seria bueno que buscaran la ayuda de un consejero profesional al cual le pudiera compartir su caso y como pareja ser aconsejados para fortalecer aun mas su matrimonio.

      Para que el matrimonio se fortalezca la comunicación abierta y sincera es clave, y si su cónyuge a experimentado un verdadero arrepentimiento tendría que mostrar evidencias de ello, un primer paso seria la conversación clara y llegar a decisiones que los mueva a mejorar su relación.

      Dios la bendiga.

      Borrar
  28. Si uno de los 2 está siendo maltratado físicamente, verbalmente, cual quier tipo de maltrató. Eso es motiva para que Se divorcien? Esto va encontrar de la biblia o no? Hay algo en la biblia que lo respáldele, que hable sobre esto?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. bendiciones de parte de Dios.
      En caso de maltrato dentro del matrimonio la Biblia no dice nada directo, pero por principio de vida y deducción podemos entender cual es la voluntad de Dios en estos casos.

      En primer lugar, Dios nos ha llamado a estar en paz y si en el matrimonio esto se vuelve imposible ya que uno de los cónyuges no está dispuesto a vivir de acuerdo a los principios del evangelio, el apóstol Pablo recomienda que mejor se separen y se queden sin casar:

      1 Corintios 7:10-15:
      10 Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; 11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer. 12 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. 13 Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. 14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. 15 Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.

      De acuerdo 1 Corintios 7, si el marido no consiente en vivir en paz y armonía con su nueva fe, la mujer podría separarse de él, y obviamente esto podría incluir el maltrato. Nadie esta obligado a mantenerse en tal estado de servidumbre.

      Además de esto, el Señor nos enseña que no debemos vivir de acuerdo a las obras de la carne, y estas incluyen pleitos, celos y divisiones, por tanto, no es el deseo de Dios que una persona viva un matrimonio así:

      Gálatas 5:19-21
      Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos, envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

      Finalmente, el deseo de Dios es que le sirvamos y vivamos de acuerdo a su palabra, y si un cónyuge maltrata al otro y no contribuye al crecimiento espiritual y aun pone en peligro de vida a su pareja, podría separarse considerando que Jesús nos da la opción de elegirlo a Él antes que cualquier familiar o persona de esta tierra:

      Mateo 10:37:
      El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;

      La elección sobre cualquier cosa o situación que ponga en riesgo nuestra relación con Cristo será Cristo, y si un matrimonio experimenta violencia y pone en peligro la vida e integridad de la persona, es obvio que Dios no desea esto, y por tanto, siguiendo el consejo de Pablo en 1 Corintios 7, podrían separarse y quedarse sin casar.

      Borrar
  29. Hola!
    Buenas tardes!
    Tengo una pregunta... Hemos estado casados por 6 años, hemos tenido problemas puesto que sufre de bipolaridad tipo 2 psiquiatríamente ya diagnosticado y claro nuestro más grande problema esque no nos apegamos a Dios ni aclamamos su ayuda.
    Aunque las cosas no iban bien yo no me di por vencida, pero el me pidió el divorcio y se fue.
    Estamos en trámites de divorcio, yo he vuelto al Señor, el no es creyente ni tampoco tiene interés en restaurar nuestro matrimonio.
    Que puedo hacer aquí? Si mi matrimonio no logra restaurarse quiere decir que jamás podré casarme nuevamente?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios la bendiga.
      Sentimos mucho lo que le pasa.
      Le sugerimos que fortalezca su relacion con Dios yendo a una iglesia donde se predique la palabra de Dios. Ore a Dios y pidiendo dirección.
      El divorcio es algo que Dios desearía que no pasara, sin embargo, si ya están en proceso de eso pídale a Dios que le de la mejor dirección, y como dijo Pablo en 1 Corintios 7, si el cónyuge incrédulo no consiente en vivir con Ud. y se va, entonces debería quedarse ahorita sin casarse. Dese tiempo para asimilar lo que esta pasando y busque fortalecer su relacion con Dios.

      La única forma en la que una persona podría volver a casarse es por muerte de su cónyuge (Romanos 7:2-3) o por cauda de fornicación (Mateo 5:31-32), pero lo mejor es ver esto no como una opción, sino pedirle a Dios que restaure su matrimonio.

      En este momento de dificultad, le recomendamos acercar a Dios, fortalecer su relacion congregándose en una iglesia, lea la Biblia y establezca una vida de oración para que reciba la dirección divina que necesita para ello.

      Borrar
  30. DIOS LES BENDIGA. QUIERO PREGUNTAR ALGO Q ME HA TENIDO MUY INQUIETA Y ES QUE MI HIJA VIVE CON UN HOMBRE QUE AUN ESTA CASADO CON SU ANTERIOR PAREJA,EL ES MILITAR Y SALE CADA TRES O 4 MESES DE SU TRBAJO DICE QUE EL SE QUIERE SEPARAR DE SU EXPREJA POR QUE ELLA HA SIDO INTERESADA Y YA NO HAY AMOR EN EL Y ELLA NO LE QUIERE DAR EL DIVORSIO. SE QUE MI HIJA NO ESTÁ ACTUANDO BIEN PERO NO HIZO CASO CUANDO YO LA ACONSEJÉ Q SE ALEJARA DE ÉL. GRACIAS

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios la bendiga.
      Es triste cuando escuchamos casos como este ya que legalmente el hombre aun sigue casado con su anterior esposa y por tanto su hija no debería estar con él.
      Le sugerimos que ore a Dios para que guie a su hija a tomar el camino correcto ya que actualmente se encuentra inmersa en una relacion complicada, lo mejor seria separarse y dejar que el hombre pusiera en orden los asuntos pendiente que tiene con su anterior esposa, de lo contrario se vera involucrada en sus problemas.

      Borrar
  31. Es algo de información, pero vale la pena leerlo.

    MATEO 5:32 NO DICE QUE LA FORNICACION LEGITIME EL DIVORCIO, SINO QUE EL MARIDO QUE REPUDIA A SU MUJER LA HACE COMETER ADULTERIO
    La pretensión de ver en Mateo 5:32 una autorización al divorcio rompe todas las reglas de la interpretación bíblica y deja a Dios como contradictorio, cambiante y ambivalente. Además, establece una serie de contradicciones e incongruencias que nadie puede resolver.
    Nos referimos ahora al análisis gramatical de Mateo 5:32. Una traducción correcta del texto, de las copias originales en griego dice:
    “Mas yo digo que el que repudiare a su mujer, fuera de causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casase con la repudiada, comete adulterio” (Mateo 5:32)
    Una incorrecta comprensión de esta frase se debe en primer lugar a las malas traducciones. El estudiante sincero de la Biblia debe tener en cuenta las palabras exactas que Cristo dijo. El nunca dijo “a causa de adulterio”, tampoco dijo “por causa de infidelidad”. Esas son perversiones interpretativas metidas al texto de mala intención para que la gente entienda que se puede divorciar y volver a casar si en su matrimonio hay infidelidad sexual. Debemos ser honestos en aceptar el texto original. Intercambiar las palabras del texto original para satisfacer la comprensión de los interpretes es cambiar el sentido de lo que Dios ha dicho en su Palabra. Es añadir a la Palabra de Dios.
    QUE REALMENTE DICE EL TEXTO
    Anotando el texto correctamente traducido es imposible encontrar en el alguna autorización al divorcio. Tampoco esa idea común de que uno de los cónyuges se convierte en inocente y el otro es culpable, o que alguno de ellos tenga permiso de conseguirse una nueva pareja. Mateo 5:32 no dice que la causa de fornicación legitime el divorcio o sea adulterio, sino que el marido que repudia a la mujer le hace cometer adulterio, la coloca en una situación de abandono en la que es fácil que adultere con otro hombre, cosa que lógicamente no podría pasar si ella ya era adúltera. Este es un simple ejercicio de análisis gramatical. El sujeto de la oración completa es la mujer que el marido repudia. A esa mujer si el marido la repudia la pone en peligro de convertirse en adultera al repudiarla o divorciarla. El texto dice “hace que ella adultere”. Y el resto del texto dice que además “el que se case con la repudiada comete adulterio”. Desde el comienzo y hasta el final el sujeto es la mujer a la cual el marido repudia. ¿Cómo la va a poner en peligro de convertirse en adultera si ya se convirtió en adultera por ser infiel? Eso no tiene el más mínimo sentido y rompe toda regla de comprensión gramatical. Si se quita el inciso “fuera de fornicación” se tiene la comprensión exacta:
    “Mas yo digo que el que repudiare a su mujer hace que ella adultere; y el que se casase con la repudiada, comete adulterio” (Mateo 5:32)
    Con esta comprensión honesta, sacada del texto y no metiendo las ideas divorcistas al texto, estaremos en mucho mejores condiciones de encontrarle el sentido correcto al inciso “fuera de fornicación”. Hemos establecido por el texto mismo que esa expresión no se refiere a la mujer como “infiel” o “adultera” o “culpable”.
    El divorciado es víctima del cónyuge que lo divorcio. Quien es víctima de un divorcio queda desvalido y en una situación tal que ahora, sin su cónyuge legitimo para ejercer su sexualidad, estará en peligro de convertirse en adultero si se casa con otra persona. Pero además cualquier persona que se case con él o ella se convertirá en adultero. ¡Eso es lo que dice este pasaje de la Biblia! El que repudia a su mujer la hace cometer adulterio, es decir, que si usted abandona/divorcia/repudia (como lo quiera decir) a su mujer, ella podría terminar cometiendo adulterio, por culpa del marido que la divorcio. Como se dan cuenta el texto dice realmente todo lo contrario de lo que los divorcistas presentan.

    ResponderBorrar
  32. Continúa leyendo
    No cambiemos el texto haciéndole decir a Dios lo que nunca ha dicho. No alteremos la Palabra de Dios. No adulteremos el contenido original de este texto sagrado porque seremos culpables ante Dios en el día final y sobre nosotros caerán las maldiciones contenidas en el: Apocalipsis 22:18-19, Deuteronomio 4:1-2, Proverbios 30:5-6.
    “No añadas nada a sus palabras, no sea que te reprenda y te exponga como a un mentiroso”. (Proverbios 30:6)
    LA GRAVEDAD DEL DIVORCIO
    "Cualquiera que repudie a su mujer,… hace que ella adultere." Independientemente de cuáles puedan ser las faltas y debilidades de la mujer, aquel que la repudia, es decir, se divorcia de ella, la expone al peligro de unirse posteriormente a otro marido. El Señor llama aquí a esa relación: adulterio. Esto implica que el primer matrimonio es aún válido delante de Dios.
    Este texto, comprendido correctamente, de lo que habla es de la gravedad del divorcio. Y debemos entender muy bien que se estaba estableciendo un principio aplicable tanto a hombres como a mujeres. Y la enseñanza es clara y contundente: Quien decide divorciarse peca al pretender separar lo que Dios prohibió desunir (Mateo 19:6), pero además se hace responsable del pecado en que puede incurrir el cónyuge del que se divorcia. Pecar es grave, pero hacer pecar a otros es aun mas grave. Mateo 18:5-7 dice que a quien hace eso mejor suerte tendría si se amarra una piedra pesada y se tiran al mar. Los divorcistas no ven el texto lo que si hay y en cambio se inventan lo que no dice.
    QUE QUIERE DECIR “FUERA DE FORNICACION”
    Lo hemos dicho ya bastantes veces, y por beneficio de quienes no han leído otros artículos debemos decirlo de nuevo. Cristo en esta frase no se refiere a las calificaciones de los cónyuges en ningún sentido. El matrimonio implica que los cónyuges son falibles y que deben perdonarse todas las faltas con el objetivo de permanecer juntos hasta la muerte de uno de los dos pues si se divorcian y se casan de nuevo se convierten en adúlteros: Mateo 5:32 y 19:9; Marcos 10:11-12; Lucas 16:18; Romanos 7:2-3; 1 Corintios 7:39. También la Biblia prevé la posibilidad de una separación e incluso del divorcio de un rebelde que se quiere conseguir otra pareja sellando su suerte como adultero y fornicario. En esos casos el creyente fiel quedara solo (Mateo 19:12 y 1 Corintios 7:1-11).
    La frase se introduce en relación al tema del matrimonio como tal, como institución. La única excepción o situación en que el matrimonio puede y debe terminar es cuando no es legítimo, caso en el cual las relaciones sexuales serian fornicarias. Eso esta en la tónica de la conversación completa (Mateo 19:1-12) con esos fariseos conocedores de la ley. Ellos sabían por Levíticos 20, que hay relaciones o uniones prohibidas o inmorales (Gr. porneia=inmoralidad). Toda relación sexual fuera del matrimonio legitimo es inmoral o fornicaria. Eso incluye relaciones sexuales entre solteros, concubinato, incesto, poligamia, bigamia, homosexualidad, re casamientos, etc. Todo lo que Dios no unió, sino que es invento o perversión humana debe terminar, porque, aunque el mundo le llame matrimonio, ante Dios es fornicación. Jesús le dijo a la Samaritana “el que tienes no es tu marido” (Juan 4:18)
    Esta interpretación es acorde con el uso de la palabra fornicación en todo el nuevo testamento, donde en 25 que veces que se menciona (Gr. porneia), en ningún caso se traduce como adulterio. De hecho, Cristo mismo en esa frase hace distinción entre los dos conceptos y usa una palabra para fornicación (Gr. porneia) y otra distinta para el adulterio resultante del divorcio y re casamiento (Gr. moicheia).

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Que pasa si uno se casa y luego descubre que su esposo es homosexual, porque no quiere tener relaciones y es obvio que a escondidas él tendrá con otro hombre.
      Para ese caso señor según usted no hay divorcio ni recasamiento cuando tengo pocos años de casada,estoy condenada a vivir sola?

      Borrar
  33. Continúa leyendo
    La carta de divorcio



    El Señor Jesús no se refiere a un mandamiento del Antiguo Testamento, sino a una costumbre de los Judíos que probablemente había existido antes de que la ley fuese dada en el Sinaí – la costumbre de escribir una carta de divorcio. "Fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio."



    En Deuteronomio 24: 1-4 se dice: "Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa. Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre. Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante de Jehová."



    El mandamiento en estos versículos es, por consiguiente, que una mujer que se volvía a casar a continuación de un divorcio de su primer marido, no podía, bajo ninguna circunstancia, volver a él. Pero el hecho de que una carta de divorcio es mencionada dos veces de ningún modo significa que Dios mandaba divorciarse o incluso que lo aprobaba. En Mateo 19:8, el Señor Jesús explica a los Fariseos que Moisés les permitía repudiar a sus mujeres debido solamente a la dureza del corazón de ellos. Él añade, "mas al principio (es decir, según el orden creador) no fue así." (Mateo 19:8). Cuando el pueblo de Israel recibió la ley en Sinaí, la costumbre del divorcio mediante una carta de divorcio ya existía, obviamente. Moisés la dejó así, quizás incluso para que la mujer fuera protegida de un marido duro de corazón y malévolo que le podía causar gran daño si ellos continuaban viviendo juntos.



    Sin embargo, a partir de esta concesión en Deuteronomio 24, los Judíos habían derivado un permiso para el divorcio y un mandamiento para dar una carta de divorcio. Podemos ver esto de la pregunta de los Fariseos en Mateo 19:7: "¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla?" El único desacuerdo entre ellos era acerca de las razones para el divorcio. Una escuela de rabinos enseñaba que la "cosa indecente" (N. del T.: "cosa reprochable", "vicio notable", "cosa torpe", "algo indecoroso", "cosa vergonzosa", como rezan otras versiones de la Biblia en Español) de Deuteronomio 24:1 era adulterio o alguna otra forma de conducta inmoral, mientras otros rabinos aceptaban cualquier cosa que a un marido no le agradase acerca de su mujer como una razón para el divorcio. En Mateo 19:3, parece que los Fariseos se refieren a estos desacuerdos entre sus maestros, "¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?"

    ResponderBorrar
  34. Continúa leyendo
    El matrimonio es un pacto de por vida



    Es con las siguientes serias palabras que el Señor se opone a esta irreflexión con respecto al divorcio, irreflexión entre los Judíos de aquel entonces y dentro de la Cristiandad en la actualidad: "Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio." (Mateo 5:32).



    Debemos notar, en primer lugar, que estas palabras no se aplican solamente al hombre, sino también a la mujer. En Marcos 10: 11-12, el Señor menciona expresamente a la mujer en un mismo contexto. "Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio."



    Según la voluntad de Dios, el matrimonio es indisoluble. El Señor Jesús dice esto claramente en Mateo 19:6: "por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre." Esto no sólo es aplicable a los matrimonios llevados a cabo "en el Señor", sino a todo matrimonio. Ya en el Antiguo Testamento Dios había dicho a los Judíos que se habían divorciado de sus mujeres, "Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio." (Malaquías 2:16).



    Según el orden creador de Dios todo matrimonio, no sólo el de Cristianos, es de por vida. El divorcio es, en todos los casos, un resultado del pecado y un alejamiento del estándar divino. En nuestros tiempos, cuando entre un cuarto y un tercio de los matrimonios termina en divorcio, la impiedad del mundo llega a ser evidente también en esta área. El divorcio entre Cristianos es, por tanto, una evidencia especialmente triste del hecho de conformarse al mundo.



    Propongo, por tanto, algunos consejos muy serios para los recién convertidos. A través de la oración y escudriñando la Palabra de Dios procuren primeramente estar seguros si su intención de contraer matrimonio puede ser llevada a cabo realmente "en el Señor", es decir, de acuerdo con Su voluntad (1ª. Corintios 7:39). Contraer matrimonio sin mucho pensar es tan válido delante de Dios como cualquier otro matrimonio y debe ser honrado por ambas partes. "Honroso sea el matrimonio entre todos, y sea el lecho conyugal sin mancilla; porque a los fornicarios de una parte, y a los adúlteros de otra, Dios los juzgará." (Hebreos 13:4 – VM).

    ResponderBorrar
  35. Y por último
    El divorcio lleva al adulterio



    Con una frase el Señor barre y deja a un lado las sutiles explicaciones de los escribas: "Cualquiera que repudie a su mujer,… hace que ella adultere." Independientemente de cuáles puedan ser las faltas y debilidades de la mujer, aquel que la repudia, es decir, se divorcia de ella, la expone al peligro de unirse posteriormente a otro marido. El Señor llama aquí a esa relación: adulterio. Esto implica que el primer matrimonio es aún válido delante de Dios. El matrimonio contraído delante de Dios y el hombre no es violado meramente mediante un divorcio llevado a cabo delante de los hombres (es decir, en una corte de justicia), sino por la posterior unión sexual con otra pareja – ¡aun cuando esto ocurre en un nuevo matrimonio! Casi no es necesario decir que esto se aplica también al cónyuge que "repudia" al otro, es decir, se divorcia de él o de ella.



    Llega a ser evidente, a partir de la última parte de Sus explicaciones, que el Señor no habla sólo acerca de relaciones extra-matrimoniales después del divorcio: "y cualquiera que se case con una repudiada, adultera." (Mateo 5:32 – BTX). Según los pensamientos de Dios, el que se casa con una mujer divorciada (repudiada) comete adulterio porque él viola un matrimonio que existe delante de Él. De acuerdo con estas palabras del Señor, el apóstol Pablo escribe a los Corintios, "Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer." (1ª. Corintios 7: 10-11).

    En Mt. 5:32 Jesús no aprueba el divorcio, si fuera así, entonces no tendría causa el divorciarse, puesto que debía quedar viudo o viuda, ya que la persona que cometiere adulterio tendría que ser muerto Lev. 20:10, entonces ya no habría razón para divorciarse.

    No se confundan el divorcio no es opción.

    ResponderBorrar