El Remedio para la ansiedad (Salmo 55:22)


“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo”.
Salmo 55:22

INTRODUCCIÓN


            Según un informe de un periódico estadounidense, la ansiedad ha superado a la depresión como el principal problema mental en los Estados Unidos y en nuestro país no es la excepción. Los medicamentos para combatirla son, hoy en día, los productos farmacéuticos que más se venden. Aun en medio de economías florecientes y de estabilidad política, la preocupación y el temor siguen formando parte de la condición humana; estado que no puede aliviarse adecuadamente con una píldora.

            Los agentes que provocan este estado de ansiedad son muchos, los temores de la delincuencia, los problemas económico y familiares, dificultades en el trabajo y en general las injusticias que se cometen en un mundo dañado por el pecado. Ahora bien, David vivió en un mundo muy parecido al nuestro, experimento toda clase de dificultad a lo largo de toda su vida, sin embargo, el encontró el remedio para la ansiedad y lo declara en el Salmo que leímos: “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo”.

remedio-ansiedad
El remedio para la ansiedad

1.      ECHAR SOBRE DIOS TODAS NUESTRAS CARGAS.


“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará…”

            El primer paso para evitar la ansiedad es echar sobre Dios todas nuestras penas. El deseo de Dios no es que nosotros carguemos con todos nuestros problemas, sino que nos fortalezcamos en el Señor y permitirle que tome control de nuestra vida.
“Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”.
1 Pedro 5:7
           
            Como hijos de Dios debemos depositar en Él todos nuestros problemas y temores, pero para ello es importante aprender a confiarle plenamente todos los aspectos de nuestra vida porque cuando es así nuestra alma encontrará la confianza y paz que tanto necesita. Por ello David exhortaba a echar sobre Dios su carga él te sustentará, y el apóstol Pedro decía que al hacerlo él tiene cuidado de vosotros.
       
            En Filipenses el apóstol Pablo nos enseña la manera correcta de echar toda nuestra carga sobre Dios:

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”
Filipenses 4:6-7

            La clave para ello está la oración la cual es capaz de traer la paz de Dios a nuestros corazones y pensamientos .Aparte de esto, también el salmista nos enseña que para evitar la ansiedad debemos: Confiar plenamente en Dios.

2.      CONFIAR PLENAMENTE EN DIOS.


“… No dejará para siempre caído al justo”.

            Esta afirmación es una declaración de fe que expresa la plena confianza que David tenia en el Señor. Como cristianos tenemos que buscar cada día que nuestra fe se fortalezca a tal punto que nuestra confianza en Dios sea fuerte y no dude en ningún momento que Dios obrara a favor de nuestras vidas. La Biblia declara que apoyarnos en nuestra propia prudencia o en nuestras fortalezas no es seguro, pero los que deciden confiar en Dios y lo reconocen como el Señor de su vida tienen la bendición de ser dirigidos por el mejor camino en esta vida.

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.  Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”.
Proverbios 3:5-6

            De igual forma en la carta a los Romanos Pablo añade: “Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado”, (Romanos 10:11).

          CONCLUSIÓN


            Por tanto, el deseo de Dios no es que nosotros llevemos las cargas de nuestra vida y que entremos en gran ansiedad. Al contrario, por medio de su Escritura da la clave para ello:

1.      Echar sobre Dios todas nuestras cargas.
2.      Confiar plenamente en Él.



Share on Google Plus

About Walter Cuadra

10 Comments:

  1. ¡Gloria a Dios!
    Frente a las injusticias de este mundo Dios me dice, tranquila, no temas, haz ruptura con la mismidad, asómate a un horizonte de nuevas posibilidades. Yo soy tu Dios que te sustento. Confía en mí.
    Confío en tí, Mi Señor, no me dejarás avergonzada ni permitirás que el impío se vanaglorie de su poder humano y corrupto.

    ResponderBorrar
  2. Mi Dios ayudame a allenarme de esa fe que David tenia Cuan importante es en estis momentos de mi vida que Echar sobre ti mi Padre todas mis cargas. Te neceaito

    ResponderBorrar
  3. Sin duda alguna por medio de la oración y lectura bíblica es como podemos alcanzar ese nivel y dejarle al Señor nuestras cargas y q Jesus sea haga cargo de nuestra vida...Dios los bendiga

    ResponderBorrar
  4. Es muy cierto. Yo lo he vivido, aunque a veces me he preocupado, pero el Señor de mi vida me recuerda q no estoy sola, que confíe en el y descanse en el, porque siempre , siempre obra para mi bien. Bendito sea el Señor Jesús nuestro Dios. Gracias PADRE por tu ESPÍRITU SANTO. Gracias PADRE bueno por tu amor. Gracias por tu palabra q nos da fuerza, confianza y paz. Dios los bendiga por este estudio muy bueno

    ResponderBorrar
  5. Gracias Dios trino y uno porque eres ese consejero espiritual quiero esa Fe de David, gracias x tan bonito estudio Dios les bendiga

    ResponderBorrar
  6. Gracias al Señor porque nos fortalece en medio de las dificultades gracias por este estudio de reflexión

    ResponderBorrar
  7. Hermoso estudio bíblico Dios es quien sustenta nuestra vida de bien,bendiciones

    ResponderBorrar
  8. Nos ayuda a comfiar mucho en el poder de Dios para dar solución a nuestros problemas, nos dice que si pedimos él nos da pero hay que tener fe.

    ResponderBorrar