Dos razones por las cuales escoger a Cristo (Cantares 2:2-3)

“Como el lirio entre los espinos, así es mi amiga entre las doncellas. Como el manzano entre los árboles silvestres, así es mi amado entre los jóvenes; bajo la sombra del deseado me senté, y su fruto fue dulce a mi paladar”.
Cantares 2:2-3

INTRODUCCIÓN


            Alrededor del mundo existen cientos de religiones las cuales profesan ser la verdad, y cada una de ellas afirma conocer a la verdadera divinidad. Entre sus enseñanzas siempre presentan a diferentes líderes a los cuales exhorta seguir. y entre los que podemos mencionar:

            1.      Mahatma Gandhi, en la India y Sudáfrica.
            2.      Mahoma, profeta fundador del Islam.
            3.      Siddharta Gautama, mejor conocido como Buda, fundador de una religión hinduista atea.
            4.      Sai Baba, líder hindú que dice que su fin es unificar a la sociedad en una sola fe.
            5.      El Dalái Lama, líder religioso del lamaísmo o budismo del Tíbet los cuales son considerados una emanación del Buda.
            6.      Los papas de la iglesia católica son considerados la voz de Dios en el mundo y sus decretos son obligatorios bajo pena de condenación.
            7.      En general, del evangelio se han desprendido muchos líderes que torciendo la verdad han presentado un evangelio diferente, aun cuando Pablo advirtió a los Gálatas no caer estos errores, por ejemplo: Elena de Witt, fundadora del Adventismos del 7° día; Charles Rusell, fundador de los testigos de Jehová; Joseph  Smith, fundador de la Iglesia de los Santos de los últimos días, mejor conocida como los mormones; los profetas y apóstoles modernos que proclaman un evangelio de la prosperidad y niegan el rapto, entre otros.

Entre todos ellos, nosotros solo recomendamos a Cristo; pero alguien podría preguntar, ¿Por qué elegir a Cristo? Los versículos que leímos responden a esa pregunta: Como el lirio entre los espinos, así es mi amiga entre las doncellas. Como el manzano entre los árboles silvestres, así es mi amado entre los jóvenes; bajo la sombra del deseado me senté, y su fruto fue dulce a mi paladar. Este pasaje es un cántico de amor que expresa el dulce sentimiento entre una joven pareja, donde el joven o amado es un tipo de Cristo y la joven es un tipo de su pueblo amado, Israel o en su defecto la Iglesia. Aquí podemos encontrar al menos dos razones por las cuales escoger a Cristo.


razones-para-escoger-a-Cristo
Dos razones por las cuales escoger a Cristo

I.                   PORQUE NOS CONVIERTE EN LO MAS PRECIOSO EN ESTE MUNDO


“Como el lirio entre los espinos, así es mi amiga entre las doncellas…”

            La primera razón para escoger amar a Cristo es porque Él nos convierte en lo más hermoso y valioso de este mundo. Cristo hace una diferencia entre sus amados y el resto del mundo: “Como el lirio entre los espinos, así es mi amiga entre las doncellas…”  Los lirios son hermosas flores que crecen en palestinas con las cuales se solía adornar el Templo de Dios, y es con estas hermosas y fragantes flores que el Señor compara a sus amados. En cambio el Señor compara a este mundo con los espinos. El rey David dijo acerca de los que no temen al Señor:

“Más los impíos serán todos ellos como espinos arrancados, los cuales nadie toma con la mano”.
2 Samuel 23:6

            ¿Qué persona en su sano juicio tomaría con sus manos unos espinos? Nadie lo haría. Pues así es este mundo lleno de cardos y espinos que lo único que producen son daños. Cuantas personas viven sin esperanza, llenas de orgullo y amargura, odiando y sufriendo por causa del pecado. Sin embargo, en medio de un mundo que se pierde, Dios ha plantado a su amada iglesia la cual es: “Como el lirio entre los espinos…” La parábola de la perla de gran precio nos enseña este principio:

“También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.
Mateo 13:45-46

            La parábola compara el reino de los cielos, es decir, la vida en Cristo, con una perla de gran precio. En el tiempo antiguo las perlas eran consideradas de gran valor, y en este caso, el mercader encontró una perla preciosa. Esto nos muestra que pueden existir otras cosas valiosas en la vida, ya sea en la música, en el arte, en la ciencia; pero la más preciosa de todas ellas es conocer y ser parte de la vida en Cristo que  nos ofrece.Para poder obtener la perla, el mercader fue y vendió todo lo que tenía. Esto implica que el mercader perdió todo lo que tenía para comprar la perla; pero al mismo tiempo lo gano todo ya que con ella se volvió rico. Así es con Cristo, aunque tenemos que renunciar a nuestra vida para que Él la gobierne, al final lo ganamos todo y más, no solo nos otorga una vida con propósito en esta tierra, sino la vida eterna y un sin fin de gloriosas promesas. Él hace de nuestras vidas un verdadero triunfo ya que tiene poder para restaurarlas y el cántico de Ana, la madre de Samuel, lo expresa así:

“El levanta del polvo al pobre, y del muladar exalta al menesteroso, para hacerle sentarse con príncipes y heredar un sitio de honor. Porque de Jehová son las columnas de la tierra, y él afirmó sobre ellas el mundo.
1 Samuel 2:8

            La segunda razón para elegir a Cristo es:

II.                PORQUE CRISTO ES EL MAYOR TESORO QUE PODAMOS TENER


“Como el manzano entre los árboles silvestres, así es mi amado entre los jóvenes; bajo la sombra del deseado me senté, y su fruto fue dulce a mi paladar”.

            Jesús es como un árbol que proporciona exquisito fruto en medio de un bosque lleno de árboles silvestres que carecen de frutos. Muchos líderes religiosos pueden ofrecer una forma diferente de vivir, pero ninguno se iguala a Jesús. Las Escrituras describen su superioridad: El Salmo 45 dice que Cristo es el más hermoso de los hijos de los hombre, Cantar de los Cantares 5:10 dice que es señalado entre diez mil, Apocalipsis 1 lo describe como el Cristo Glorificado: con rostro resplandeciente, vestido de una ropa que llegaba a los pies, ceñido con un cinto de oro, su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve, sus ojos como llamas de fuego, sus pies como bronce bruñido, su voz como estruendo de muchas aguas, En su diestra tiene siete estrellas, de su boca salía una espada aguda de dos filos y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. ¿Quién puede compararse con Cristo? Ningún líder religioso realizo las obras que Jesús hizo y ni ha recibido los títulos que nuestro Señor posee. Él es el Dios verdadero, el pan que descendió del cielo, la luz del mundo, la puerta de las ovejas, el buen pastor, el camino la verdad y la vida, la vid verdadera, el Mesías esperado, el Rey de Justicia, el Verbo hecho carne, el Esposo perfecto, el Apóstol de apóstoles, nuestro Sumo Sacerdote, nuestro Abogado, el Cordero que quita el pecado, la propiciación por nuestros pecados, nuestro escudo y galardón,  el Maestro divino, el Admirable, Consejero,  Poderoso Guerrero y en general, nuestra esperanza viva.

            CONCLUSIÓN


            Por tanto, las dos razones para elegir a Cristo son:

           1.      Porque Él nos convierte en lo más hermoso y precioso de este mundo.
           2.      Porque Cristo es el mayor tesoro que podamos tener.



Share on Google Plus

About Walter Cuadra

1 Comments:

  1. Es maravilloso entender este libro de amor
    El es fuente de huertos;
    Pozo de aguas vivas,
    Manantial de vida, para todo aquel que quiera beber gratuitamente.
    Dios los bendiga.

    ResponderBorrar