La Prueba del Corazón (Malaquías 3:6-12)



Yo, el Señor, no cambio. Por eso ustedes, descendientes de Jacob, no han sido exterminados. Desde la época de sus antepasados se han apartado de mis preceptos y no los han guardados. Vuélvanse a mí, y yo me volveré a ustedes – dice el Señor. Todopoderoso - . Pero ustedes replican: ¿En qué sentido tenemos que volvernos? ¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando! Y todavía preguntan: ¿En qué te robamos?  En los diezmos y en las ofrendas. Ustedes la nación todo está bajo maldición, pues es a mí a quien están robando. Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mí casa. Pruébenme en esto – dice el Señor Todopoderoso -, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde. Exterminaré a la langosta, para que no arruine sus cultivos y las vides en los campos no pierdan su fruto – dice el Señor todopoderoso -. Entonces todas las naciones los llamarán a ustedes dichosos, porque ustedes tendrán una nación encantadora – dice el Señor Todopoderoso-”.
Malaquías 3:6-12

INTRODUCCIÓN

                       A diferencia de lo que pensaban muchos en los tiempos de Malaquías, Dios se mantenía fiel a su pacto ya que por su misericordia: “no han sido exterminados”; en contraste con lo que sucedió con Edom, y a pesar de la infidelidad de Israel: “Desde la época de sus antepasados se han apartado de mis preceptos y no los han guardados”. La historia de Israel no es el registro de una obediencia que vaya en aumento. En vez de esto, es una larga historia de recurrentes alejamientos de Dios y por eso el Señor les dice: Vuélvanse a mí, y yo me volveré a ustedes”; las cuales todos los profetas predicaron a Israel con el fin de volverlos a su Dios.   Curiosamente los israelitas le preguntan la forma de cómo ellos deben volverse al Señor: ¿En qué sentido tenemos que volvernos? La respuesta del Señor está orientada a los diezmos y ofrendas las cuales no llegaban integras al templo y esto era visto como un robo: ¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando! Y todavía preguntan: ¿En qué te robamos?  En los diezmos y en las ofrendas.

ROBAR A DIOS: ROBAR A LOS SACERDOTES Y A  LOS POBRES



             Así como las iglesias actuales elaboran presupuestos y asignan recursos financieros para el desarrollo de sus actividades y mantenimiento de sus templos y ministros, vale la pena destacar que en el Antiguo Testamento a los israelitas se les ordenó dar los diezmos,  una décima parte, de sus productos o ingresos con tres propósitos:

  1. Celebrar la abundancia de la provisión de Dios (Deuteronomio 14:22-26).
  2. Mantener a los levitas y el sistema de adoración (Números 18:20-24).
  3. Proveer para los pobres (Deuteronomio 14:28-29).
En los tiempos de Malaquías, los israelitas de la época posterior al cautiverio retenían sus diezmos y ofrendas. Aparentemente ellos preferían guardar más para ellos mismos que dar lo que Dios pedía. Al hacer eso, en realidad no solo estaban robando a Dios, sino a los levitas y a los pobres también. La adoración en Israel se centraba en el sacerdocio levítico y en el templo en Jerusalén. Con este fin Ezequías preparó cámaras en el templo y nombró a levitas especiales para que supervisaran la colecta y el depósito de los diezmos (2 Cr 31:11–21). El hecho de que el pueblo retenía sus diezmos y ofrendas afectaba directamente el mantenimiento de los levitas los cuales estaban consagrados para que se dedicaran a ministrar delante de Dios y los hombres. Por otra parte se hacía difícil el mantenimiento del templo al no existir suficientes recursos para mantener el sistema de cultos que tenían, así como se descuidaron de los podres de la nación. Ahora bien, ¿Podría aplicarse la misma verdad a los creyentes de la actualidad? En la actualidad hay muchos que dicen que no es necesario continuar diezmando porque es una ordenanza de la Ley de Moisés, sin embargo, para estas personas la pregunta sería: Si la Biblia nos exhorta a ser generosos, ¿Cómo son nuestras ofrendas a Dios? Si decimos que no es necesario dar el diezmo ¿Cuánto representan nuestras ofrendas? Son más de la decima parte que recibimos o solo es una paupérrima parte de lo que ganamos. Al final nuestra ofrenda es un reflejo de lo que hay en nuestro corazón. Prácticamente Dios dice: “Cuando hacéis eso, me estáis robando. Me estáis robando de mi derecho a usarlo para avanzar mi causa”. Para eso es para lo que está aquí el hombre. Es muy posible que todos nosotros como cristianos seamos muy superficiales en cumplir con nuestras obligaciones en la iglesia y lo único que a muchos les importa es llevar una vida en la que lo único que hacen es ocuparse de sus propios fines egoístas. Sería terrible el llegar a acumular grandes riquezas sin importarnos los compromisos económicos de nuestra iglesia y un día estar ante la presencia de Dios y que nos diga: “durante toda vuestra vida me habéis robado al no haber contribuido con el avance de mi reino en la tierra por medio de Tus finanzas”.

LOS  DIEZMOS A TRAVÉS DE LAS DISPENSACIONES

             Muchas personas creen que el diezmo era una practica que apareció en el tiempo de la ley, pero no es así. Desde tiempos de los mismos patriarcas el concepto de diezmo ha existido. Prácticamente el diezmo es la décima parte de lo que se gana o recibe.  Veamos en la Biblia la historia del diezmo.

abraham-diezmo
Abraham entrega los diezmos a Melquisedec: Obra de  Peter Paul Rubens 

                El Diezmo en la era de la Promesa.

Aquí no había una ley que obligara a los hombres a diezmar, ellos lo hacían de su iniciativa y por agradecimiento, y estas eran ofrecidas a Dios en forma de sacrificios los cuales eran quemados delante de Dios:

“Cuando Abram volvía de derrotar a Quedorlaómer y a los reyes que estaban con él, el rey de Sodoma salió a su encuentro en el valle de Save, es decir, en el valle del Rey. Y Melquisedec, rey de Salén y sacerdote del Dios Altísimo, le ofreció pan y vino. Luego bendijo a Abram con estas palabras: ¡Qué el Dios altísimo, creador del cielo y de la tierra, bendiga a Abram! ¡Bendito sea el Dios altísimo, que entrego en tus manos a tus enemigos! Entonces Abram le dio el diezmo de todo”.
Génesis 14:17-20

                También Jacob decidió entregar el diezmo de todo lo que recibiera del Señor:

“Y esta piedra que yo erigí como pilar será casa de Dios, y de todo lo que Dios me dé, le daré la décima parte”.
Génesis 28:22

                El Diezmo en la era de la ley.


En la dispensación de la ley El Señor regulo la entrega de los diezmos del pueblo de tal manera que ya no los recibía directamente, sino que los daba en herencia a la tribu de Leví como un reconocimiento a su sacerdocio.

“El Señor le dijo a Aarón: Tú no tendrás herencia en el país, ni recibirás ninguna porción de la tierra, porque yo soy tu porción; yo soy tu herencia entre los israelitas. A los levitas les doy como herencia, y en pago por su servicio en la Tienda de reunión, todos los diezmos de Israel”.
Números 18:20-21

                El Diezmo en el tiempo de Jesús.


“¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello”.
Mateo 23:23

En este versículo nuestro Señor amonesta a los fariseos y maestros de la ley porque eran fieles en sus diezmos pero habían descuidado lo más importante que es la justicia, misericordia y fidelidad. Jesús les dijo que esto era necesario hacer sin dejar de diezmar. Todavía aquí no nos encontrábamos en la dispensación de la gracia y aun la iglesia no existía ya que el diezmo era una práctica exclusiva de los israelitas, sin embargo, podemos decir que Jesús nunca estuvo en desacuerdo con que los judios lo practicaran ya que era parte de su ley.

LOS  DIEZMOS Y OFRENDAS EN LA IGLESIA DE  HOY


                  A parte de Mateo 23:23 y Hebreos 7:1-4 (donde se dice que Abraham entrego los diezmos a Melquisedec), no hay otros versículos en el Nuevo Testamento que hablen de los diezmos. A partir de Hebreos algunos interpretan que los diezmos todavía se tienen que entregar a nuestro Sumo Sacerdote Jesucristo. Si tratamos de seguir el pensamiento por esta línea, vemos que los diezmos eran entregados a los levitas que tenían el sacerdocio según Aarón: “Ahora bien, los descendientes de Leví que reciben el sacerdocio tienen, por ley, el mandato de cobrar los diezmos del pueblo, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también son descendientes de Abraham”, (Hebreos 7:5). En cambio Abraham entrego sus diezmos a Melquisedec el cual tiene la figura de un sacerdocio eterno: “En el caso de los levitas, los diezmos los reciben hombres mortales; en el otro caso, los recibe Melquisedec, de quien se da testimonio de que vive”, (Hebreos 7:8). Luego, si el sacerdocio ahora ha cambiado y ya no es según el orden de Aarón, sino el de Melquisedec, y siendo Jesucristo nuestro Sumo Sacerdote, los diezmos que antes se le entregaban a la tribu de Leví, ahora tienen que ser llevados a la iglesia de Jesús, para que sean administrados por los oficiales que a levantado. No obstante, es importante recordar que el propósito que autor de esta carta tiene en mente es demostrar el sacerdocio de Jesús según el orden de Melquisedec el cual es eterno y perfecto, y no el del diezmo. En si no encontramos un pasaje donde se le dé la instrucción directa de diezmar a la iglesia, pero si podemos encontrar textos donde se le ordena a llevar sus ofrendas de manera responsable:

“¿Qué soldado presta servicio militar pagándose sus propios gastos? ¿Qué agricultor planta un viñedo y no come de sus uvas? ¿Qué pastor cuida un  rebaño y no toma de la leche que ordeña? No piensen que digo esto solamente desde un punto de vista humano. ¿No lo dice también la ley? Porque en la ley de Moisés está escrito: No le pongas bozal al buey mientras esté trillando. ¿Acaso se preocupa Dios por los bueyes, o lo dice más bien por nosotros? Por supuesto que lo dice por nosotros, porque cuando el labrador ara y el segador trilla, deben hacerlo con la esperanza de participar de la cosecha. Si hemos sembrado semilla espiritual entre ustedes, ¿será mucho pedir que cosechemos de ustedes lo material? Si otros tienen derecho a este sustento de parte de ustedes, ¿no lo tendremos aun más nosotros? Sin embargo, no ejercimos este derecho, sino que lo soportamos todo con tal de no crear obstáculo al evangelio de Cristo. ¿No saben que los que sirven en el templo reciben su alimento del templo, y que los que atienden el altar participan de lo que se ofrece en el altar? Así también el Señor ha ordenado que quienes predican el evangelio vivan de este ministerio”.
1 Corintios 9:7-14

                En el pasaje anterior Pablo recalca la importancia que tiene la iglesia de pagarles a los obreros cristianos por su trabajo. Sostener a los ministros del evangelio es mandamiento de Dios. Podemos interpretar que así como los sacerdotes del Antiguo Testamento y el Templo se les sostenía a través de los diezmos y las ofrendas, los ministros del Nuevo Testamento y su obra deberían también tener su provisión. Esta provisión debe ser propuesta en el corazón de cada uno según haya sido bendecido, en una proporción generosa.

“Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre”.
  2 Corintios 9:6-7     
          
                Los pasajes más detallados acerca de dar en el Nuevo Testamento se encuentran en 2 Corintios 8-9.  Estas son las ideas más importantes respecto a ser generosos en estos capítulos:

  1. Todos los creyentes pueden y deben contribuir a la causa de Cristo. La iglesia de Macedonia era notablemente pobre, sin embargo ellos pidieron el privilegio de que se les permitiera dar. (2 Corintios 8:1-4).
  2. Debemos dar de buena voluntad y con alegría, no por necesidad. (2 Corintios 8:12; 9:7).
  3. ¿Cuánto debiéramos dar? Pablo exhorta a dar con generosidad como propuso cada uno en su corazón (2 Corintios 9:7), Idealmente nuestra donación debería ser generosa y no avara (2 Corintios 9:5), y con libertad (2 Corintios 9:11). El significado de este pasaje exhorta a dar con sacrificio.
  4. ¿Cómo deberían manejarse las donaciones monetarias? Pablo explico que las contribuciones serían manejadas por Tito (2 Corintios 8:16-23) y otro hermano que no se pronuncia su nombre  pero es reconocido por su gran integridad (2 Corintios 8:22). Estos hombres eran confiables y sin tacha en el manejo del dinero. Las finanzas de una iglesia debe estar encomendada a hombres de este calibre.
“Pero ustedes, así como sobresalen en todo –en fe, en palabras, en conocimiento, en dedicación y en su amor por nosotros-, procuren también sobresalir en esta gracia de dar”.
2 Corintios 8:7

                Nuestro Señor Jesús dijo que las riquezas materiales son un barómetro de nuestra salud espiritual y de lo que hay realmente en nuestro corazón.

“No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón”.
Mateo 6:19-21

                En el Nuevo Testamento se mencionan con frecuencia los peligros que trae consigo la riqueza, pero en ningún momento las condena en sí. Lo que Jesús condena es la avaricia y el acaparamiento de dinero.

LPRUEBA DEL CORAZON


“¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me está robando! Y todavía preguntan: ¿En qué te robamos?  En los diezmos y en las ofrenda”.
Malaquías 3:8


                Es interesante ver que Dios amonestaba a Israel por el hecho de haberse alejado de Él y no tener un corazón sincero, y una prueba de lo que había realmente en su corazón era su fidelidad en los diezmos y ofrendas. Como parte de nuestra adoración a Dios ser fieles en nuestras finanzas debe ser nuestra prioridad. En Malaquías se presentan las bendiciones para aquellos que diezman con fidelidad:

Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mí casa. Pruébenme en esto – dice el Señor Todopoderoso -, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde. Exterminaré a la langosta, para que no arruine sus cultivos y las vides en los campos no pierdan su fruto – dice el Señor todopoderoso -. Entonces todas las naciones los llamarán a ustedes dichosos, porque ustedes tendrán una nación encantadora – dice el Señor Todopoderoso-”

Malaquías 3:10-13
La palabra Pruébenme viene del hebreo  bakján,בָּחַן) ) la cual significa probar, poner a prueba, examinar en el sentido de separar  o discriminar una cosa de otra. El desafío de Malaquías a los israelitas a que prueben a Dios es una instancia excepcional en la que el pueblo es incentivado a probar la fidelidad del Señor. Prácticamente el Señor promete tres cosas:

  1. Proveer para todas sus necesidades de tal manera que nada les falte: y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde.
  2. Prosperar todo lo que hagan: Exterminaré a la langosta, para que no arruine sus cultivos y las vides en los campos no pierdan su fruto.
  3. La bendición será tan evidente que las demás personas lo notaran y desearan nuestro propio éxito: Entonces todas las naciones los llamarán a ustedes dichosos, porque ustedes tendrán una nación encantadora.
Igual en el Nuevo Testamento se nos dice:

“Así me pareció necesario rogar a estos hermanos que se adelanten a visitarlos y completaran los preparativos para esa generosa colecta que ustedes habían prometido. Entonces estará lista como ofrenda generosa, y no como una tacañería. Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre”.
2 Corintios 9:5-7

            Por tanto, busquemos ser generosos aportando financieramente a la iglesia y ayudando a los pobres, porque esta es una forma mediante la cual expresamos nuestro agradecimiento a Dios.

Share on Google Plus

About Walter Cuadra

14 Comments:

  1. *******

    Los que enseñan a Malaquías no son cumplidores de este libro porque este libro envía a guardar todos los estatutos, leyes, ordenanzas, preceptos y decretos dados a Moisés en el monte Horeb.

    Fíjense:

    Usan a Malaquías 3:9-10

    Malaquías 3:9 MALDITOS SOIS CON MALDICIÓN, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

    Pero no guardan a Malaquías 4:4

    Malaquías 4:4 ACORDAOS DE LA LEY DE MOISÉS mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.

    Cuando usted le haga esta pregunta a la iglesia:

    ¿¿ LEVANTEN LAS MANOS LOS QUE CUMPLEN CON EL LIBRO DE MALAQUÍAS ??

    Fíjese quienes levántan las manos y cuéntelos, y luego dígale:

    ¡¡ MENTIROSOS !! ¡¡ HIPOCRITAS !! ESTA CARTA ENVÍA A QUE SE GUARDEN TODAS LAS LEYES Y ORDENANZAS DADAS A MOISÉS EN EL MONTE HOREB; Y NIGUNO DE USTEDES GUARDA ESTO.

    Luego dígale, que mejor es que guarden lo que ordenó el Espíritu Santo juntamente con los Apóstoles (la verdadera iglesia de Cristo) en Hechos 15:28-29. donde dice:

    Hechos 15:28. PORQUE HA PARECIDO BIEN AL ESPÍRITU SANTO, y a nosotros, NO IMPONEROS NINGUNA CARGA más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien.

    Así, pues, los que fueron enviados descendieron a Antioquía, y reuniendo a la congregación, “ENTREGARON LA CARTA”; habiendo leído la cual, se regocijaron “POR LA CONSOLACIÓN”

    ESTO ES MANDAMIENTO DEL ESPÍRITU SANTO NUESTRO GUÍA Y CONSOLADOR.

    Si el Espíritu Santo hubiera querido que (nosotros los gentiles creyentes) diezmáramos, o que guardáramos días de reposo, observáramos los alimentos limpios o inmundos, etc. etc.
    Nos lo hubiera dicho en este concilio (reunión extra-oficial) que sucedió en Jerusalém (Hechos 15:1-35) y que fué efectuada precisamente para nosotros los gentiles creyentes (las naciones).

    MALAQUÍAS ES UNA CARTA JUDÁICA, (doctrina judáica), JAMÁS HA SIDO UNA CARTA APOSTÓLICA (doctrina apostólica)

    ¡¡¡ A DIOS SEA TODA LA GLORIA !!!.

    *******

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Toda Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia... (2 Timoteo 3:16).

      Pablo citando algunos pasajes del Exodo y Numeros dice: "Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos". (1 Corintios 10:11)

      Lo importante es retomar los principios biblicos aplicables a nuestra vida en conformidad a las Escrituras. Cerca de 613 mandamientos y ordenanzas fueron dadas a Moises para Israel, pero de esas las leyes sociales y sacerdotales ya no tiene vigencia para los cristianos (sin embargo, podriamos encontrar algunos principios que nos pueden ensenar mucho), pero la ley moral, es decir, no matar, no robar, honrar a padre y madre, etc (a excepcion de guarder el sabado) si estan vigentes y es necesario que vivamos en conformidad a estas leyes morales dadas en el AT, no porque seremos salvos por medio de las obras, sino porque somos salvos y debemos vivir en santidad porque Dios es santo.

      Gracias a Dios por todos los libros de la Biblia, incluyendo Malaquias, ya que si bien es cierto fue dirigido a los judios post-exilio, pero nos ensena muchos principios espirituales que podemos aplicar los cristianos. De Malaquia uno podria aprender a no dudar del amor de Dios, a honrar nuestro ministerio o privilegio en la iglesia, a que Dios desaprueba del divorcio y el adulterio, a no honrrar a los pecadores, a ser generosos con su obra a traves de nuestras ofrendas y a esperar en sus promesas, aun en medio de las peores dificultades.

      De este pasaje uno puede aprender no a maldecir a la gente por no diezmar porque los que hemos sido lavados con la sangre de Jesus no estamos malditos, sino bendecidos. Lo que podemos aprender de este pasaje de Malaquias es a ser generosos con nuestras ofrenda y no avaros, lo cual si es un pecado.

      Borrar
  2. Amen..ambos aportes-comentarios estan en lo cierto..Siempre he tenido ese algo k no me ligaba en cuanto a los diezmos...confieso.l poder de persuacion miniterial y yo en mi falta de escudriñar las escrituras me hizo.vivir panicos a la reaccion d Dios..es cierto mi ofrenda...que si es dejado a nosotros los creyentes bajo la orden de gracia debemos ofrendar. Y creame no.debo dejar los compromisos financieros al algarete y si me he movido,analizado n mi corazn muy fuertement a ofrendar mas, pues con lo alto dl.diezmo k.no era nada en si bajo la.vrdad biblica d la gracia. Mi ofrendas eran muy pobres. Gracias Dios por permitir a hermanos compartir y por animarme lo necesario de escudriñar para no perecer por fslta d conocimiento

    ResponderBorrar
  3. *******

    ¿¿ QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE UN DIEZMO VOLUNTARIO Y UN DIEZMO POR LA LEY, SI EL DIEZMADOR (CONCIENTE O INCONCIENTE) MIENTE AL DARLO ??

    El diezmo que muchos pastores en las iglesias, quieren exibír como “voluntario” es una falacia por que no puede ser recriminado, por la falta de sinceridad, fidelidad y veracidad.
    Abraham nunca dio el diezmo de sus bienes, solo del botín; Jacob nunca lo cumplió.
    Y muchos quieren llamar “diezmo voluntario” a lo que voluntariamente (valga la redundancia) depende de la integridad cuestionable del hombre.

    Cuando se da a elegir al hombre, para que separe diezmos de manera voluntaria, se cae en la “Tradición del Fariseismo religioso” (Mateo 15:3,6.) Porque carece de Mandamiento de Dios para la iglesia de Cristo.

    Los argumentos para implementar o fomentar el diezmo a las iglesias de Cristo, ya sea voluntario, o ya sea por la Ley, (como lo quieran llamar) son anti-cristiano, porque no son sustentable por la doctrina apostólica.

    Abraham fue honesto al dar los diezmos; pero solo del botin (no de sus riquezas), por que si nó, Jehová se lo hubiera reprochado.

    Pero Jacob no lo cumplió;

    Y el pueblo Judío (la nación toda) apesar de la condición de maldición que lo precedía no lo cumplieron.

    ¿Acaso pienzan, que porque un gran número de pastores (de estos tiempos de apostacía) implementen “el diezmo voluntario” es un propósito que viene de Dios para la iglesia de Cristo?

    El diezmo voluntario es una falacia porque carece de fidelidad y veracidad, pues, no se garantiza de ¿qué? se diezma; y se cae entonces, en lo improbable. Luego, ¿cómo juzgará Dios a las personas que medalaganariamente ponen algo en un sobre, y luego le dicen al pastor: “ahí están mis diezmos”?.

    ¿Cómo juzgará Dios a las personas que mienten en algo que no es obligatorio, sino voluntario, pero que mienten?.
    Y todos sabemos que los mentirosos no entran en el reino de Dios.

    ENTONCES;

    ¿¿ QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE UN DIEZMO VOLUNTARIO Y UN DIEZMO POR LA LEY, SI EL DIEZMADOR (CONCIENTE O INCONCIENTE) MIENTE AL DARLO ??

    Muchos dirán: “bueno, ya eso lo juzgará el Señor”.

    ENTONCES;

    ¿por qué se lleva a la persona lavada en la sangre de Cristo, a caer en lazo de maldición, poniéndole un yugo que ni Judíos ni gentiles han podido llevar?. ¿Por qué se le hace tropezar?

    Si los Cristianos fueran a ser juzgados por los diezmos, (ya sean voluntarios o por la Ley), todos se irían al infierno; y el sacrificio de Cristo, entonces, sería en vano.

    POR TANTO, EL DIEZMO PARA LA IGLESIA DE CRISTO YA SEA VOLUNTARIO, O POR LA LEY, NO ESTÁ SUSTENTADO EN LA DOCTRINA APOSTÓLICA CRISTIANA,

    Yo no caigo en ese lazo; Yo me doy por entera a mi Señor, incondicionalmente; todo lo que esté a mi alcance lo haré por “AMOR” a mi Salvador Jesucristo.

    Pues, ¿Por qué se ha de juzgar “MI LIBERTAD” por la conciencia de otro?.

    -Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados.-

    -Y si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera. Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago.

    ¡¡¡ A DIOS SEA TODA LA GLORIA !!!

    Dios los bendiga

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. HOLA LA VERDAD A DIOS SE LE AMA CON EL CORAZÓN. Y PABLO TENIA TODA LA RAZON EN PROTESTAR LO QUE QUERIAN ESA GENTE LEGALISTA. QUE NI ELLOS PODIAN LLEVAR.

      LA PREGUNTA ES LOS 10 MANDAMIENTOS ESTAN ABOLIDOS O SOLO UNOS QUE OTROS O DE PLANO LA LAY DE DIOS YA NO VALE?
      PARA SABER SI YA PUEDO ROBAR, FORNICAR, COMETER ADULTERIO, INSULTAR A DIOS, MATAR, MENTIR, POR QUE POR LO QUE ENTIENDO USTED DICE QUE EL DIA DE REPOSO NO VALE.

      A QUIEN LE CREO. A DIOS QUE ESCRIBIO LOS DIEZ MANDAMIENTOS CON SU PROPIO DEDO O A USTED QUE ES UN POBRE MORTAL Y PECADOR COMO YO. POR QUE EN POCAS OCACIONES MENCIONA LA BIBLIA QUE DIOS ESCRIBIO CON SU PROPIO DEDO Y SI LO ESCRIBIO EL ES POR QUE COMO ERA IMPORTANTISIMO LO QUE QUERIA DECIRNOS NO DEJO QUE NADIE MAS LO HAGA. CUANDO MOISES ROMPIO LAS TABLAS DE LOS MANDAMIENTOS, DIOS LES PIDIO OTRAS Y LAS VOLVIO A ESCRIBIR EL. LEA SU BILBLIA NO LAS ESCRIBIO MOISES DIOS MISMO LAS VOLVIO A ESCRIBIR. Y USTED SABE QUE LAS LEYES DE DIOS SON ETERNAS. NO SEA MALO SAQUEME DE DUDAS. Y DIGAME DONDE JESUS DIO POR TERMINADA LA LEY DE LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE DIOS. ESPERARE SU RESPUESTA

      Borrar
  4. Aprovecho para introducir este comentario contra los pastores que judaizan las ovejas


    ES NECESARIO REPETIRLO OTRA VEZ, PUES, ESTO ES: “UNA VOZ DE ALERTA PARA LOS JUDAIZANTES”
    Las ovejas no tienen culpa, pues Dios les remunera sus dádivas (El no puede negarse asi mismo)
    PERO EL QUE JUDAIZA A LAS OVEJAS QUIENQUIERA QUE SEA LLEVARA LA SENTENCIA (Gálata 5:10)

    ¿ QUIEN TIENE LA PRIORIDAD PARA LOS GENTILES CREYENTES:
    “MELQUISEDEC” “EL SACERDOCIO LEVITICO” O “EL ESPIRITU SANTO” ?
    NOS QUEDAMOS CON LA DECISION DEL ESPIRITU SANTO


    “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL “ESPIRITU SANTO”
    Y A NOSOTROS, NO IMPONERLES NINGUNA CARGA” (Hechos 15:28)

    COMENTARIO CONTRA LOS JUDAIZANTES
    (diezmos, días de reposo, etc).
    Abraham diezma al sacerdote Melquisedec; un precedente que concluye en la ley.
    Este evento se encuentra en Génesis 14:18-20... Y fue de esta manera: “Entonces Melquisedec, rey de Salen y sacerdote del Dios altisimo, sacó pan y vino; y le bendijo diciendo: bendito sea Abraham del Dios altísimo, creador de los cielos y de la tierra, y bendito sea el Dios altisimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dió Abraham los diezmos de todo”...Este evento entre Abraham y Melquisedec fue un precedente que mas luego concluyó como ley en el monte Sinai para el pueblo de Israel (Levítico 27:30-34) (Numeros 18:21) (Deuteronomio 14:22-29). El patriarca Abraham no fue bendecido por que diezmó, sino por que era el que tenía las promesas (Génesis 14:18) (Hebreos 7:6). Las bendiciones en el caso del diezmo solo aparecen en la ley, para el pueblo Judío y para los hijos de Leví que reciben los diezmos (Deuteronomio 14:29) (Malaquias 3:6,9,10,12) (Levítico 27:34); Nadie del pueblo de Israel, en todo el antiguo pacto y hasta el día de hoy, ha diezmado basándose en el evento de Abraham y Melquisedec. Todas las tribus y colonias de Israel, tanto en el antiguo pacto, como en la dispersacion Judía, diezmaban por la ley, no por el diezmo Abrahámico; Muchas colonias no diezman en espera de que se restablezca el Sacerdocio Levítico y el nuevo Templo...El patriarca Abraham no diezmó de sus riquezas, que tenía en el neguev, a cargo de su mayordomo Eliezer (Génesis 12:5,9,16; 13:1-2; 15:2;) sino del botín recuperado en la derrota del rey Quedorlaomer (Génesis 14:20; Hebreos 7:4)...

    En el libro de “Números” es donde aparece por primera vez la ordenanza de que los diezmos de Jehová en (Levítico 27:30-33), sean transferidos por heredad, a los hijos de Leví, por cuanto ellos no tienen heredad entre los hijos de Israel; y que el diezmo de los diezmos sería presentado a Dios como ofrenda mecida, que sería contado como grano de la era y como producto del lagar, (Numeros 18:21-28) (Deuteronomio 14:22,27,29; 26:12.)...


    Continúa ..............................................................

    ResponderBorrar
  5. Continuación .......................


    INDISCUTIBLEMENTE EL DIEZMO FUE HECHO LEY
    Y es por tal razón, que todas las amonestaciones hechas al pueblo de Israel con relación a los diezmos, nunca fueron basadas en el evento entre Abraham y Melquisedec, sino por la ley...Cuando Dios Jehová amonestó a los hijos de Israel, por medio de Malaquías, no se basó en el diezmo de Abraham con Melquisedec, sino por el diezmo de la ley. Los que dicen que el diezmo no es de la ley, Le hacen mentiroso....Cuando nuestro señor Jesucristo habló de los diezmos, no se basó en el diezmo de Abraham con Melquisedec, sino que también lo enmarcó en la ley (Mateo 23:23); Los que dicen que el diezmo no es de la ley, hacen mentiroso a nuestro Señor Jesucristo ...

    DEBE RECONOCERSE ESTA SALVEDAD:
    que el evento entre Abraham y Melquisedec es primero que la ley en cuanto al orden de cronología; pero en cuanto al modo de ejecutoria indefectible, es el de la ley; porque el primero carese de registro autoritario, mandatorio u obligatorio, mas el segundo si; El evento de Abraham y Melquisedec, así como la promesa de Jacob, de que le daría el diezmo a Dios de todo lo que él le diere, no derivó en consecuencia de costumbre o tradición alguna, porque ninguno de sus hijos lo guardaron, ni su descendencia, hasta que el Dios del cielo lo hizo ley por medio de Moisés, y solamente para Israel.

    HAY UN RECURSO INTENCIONADO PARA SOMETER
    a los gentiles a judaizar (en este caso a diezmar), y es que identifican a Melquisedec como teofanía de Cristo (Cristo en otra forma). Teofanía significa: manifestación de la “deidad”. En Jesucristo habita corporalmente toda la plenitud de la “deidad” mas no así en Melquisedec; Abraham no adoró a Melquisedec (Génesis 14:18-20); Los apóstoles adoraron a Jesucristo (Mateo 2:11; 14:33; 29:9) (Lucas 24:52) (Juan 9:38);
    Nótece algunas diferencias: Melquisedec no es el verbo de Dios; No derramó sangre por nosotros; No está sentado a la diestra del Padre;
    Jesucristo es Dios fuerte y Padre eterno (Isaías 9:6); Jesucristo es igüal a Dios (Filipenses 2:6) porque él es Dios (Juan 20:28) (Isaías 9:6); Melquisedec no es el nombre que es sobre todo nombre; No es el Hijo de Dios; ¿se doblará toda rodilla delante de Melquisedec o de Jesucristo? ¿resucitó Dios a Melquisedec o a Jesucristo?; La biblia dice que en él, y por él, y para él fueron creadas todas las cosas, las visibles e invisibles, y que sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho; también dice: “en el mundo estaba, y el mundo no le conoció, y el mundo por él fue hecho”. ¿Y quien es él ? ¿Melquisedec o Jesucristo?; ¿Es Melquisedec el gran pastor de las ovejas por la sangre del pacto eterno? (Hebreos 13:20); ¿Es Melquisedec el resplandor de la gloria de Dios? ¿ o es la imagen misma de Dios? (Hebreos 1:3); Jesucristo es Dios (Juan 20:28) Melquisedec no es Dios. etc.etc... Algunos tienen la osadía de enseñar que Melquisedec es Jesucristo.


    Continúa .....................................................................

    ResponderBorrar
  6. Continuación ......................................


    OTRO RECURSO QUE UTILIZAN COMO SUGESTION
    para someter a diezmar (judaizar) al redimido por la sangre de Cristo, es la acusación: ¡No debes robarle los diezmos a Dios; Maldito sois con maldición! (Malaquias 3:9); ¡HIPOCRITA! ¿Acaso no nos redimió Cristo de la maldición de la ley? (Gálatas 3:13) ¿Acaso no crucificó Cristo toda maldición en la cruz del calvario? ¿Porqué le dices maldito sois con maldición, si tú no cumples con Malaquías 4:4?... Si tú enseñas a Malaquías y no cumples con Malaquías, el que está bajo maldición eres tú pastor (acuerdate de los Judíos y la ley (Romanos 2:17-24). Si tú lee en Romanos 8:1, donde dice: -Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús- ¿Porqué lo condenas? -Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú, ¿Quién eres para que juzgues a otro? (Santiago 4:12).

    AMADA OVEJA DE DIOS
    hace 2000 años, antes de la destrucción del templo y de la dispersación Judía, hubo un concilio en Jerusalén (Hechos 15:1-32) una reunión estraordinaria, realizada por los apóstoles de Jesucristo, con los ancianos de la Iglesia genuina de Cristo, donde se determinó que los géntiles no tienen que guardar la ley de Moisés ni la circunsición. Los apóstoles, los ancianos y la iglesia, escribieron una carta y la enviaron con Pablo, Bernabé, Silas y Judas (de sobrenombre Barsabás), y por medio de éstas personas llevaron la carta a todas las iglesias de entre los gentiles en Antioquía (Hechos 15:27)....

    LA CARTA DICE ASI:
    “ Los apóstoles y los ancianos y los hermanos, a los hermanos de entre los gentiles que están en antioquía, en Siria y en Cilicia, salud. Por cuanto hemos oido que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley. Nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo, hombres que han expuesto su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Asi que enviamos a Judas y a Silas, los cuales también de palabra os harán saber lo mismo. “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL ESPIRITU SANTO, Y A NOSOTROS, NO IMPONEROS NINGUNA CARGA más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien ”..... Así, pues, los que fueron enviados descendieron a Antioquía, y reuniendo a la congregación, entregaron la carta; habiendo leído la cual, se regocijaron por la consolación. (Hechos 15:23-31).


    Continúa ..........................................................

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Esta hablando de la circuncisión no del diezmo. Por que mezclar uno con otro. La Biblia se entiende e interpreta respetando su contexto inmediato. En ningún momento Pablo hace referencia a otras leyes. Sólo a la circuncisión y los rituales que practicaban los gentiles y judíos helenicos. Leamos en contexto para que no sea un pretexto

      Borrar
  7. Continuación ..........................................................


    NOTECE QUE DICE: “SE REGOCIJARON POR LA CONSOLACION”
    Esto muestra que las primeras iglesias de entre los gentiles, del tiempo de los apóstoles eran libres de la ley; y por ser libres de la ley, no tenían porque diezmarle al sacerdocio levítico que recibía los diezmos; y si no diezmaron al sacerdocio levítico, mucho menos al sacerdocio de Cristo que los redimió de toda maldición... El apóstol Pablo y Sila llevaron esta carta acordada por los apóstoles y los ancianos (Hechos 16:4) a muchas ciudades tales como: Siria, Cilicia, Derbe, Listra, etc. Y así las iglesias fueron confirmadas en la fe (no en la ley) (Hechos 15:41; 16:1-5).

    “PORQUE HA PARECIDO BIEN AL ESPIRITU SANTO Y A NOSOTROS
    NO IMPONEROS NINGUNA CARGA” (Hechos 15:28)

    El criterio de someter a Judaizar a los gentiles quedó sepultado para siempre en aquel concilio, por el designio de Dios; Ya que la frase: “Porque ha parecido bien al ESPIRITU SANTO y a nosotros no imponeros ninguna carga” es el sello de Dios y del Hijo, porque el Espíritu Santo es el Espíritu de Dios (Hechos 5:3-4) y el Espíritu de Jesucristo (Gálatas 4:6) (2 Corintios 3:17) y Jesucristo es el VERBO de DIOS igual al PADRE (Filipenses 2:6; Juan 1:1,14; 20:28; etc). Partiendo de la decisión tomada en este concilio y más aun con la aprobación del Espíritu Santo, toda sujeción que pretenda Judaizár a los gentiles queda totalmente anulada (esto incluye el diezmo y el día de reposo);..Ningun Judío diezmó por el evento de Abraham y Melquisedec, sino por la ley; todos los profetas vivieron el régimen del sacerdocio levítico (la ley) todas las amonestaciones con respecto al diezmo fueron basadas en la ley; Nehemías y Malaquías vivieron el régimen del sacerdocio levítico (la ley); tenían todo el derecho de reclamar los diezmos porque estaban bajo el régimen del sacerdocio levítico (la ley); La amonestación del Padre en la carta de Malaquias (Malaquias 3:7); La amonestación del Hijo a los fariseos (Mateo 23:23); fueron basadas en la ley.

    PASTOR DE ESTOS TIEMPOS APOSTATICOS
    Tú que usas Malaquías 3:9-10 ¿Guardas tú, Malaquías 4:4?. Tu que usas Nehemías 10:1-39 ¿Guardas tú Nehemías 10:29?. Tú que usas Levítico 27:30 ¿Guardas tú Levítico 19:37; 20:22?. Tú que usas Números 18:21 ¿Guardas tú Números 36:13?. Tú que usas Deuteronomio 14:22 y 26:1-19 ¿Guardas tú Deuteronomio 27:1; 27:8-10; 27:26; 28:1; 32:46-47 ?. Tú que usas 2Crónicas 31:2-21 ¿Guardas tú 2Crónicas 31:3,4 y 21?.

    Si tú que enseñas las cosas del sacerdocio Levítico (la ley) y no eres cumplidor de la ley, el que esta bajo maldición eres tú pastor, por estar sometiendo a judaizar a los gentiles, que son redimidos por la sangre de Cristo (Gálatas 2:11-14).


    Continúa ...................................................................

    ResponderBorrar
  8. TODO ESTE BREVE RECUENTO ES PARA QUITAR LA OSADIA
    a un grupo de habladores contumaces (engañadores), que se hacen llamar reverendos, y que han tenido el atrevimiento descarado, de decir y asegurar que el que no diezma, posiblemente tenga en juego la salvación de su alma... ¡Que deprimente! Y saber que están en altas posiciones, perteneciendo o dirigiendo seminarios, concilios, asociaciones pastorales, instituciones, y haciendose llamar ministros de la palabra de Dios.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DIJO:
    ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque necesario es que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! (Mateo 18:7). El apóstol Pablo en su indignación contra los judaizantes, en la carta a los Gálatas, dijo: -Mas el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que sea- (Gálatas 5:10). La mayor parte de las iglesias se mueven por el favor de los hombres ($$$$$$) (Gálatas 1:10); y no por el Espíritu de Dios (Romanos 8:14); Nuestro Señor Jesucristo dijo: -Este pueblo de labios me honra, mas su corazón esta lejos de mi, pues en vano me honran teniendo como doctrina mandamientos de hombres- (Mateo 15:8-9); Esta cita fue escrita por el profeta Isaías (Isaías 29:13) y confirmada por Cristo (Marcos 7:6-13), mas aun sigue vigente hasta hoy, con mas fuerza, porque de ella pende el aupamiento de la apostasía, para dar paso al anticristo (2 Tesalonicenses 2:3); Hoy en días estamos atestados de falsas doctrinas y de mandamientos de hombres en concilios y seminarios, instituciones mundiales (el catolicismo la gran babilonia), ministerios mercaderes (2 Pedro 2:2-3) etc.

    UN EJEMPLO DE JUDAIZACION
    Dios mandó que los gentiles no tienen que guardar la ley de Moisés (Hechos 21:24-25; 15:5,24,28-29), la ley de Moisés manda a no comer alimentos inmundos (Levítico 11:1-47), pero el sacerdocio de Cristo dice: “Porque todo lo que Dios creó es bueno y nada es de descecharse, si se toma con acción de gracia, porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado”(1 Timoteo 4:4-5) Vea más ejemplos del Sacerdocio de Cristo: (Marcos 7:15; 7:18-19) (Romanos 14:2-3; 14:6; 14:14-15; 14:17; 14:20-23; 15:1-2) (1 Corintios 10:25-28; 10:31-32; etc.) Pero los judaizantes anulan el mandamiento del sacerdocio de Cristo y persisten en el de la ley (sacerdocio levítico); Una denominación judaizante en este específico caso son: “los Adventistas del septimo día” Ellos prohiben alimentos tales como: (conejo, pato, cerdo, etc) basándose en la ley de Moisés; El apóstol Pablo profetizó sobre estas doctrinas, enmarcándolas en la apostasía; diciendo: -Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó , para que con acción de gracias participen de ellos los creyentes, y los que han conocido la verdad. Porque TODO lo que Dios creó es bueno, y NADA es de desecharse, SI SE TOMA CON ACCION DE GRACIAS; porque por LA PALABRA DE DIOS y por la ORACION ES SANTIFICADO.- (1 Timoteo 4:1-5). El apóstol Pablo dió muestra de un ejemplo de apostasía, de cómo los judaizantes introducen la ley al creyente gentil (la esclava persiguiendo a la libre, los judaizantes persiguiendo al redimido: (Gálatas 4:29) (ver Génesis 21:9). pues de la misma manera que este ejemplo, también lo es para el diezmo y para el día de reposo, pues ambos son de la ley....


    Continúa ..................................................

    ResponderBorrar
  9. Continuación ................................................


    AUNQUE A MUCHOS PASTORES NO LES GUSTE
    o no lo quieren aceptar, o simplemente se hacen los bobos, Dios ordenó el diezmo en la ley y solo para Israel (Deuteronomio 14:22-29; 18:1-8; etc.).
    No existe ninguna cita bíblica que envíe a los gentiles a diezmar, ni a guardar día de reposo, ni a guardar la ley de los alimentos inmundos, etc. Nuestro Señor Jesucristo no recibió diezmo alguno de sus discípulos ni de sus apóstoles; El ópening de la iglesia de Cristo fue el día de Pentecostés, ciento veinte galileos recibieron el Espíritu Santo, y a partir de este acontecimiento hasta el día de hoy, no hay registro alguno de que la iglesia de Cristo haya contemplado los diezmos del Sacerdocio Levítico; ningun apóstol recibió diezmo de la congregación; ni las iglesias fundadas por el apóstol Pablo y sus compañeros fueron sometidas a diezmar. No existe mandamiento alguno que envíe a los gentiles a diezmar, ni por el evento de Abraham y Melquizedec, ni por la Ley (sacerdocio Levítico) . Cada vez que se usa la Ley (sacerdocio Levítico) para someter a judaizar a los gentiles, se está apostatando de lo establecido por el Espíritu Santo y los Apóstoles en el concilio de Jerusalén (Hechos 15:5,24,28-29; 21:24-25), y los que tales enseñan acarrean maldición para sí mismos (no las ovejas), sino el Pastor que judaiza a las ovejas (Gálatas 5:10; 1:6-9; 2:11-16) (Tito 1:10-14; 3:9) (1Timoteo 4:1).

    El APOSTOL PEDRO FUE REPRENDIDO
    porque obligaba a los gentiles a judaizar (Gálatas 2:11-14). Las iglesias de entre los gentiles, del tiempo del Apóstol Pablo fueron confirmadas en la fe (Hechos 15:30-32,41; 16:4-5); nunca fueron sometidas a judaizar (Hechos 15:5,24,28-29; 21:24-25); El apóstol Pablo ordenó las ofrendas voluntarias en las iglesias, nunca el diezmo (1 Corintios 16:1-5);

    Nosotros no somos del Sacerdocio Levítico, sino, del Sacerdocio de Cristo quien nos redimió de toda maldicion y nos hizo libres (Gálatas 3:13)

    LA UNICA Y SOBERANA FORMA (VOLUNTARIA)
    de ofrendar en las iglesias entre los gentiles, la ordenó y generalizó el apóstol Pablo, primeramente en las iglesias de Galacias, y luego a los Corintios (1Corintios 16:1-4). También los de Macedonia y Acaya (Romanos 15:26,31) y desde entonces ha sido y es el único modelo de ofrendar en todas las iglesias de Cristo entre los gentiles. Cabe preguntarse: ¿Porqué el apóstol Pablo no aprovechó tan excelente oportunidad para hablar de los diezmos a los gentiles en: 1 de Corintios 16:1-4?... La respuesta es: “El concilio en Jerusalén” (Hechos 15:1-32) Los gentiles no deben judaizar (Gálatas 2:11-16).


    Continúa ...........................................................

    ResponderBorrar
  10. Continuación .............................................................


    NOSOTROS ESTAMOS SEGUROS DELANTE DE DIOS
    que ningún pastor, ni evangelista, ni Apóstol, ni Maestro, ni profeta, ni obispo, ni diácono, ni anciano, cualquiera que sea, no cumple con Malaquías, ni Levítico, ni Números, ni Nehemías. ni Deuteronomio, ni 2Crónicas, ni ningún otro libro del sacerdocio Levítico; porque todos estos libros ordenan a guardar todas las leyes, preceptos y ordenanzas dadas por Moisés en el Monte Sinaí; y ninguno cumple con la Ley (Juan 7:19; Hechos 15:10. Gálatas 6:13); y no es juicioso enseñar lo que no se vive ni se hace.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO LE DIJO A LOS JUDIOS:
    “No os dio Moisés la Ley, y ninguno de vosotros cumple la Ley” (Juan 7:19); El apóstol Pablo dijo: “Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la Ley” (Gálatas 6:13); El apóstol Pedro dijo: “¿Por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? (Hechos 15:10)” Es evidente que si el pueblo judío no pudo cumplir la Ley, mucho menos los gentiles. ... Y si en el caso de que se tubiera que guardar los diezmos en la Ley ¿Porqué los diezmos no son llevados a Israel para ser entregados al sacerdocio Levítico, ya que, éstos, son los únicos que por heredad y mandamiento de Dios, deben recibír del pueblo los diezmos? (Números 18:21,24) (Hebreos 7:9) (2Crónicas 31:4-12) (Deuteronomio 14:22-29; 18:1-7) etc.

    NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DEJO CONSTANCIA
    de que el diezmo es de la ley (Mateo 23:23 y Hebreos 7:5). EL ESPIRITU SANTO y los Apóstoles ordenaron en el concilio de Jerusalén, que los gentiles creyentes no tienen que guardar la ley (Hechos 15:5,24,28,29 y 21:24,25). Aplicar los diezmos del sacerdocio Levítico a los gentiles, usando la ley, es someter a judaizar a los gentiles (Gálatas 2:11-14); y esto es una grave desobediencia a Dios.... “No existe ninguna cita bíblica en el Sacerdocio de Cristo que envíe a los gentiles a diezmar”.

    EN ESTE COMENTARIO HEMOS DEMOSTRADO
    que el diezmo es de la ley. Cientos de pastores, teniendo la conciencia cauterizada (como diría el apóstol Pablo) someten a judaizár a los redimidos por Cristo; el fin de los cuales será conforme a sus obras; Pero todo esto no va a detener a los judaizantes, porque la apostasía tiene que cumplirse, para luego dar paso al anticristo (2 Tesalonicenses 2:3). El propósito de este comentario lleva en sí mismo una voz de alerta a los judaizantes; sabiendo que todos compareceremos ante el tribunal de Cristo... También tiene por finalidad libertar, edificar y contribuír con la sana doctrina del evangelio, apollado en el fundamento de la doctrina de los apóstoles y profetas siendo la prinsipal piedra del ángulo, nuestro Señor Jesucristo. Amén.

    -Del Señor es la tierra y su plenitud-
    “Hemos sido redimidos de toda maldición” (Gálatas 3:13)
    “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia,
    entonces por demás murió Cristo” (Gálatas 2:21)

    ¡A DIOS SEA TODA LA GLORIA!

    nilbia luna.

    ResponderBorrar
  11. Muchas bendiciones solo tengo para decir que soy un ejemplo vivo de que diezmando pues mis finanzas an dado un gran giro y me va mucho mejor diezmando pues Dios bendice y honra a los que le honran!

    ResponderBorrar