Dos Clases de Necios en la Biblia (Salmo 14:1)


“Dice el necio en su corazón: No hay Dios.  Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien”.
Salmo 14:1

INTRODUCCIÓN


La nave de los necios, es el título de una de las más grandes obras literarias del siglo XV escrita en Alemania por Sebastián Brant. En esta obra el autor critica las costumbres pecaminosas de su tiempo y a las personas que las practicaban las llama necios. Así los describe como un grupo de personas que van en una nave navegando a su naufragio. De igual forma nuestra sociedad  moderna se ha embarcado en una travesía que lo lleva a practicar toda clase de cosas, algunas de las cuales Sebastián Brant las llama necedad. Sin embargo, independientemente de lo que nosotros llamemos necedad, la pregunta es, cuál es en si la definición correcta de esta palabra.

Necio-Biblia
Los Necios en la Biblia

La palabra necio es muy conocida en nuestro léxico. De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española un necio es:

1.                  Ignorante o imprudente o falto de razón.
2.                  Terco u obstinado en lo que hace o dice.

En la Biblia se habla del necio y según ésta es: una persona que no ordena su vida en el temor del Señor y podemos encontramos al menos dos clases de ellos.

            I.  EL NECIO QUE NO CREE EN DIOS Y LO DESAFÍA


El primer necio es el que aparece en el Salmo 14:1. Este afirma: No hay Dios. Estos son los que dicen ser ateos, la Biblia nos dice como son: Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien.

Como consecuencia de negar la existencia de Dios, éstos viven de acuerdo a sus ideologías y practican toda clase de pecado: “El camino del necio es derecho en su opinión; Mas el que obedece al consejo es sabio”. Proverbio 12:14

En la Biblia encontramos  el caso de Senaquerib, rey de Asiria, en 2 Crónicas 32, el cual invadió Jerusalén en tiempos del rey Ezequías. Este era un necio ya que no reconocía a Dios como Señor del mundo y se atrevió a blasfemar  en su contra.

“Además de esto escribió cartas en que blasfemaba contra Jehová el Dios de Israel, y hablaba contra él, diciendo: Como los dioses de las naciones de los países no pudieron librar a su pueblo de mis manos, tampoco el Dios de Ezequías librará al suyo de mis manos”.
2 Crónicas 32:17

Como consecuencia de su necedad Dios lo derroto enviando un ángel que exterminara todo su ejército y cuando huyo a Asiria sus hijos lo asesinaron (2 Crónicas 32:20-21). Como Senaquerib, también han existido otras personas que han demostrado ser necios al no reconocer a Dios y creerse superiores a Él.

1.      John Lennon (Cantante): Algunos años antes, durante su entrevista con una revista americana, él dijo: 'La Cristiandad acabará, desaparecerá. Yo no tengo que discutir sobre eso. Yo estoy seguro... Jesús era ok, pero sus asuntos eran demasiado simples. Hoy nosotros somos más famosos que Él' (1966)... Lennon, después de decir que el Beatles eran más famosos que Jesucristo, le dispararon seis veces.
2.      Tancredo Neves (Presidente de Brasil): Durante la campaña Presidencial, él dijo que si consiguiera 500,000 votos de su fiesta, ni Dios lo quitaría de la Presidencia. Efectivamente él consiguió los votos, pero se enfermó un día antes de ser hecho Presidente, y murió…
3.      El hombre que construyó el Titanic: Después de la construcción del Titanic, un reportero le preguntó cuan seguro sería. Con un tono irónico él dijo: 'Ni Dios puede hundirlo' El resultado: Todos saben lo que pasó al Titanic.
4.      Marilyn Monroe (Actriz): Billy Graham la visitó durante una presentación de un show. Él dijo que el Espíritu de Dios le había enviado a predicarle a ella. Después de oír lo que el Predicador tenía que decir, ella dijo: 'Yo no necesito a su Jesús.' Una semana después, murió en su departamento.
5.      Campinas (EN 2005): En Campinas, Brasil, un grupo de amigos borrachos, fue a recoger a una amiga... La madre la acompañó al automóvil y estaba tan angustiada sobre la embriaguez de sus amigos y le dijo a la hija, sosteniendo su mano, ya sentada en el automóvil: 'Mi hija, Vaya Con Dios y permita que Él la Proteja…Ella respondió: 'Sólo Si Él (Dios) viaja en el maletero, porque aquí dentro ya está Lleno ' Horas después, en las noticias dijeron que hubo un fatal accidente, todos habían muerto, el automóvil no podría reconocerse, pero sorprendentemente, el maletero estaba intacto. La policía dijo que de ninguna manera el maletero podría permanecer intacto, se sorprendieron ya que dentro del maletero había una canasta de huevos y ninguno estaba roto.

Como Senaquerib estos perecieron en su necedad al no reconocer a Dios y vivir de acuerdos a sus preceptos.

            II. EL NECIO QUE VIVE COMO SI DIOS NO EXISTIERA


“También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios”.
Lucas 12:16-21

La segunda clase de necio es aquel que vive tan afanado en sus trabajos o proyectos que se olvida por completo de Dios. En esta parábola este tipo de necio vivía sin la más minina preocupación de la salvación de su alma, creía que tenía mucho tiempo por vivir y cuando creía que su vida seria mejor, Dios mando a pedir su alma.

En cierta ocasión leyendo el sermón de otro predicador éste decía: El otro día oí acerca de un hombre que:
*      cepillaba sus dientes dos veces al día.
*       iba al doctor dos veces al año a chequearse.
*      usaba sus botas cuando llovía.
*      dormía con las ventanas abiertas para tomar aire fresco.
*      llevaba una dieta de vegetales y frutas frescas.
*      dormía por lo menos 8 horas todas las noches.
*      nunca fumaba, bebía o perdía su temperamento.
*      Se ejercitaba fielmente todos los días trabajaba duro y ahorraba cada dólar que ganaba. 

Estaba preparado para vivir cien años— ¡Pero murió a los 25! Su funeral fue un Martes.  Le sobreviven 18 especialistas, cuatro institutos de salud, seis gimnasios, numerosas facturas de comida saludable y vitaminas y $1, 000,000 en una cuenta de banco. Él cometió un solo error – olvidó a Dios.
Cuantas personas viven así planeando el futuro, cuidándose, buscando las mejores oportunidades, preparándose mejor; pero si esto se hace sin considerar a Dios y sin tener cuidado de nuestra alma, al final seremos necios y nuestro fin será amargo.

CONCLUSIÓN


1.      El que dice no hay Dios y lo desafía es un necio.
2.      El que vive para si mismo sin buscar la salvación de su alma, ignorando la existencia de Dios, es un necio.
3.      Ambos les espera un final terrible.
4.      El deseo de Dios es que seamos sabios y el principio de la sabiduría es el temor a Dios.

“El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre”.

Eclesiastés 12:13


Share on Google Plus

About Walter Cuadra

0 Comments:

Publicar un comentario