Dones de Revelación


“Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu… a otro, discernimiento de espíritus...”.
1 Corintios 12:8,10 (RV60)

             Los dones de Revelación son aquellos que el Espíritu Santo utiliza para revelar a su Iglesia de manera sobrenatural un conocimiento que sólo El posee y que se hace imposible percibir por los medios humanos. Los dones de revelación se dividen en tres: palabra de ciencia, palabra de sabiduría y don de discernimiento de espíritus, tal y como el apóstol Pablo los enumera en 1 Corintios 12: “Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu… a otro, discernimiento de espíritus...”, (1 Corintios 12:8,10, RV60). Estos dones le ayudan a la iglesia del Señor a conocer acontecimientos que están ocultos a la percepción humana por medios sobrenaturales y por ello se le conocen como los ojos de Dios en la iglesia. Veamos en detalle cómo operan a la luz de la palabra de Dios.


agabo
Revelación de Agabo: Las prisiones de Pablo en Jerusalen

Palabra de Sabiduría.


“… A unos Dios les da por el Espíritu palabra de sabiduría…”
1 Corintos 12:8 (NVI)

La palabra Sabiduría proviene del griego sofía (σοφία) y esa es su correcta traducción, sabiduría. Palabra de Sabiduría es aquel don por el cual el Espíritu Santo comunica sobrenaturalmente a la persona que lo posee el conocimiento de hechos que se verificarán en el futuro. La palabra de Sabiduría es una revelación y manifestación espiritual que está a disposición de algunos cristianos a quienes les es otorgado dicho don, la cual opera cuando se presenta una necesidad especial y concreta dentro el Cuerpo de Cristo. Esta es una revelación sobrenatural del Dios Trino en cuanto lo que debemos de hacer o no hacer en determinadas situaciones de nuestra vida. Veamos algunos ejemplos de este don en la Biblia:

                Ejemplo 1:

 “En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía, y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio. Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos en Judea; lo cual en efecto hicieron, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo”.
Hechos 11:27-30 (RV60)

                Este pasaje es la primera mención del don de palabra de Sabiduría en el libro de los Hechos de los Apóstoles. En la iglesia primitiva el profeta  pertenecía a una orden reconocida en la congregación de los santos. Uno de estos profetas era Agabo el cual señalaba, por medio del don de palabra de Sabiduría, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada”. Lucas está interesado en establecer el tiempo exacto de esta hambruna y así va un paso adelante y señala que  sucedió en tiempo de Claudio” (41-54 d.C.). En muchas fuentes adicionales a la Biblia se informa de una sucesión de malas cosechas y hambre extrema por todo el imperio Romano, especialmente en Palestina durante el reinado de Claudio César. Podemos ver la utilidad de este don de revelación para la iglesia, ya que a raíz de ella, los discípulos de Antioquía se organizaron para enviar ayuda a la iglesia de Judea: Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos en Judea; lo cual en efecto hicieron, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.

                Ejemplo 2:

“Llevábamos allí varios días, cuando bajó de Judea un profeta llamado Agabo. Este vino a vernos y, tomando el cinturón de Pablo, se ató con él los pies y manos, y dijo: Así dice el Espíritu Santo, de esta manera atarán los judíos de Jerusalén al dueño de este cinturón, y lo entregarán en manos de gentiles”.
Hechos 21:10-11 (NVI)

                Aquí aparece una vez más Agabo el cual predice el encarcelamiento y sufrimiento de Pablo. El Espíritu Santo no le prohíbe ir a Jerusalén, pero si le advierte el costo que tendrá para él, y así ocurrido de acuerdo al libro de los Hechos de los Apóstoles. Por tanto, este don puede ser utilizado para advertir a los siervos de Dios cosas concernientes al ministerio que se les ha entregado con el fin de animarlos y corroborar su voluntad.

Palabra de Ciencia.


“… a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu”.
1 Corintios 12:8 (RV60)

                El termino conocimiento proviene del griego gnosis (γνῶσις), el cual describe la suma de información precisa concerniente a un tema. Palabra de ciencia es aquel don por medio del cual el Espíritu Santo comunica milagrosamente al cristiano  que lo posee un conocimiento de sucesos pasados o presentes. De acuerdo al contexto y al tema en estudio, es un don sobrenatural, que revela parte de la ciencia o conocimiento de Dios. El Señor que es Omnisciente, nos revela algo de su conocimiento, y en este sentido el don de Palabra de Ciencia es la habilidad de recibir algo de Dios por medio de revelación sobrenatural, las cuales son verdades que por otros medios serían imposibles de saber. Veamos algunos ejemplos de este don en la Biblia:

Ejemplo 1:
“Un hombre llamado Ananías también vendió una propiedad y, en complicidad con su esposa Safira, se quedó con parte del dinero y puso el resto a disposición de los apóstoles. –Ananías- le reclamó Pedro-, ¿cómo es posible que Satanás haya llenado tu corazón para que le mintieras al Espíritu Santo y te quedaras con parte del dinero que recibisteis por el terreno? ¿Acaso no era tuyo antes de venderlo? Y una vez vendido, ¿no estaba el dinero en tu poder? ¿Cómo se te ocurrió hacer esto? ¡No has mentido a hombres sino a Dios!”.
Hecho 5:1-3 (NVI)

                Ananías y Safira deseaban tener una reputación como la de Bernabé un discípulo generoso de la iglesia primitiva que había vendido sus propiedades para dárselos a los necesitados de la comunidad cristiana (Hechos 4:36-37), por lo que decidieron también vender un terreno, pero engañar a los apóstoles dándoles solo una parte de la venta como si fuera el precio por el que lo negociaron, todo con tal de ganar popularidad entre los creyentes. Sin embargo, el Espíritu Santo le revelo a Pedro, a través del don de palabra de ciencia las verdaderas intenciones que había en el corazón de Ananías.

Ejemplo 2:

“Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, señor. Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora”.
Hechos 9:10-11 (RV60)

                Este es otro ejemplo del don palabra de ciencia en el cual, el Señor le reveló a través de una visión a Ananías, que en la calle la Derecha, en la casa de un tal Judas estaba un hombre llamado Saulo de Tarso, que oraba. Podemos observar como el Señor le dio todos los detalles para que lo encontrara y orara por él ya que con el tiempo este hombre se convertiría en Pablo, el apóstol de los gentiles.

Ejemplo 3:

“Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan. Levántate, pues, y desciende, y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado”.
Hechos 10:19-20 (RV60)

                En este pasaje el Espíritu Santo le dio a conocer a Pedro que en ese momento habían tres hombres que lo buscaban y que no les temiera sino fuera con ellos ya que sus intenciones no eran malas, y minutos después así ocurrió, aceptando la invitación de estos hombres y yendo con ellos llego a la casa del centurión Cornelio donde le compartió el mensaje del evangelio a él, su familia y amigos, los cuales se convirtieron a Dios iniciando así la primera iglesia gentil.

Discernimiento de Espíritus.


“…a otro, discernimiento de espíritus…”
1 Corintios 12:10 (RV60)

La palabra discernimiento viene del griego diákrisis (διάκρισις) y significa la capacidad de comprender plenamente un acontecimiento o tema particular. El don de discernimiento de espíritus es la capacidad que reciben algunos creyentes para discernir, es decir, conocer y diferenciar el comportamiento de ciertos poderes que afirman ser divinos. En este sentido a través de este don se puede discernir si el hecho milagroso está siendo operado por el Espíritu Santo o por algún espíritu malo. El don de discernimiento de espíritus es un recurso divino para ayudarnos a cumplir el mandato de no creer a cualquier espíritu, sino probarlo: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios”, (1Juan 4:1, RV60). Veamos un ejemplo en la Biblia.

Ejemplo 1:

“Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora”.
Hechos 16:16-18 (RV60)


                De acuerdo al texto se nos indica que la muchacha tenía un espíritu maligno. Por lo que se observa en este relato bíblico los que conocían a la muchacha no la consideraban demente ni fraudulenta, sino la veían con la capacidad genuina de predecir los acontecimientos ya que tenía espíritu de adivinación. La gente les pagaba a sus amos por sus servicios de adivinación por lo cual ganaban mucho dinero. Fue a través del don de discernimiento de espíritus que Pablo identificó que sus poderes sobrenaturales de adivinación eran procedentes de un espíritu demoníaco, por lo que lo reprendió y lo expulsó en ese mismo momento.


Share on Google Plus

About Walter Cuadra

6 Comments:

  1. Woow, es muy impresionante, esta pagina me ha ayudado mucho a entender los dones del Espíritu.
    Gracias.

    ResponderBorrar
  2. Gracias por el estudio me ayudó mucho que Dios los bendiga.

    ResponderBorrar
  3. Hola , como saber cuándo un sueño es de Dios ? O todos los sueños son demoníacos ?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios lo bendiga, lo importante es estar en comunión con Dios, libres del pecado y en santidad, con lectura bíblica, oración y una vida donde nos congreguemos constantemente, cuando es así, nuestro discernimiento espiritual mejorara para entender si Dios nos habla a través de otro medio.

      Borrar
  4. Muy bien explicado y como me gusta y debe ser siempre con la palabra de Dios,así ninguna persona puede refutar nada y no enseñan engaño,amén. Hagan otro de si hay apostoles y profetas hoy en día y como deven de funsionar

    ResponderBorrar
  5. 26/11/2020 Hola: muchas gracias, el estudio sobre los dones me tragó mucha claridad a las dudas que tenía. Dios les bendiga.

    ResponderBorrar